Ejercicios para mejorar tu corazón
20/03/2017
Laura Garbayo

Ejercicios para mejorar tu corazón

Salud

Como todos sabemos, el corazón es el motor que impulsa nuestro día a día. En corazón es un órgano localizado en el tórax, y constituye la estructura más importante del sistema circulatorio. Es la bomba encargada de impulsar la sangre al resto de órganos del cuerpo, permitiendo de ese modo que el oxígeno y nutrientes, lleguen a cada punto de nuestro cuerpo. Entonces, hablemos de las claves para mejorar nuestro corazón, y mantenerlo activo y sano.

Existen las llamadas enfermedades cardiovasculares, estas son un grupo de patologías que viene derivadas por algún desorden que sufre nuestro corazón. Entre otras, según las OMS (Organización Mundial de la Salud), podemos distinguir:

  • Cardiopatía coronaria: enfermedad de los vasos sanguíneos que irrigan el músculo cardiaco;

  • Enfermedades cerebrovasculares: enfermedades de los vasos sanguíneos que irrigan el cerebro;

  • Arteriopatías periféricas: enfermedades de los vasos sanguíneos que irrigan los miembros superiores e inferiores;

  • Cardiopatía reumática: lesiones del músculo cardiaco y de las válvulas cardíacas debidas a la fiebre reumática, una enfermedad causada por bacterias denominadas estreptococos;

  • Cardiopatías congénitas: malformaciones del corazón presentes desde el nacimiento; y

  • Las trombosis venosas profundas y embolias pulmonares: coágulos de sangre (trombos) en las venas de las piernas, que pueden desprenderse (émbolos) y alojarse en los vasos del corazón y los pulmones.

En la mayor parte de los casos, la mayoría de estas enfermedades se pueden prevenir llevando una vida sana. Detallemos el concepto de “vida sana”; una dieta equilibrada, algo de ejercicio diario, evitar hábitos tóxicos como alcohol o tabaco pueden hacer de nuestro día a día un estilo de vida saludable, que nos haga envejecer gozando de una buena salud.

Veamos ahora algunos de los ejercicios que nos pueden ayudar a mejorar la salud de nuestro corazón. Según la organización mundial del corazón:

  • Para las mujeres: en casos de embarazo, es muy recomendable practicar ejercicio, la natación es uno de los más recomendables. Lo ideal en ejercitar nuestro cuerpo de forma rutinaria, es decir, desde antes, durante y después del embarazo.

  • Desde el punto de vista cardiovascular, el estrés por sí mismo y de forma aislada no supone un riesgo para nuestro corazón. Pero es cierto que  se encuentra frecuentemente unido a otros factores de riesgo, como por ejemplo  la hipertensión arterial, el sedentarismo, la hipercolesterolemia y la obesidad. Es en estos casos, cuando  el estrés sí supone un verdadero factor de riesgo cardiovascular.

  • Para el control de pacientes que sufren diabetes mellitus, se recomienda ejercicio regular, y dieta mediterránea.  El objetivo principal  está orientado a controlar la glucemia, el mantenimiento del peso ideal, mejorar la calidad de vida y evitar la aparición de posibles complicaciones.

  • En 1989, y después de numerosos estudios, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Sociedad Internacional de Hipertensión Arterial incluyeron, por primera vez, la recomendación de realizar ejercicio físico entre las medidas no farmacológicas destinadas a disminuir los valores de tensión arterial. Desde entonces, la mayoría de los estudios coinciden en su utilidad en el tratamiento y prevención de esta enfermedad.

  • El ejercicio moderado es fundamental en la rehabilitación de los pacientes que han sufrido cualquier patología cardíaca. En estos casos es muy recomendable hablar siempre con su médico especialista para llevar un plan de cuidados adecuado en cada situación.

  • Numerosos estudios han demostrado la actividad física tiene efectos beneficiosos para los pacientes que sufren hiperlipidemia, ya que influye sobre los niveles de lípidos plasmáticos. Sin embargo, también es necesario hablar con un profesional sanitario para determinar el tipo de actividad y dieta que se ha de llevar a cabo.

  • El ejercicio físico, y en especial, la actividad aeróbica además de tener muchos beneficios para la salud cardiovascular, nos da sensación de bienestar. La actividad aeróbica ayuda a mantener un corazón y pulmones  sanos. Además permite que el músculo cardíaco utilice con más eficiencia el oxígeno. Por ese motivo, la práctica de ejercicio regular protege el sistema circulatorio, regulando la tensión arterial, y aumentando el volumen y el flujo sanguíneos. Las principales actividades físicas recomendadas son:

 

  • Sexo y cuidado del corazón. Es frecuente pensar que tras haber sufrido algún tipo de patología cardíaca, puesta vida sexual se pueda ver afectada. En estos casos, es importante hablar con su médico y pedir consejo, se ese modo se podrán conocer los límites y saber hasta dónde se puede llegar.

En resumen, para mantener un corazón sano y fuerte, hemos de llevar una vida sana, mantener una dieta equilibrada y realizar el ejercicio que más de adecua a nuestra edad y condición. ¿Os veis preparados para cuidar de vuestro corazón a lo largo de los próximos años?

Curso relacionado: Auxiliar de Enfermería | Preparación para pruebas libres

Laura Garbayo
Laura Garbayo

Laura Garbayo Hermoso. Licenciada en Bioquímica, Diplomada en Enfermería. Máster en Enfermería Escolar y Máster en Urgencias. Durante mis más de cinco años de ejercicio como enfermera en el servicio de urgencias del Hospital de Barcelona, he procurado no abandonar mi otra vocación profesional, la docencia, la cual vengo desempeñando desde el año 2004. De este modo tengo  la oportunidad de aunar mis dos perfiles profesionales, por los que siento absoluta devoción.