Impresoras 3D. ¿Qué debes saber antes de comprar una?
17/05/2017
Carlos Yañez

Impresoras 3D. ¿Qué debes saber antes de comprar una?

Informática y Tecnología

Las impresoras 3D van a llegar finalmente a nuestros hogares y nos permitirán diseñar y construir nuestras propias creaciones.

El problema puede venir cuando estamos dispuestos a comprar una pero no tenemos muy claro cuál elegir.

En el post de hoy repasaremos los aspectos que es necesario tener en cuenta a la hora de comprar nuestra nueva impresora 3D

 

Hoy en día existen multitud de opciones y para no equivocarnos en nuestra elección, debemos acotar dichas opciones en base a criterios de elección. Veamos cuáles deberían ser esos criterios.

 

Familiarizarse con el argot de las impresoras 3D

Antes de nada, yo recomiendo que buceéis un poco en Internet con el fin de familiarizaros con diferentes términos del argot empleado con las impresoras 3D y que os ayudará a entender las características de cada modelo.

Hay términos que conviene conocer pues afecta a componentes o características de la impresora que pueden determinar el decantarse por un modelo u otro.

 

¿Necesito una impresora 3D?

Esta es la pregunta clave que debemos saber respondernos antes de plantearnos la compra o no de una impresora 3D.

Primero de todo hay que plantearse si realmente necesitamos una impresora 3D en base al uso que vayamos a darle. En función de esto, quizás nos sea más rentable contratar un servicio de impresión 3D para nuestros diseños en vez imprimirlos nosotros.

Tengamos en cuenta que los costes asociados a una impresora 3D no son sólo los costes de la compra, sino también los costes de los materiales para imprimir (plásticos, resinas y polvo) así como el coste de mantenimiento y puesta a punto al menos una vez al año.

 

Tengo claro que la necesito, ¿con qué objetivo?

Una vez hemos definido que la vamos a comprar, debemos plantearnos con qué objetivo, ya que no es lo mismo usarla para nuestros propios diseños como hobby que para producir objetos que vamos a poner a la venta.

Tenemos que plantearnos si vamos a querer imprimir en color o no, o incluso con varios colores a la vez. Saber si la velocidad de impresión va a ser importante, si vamos a querer imprimir con diferentes materiales y su vamos a darle un uso muy exhaustivo.

Todos estos aspectos van a determinar el tipo de impresora a comprar, además, está claro, del presupuesto que vamos a disponer para la compra. A continuación, detallaremos algunos de los mismos.

 

¿Somos manitas?

Lo primero que debemos determinar es si vamos a comprar una impresora 3D montada o bien somos lo suficientemente manitas como para montar un KIT de impresora 3D. en este segundo caso, nos resultará más económico, pero también tiene sus contras.

Las impresoras 3D que se venden como KITs para montar no son sencillos y además tampoco es trivial la configuración del software. Además, será necesario ajustar la impresora antes de cada proceso de impresión o bien adquirir un KIT con un sistema de auto calibración.

Resumiendo, una impresora ya montada es más fácil de usar, pero también tiene un coste más elevado.

 

El software

Las impresoras vienen con un software que es el que te va a permitir realizar tus creaciones en 3D o bien editar ejemplos ya existentes para modelarlos a tu gusto y posteriormente enviar a imprimir.

También cabe la posibilidad de usar otro software de terceros, pero en este caso, deberás asegurarte que sea compatible con el modelo de impresora que vayas a adquirir.

Por norma general, el software que aporta la impresora es suficiente para realidad diseños 3D de todo tipo.

 

Materiales a usar

Existe gran diversidad de materiales que se pueden usar para imprimir en 3D, aunque los más habituales son el ABS (Acrilonitrilo butadieno estireno) y PLA (Ácido poliláctico), el segundo hecho a partir de maíz y por lo tanto ecológico

Existen más opciones como son el laybrick (textura similar a la piedra), laywood-D3 (aspecto de madera), soft pla (para objetos flexibles), nylon (es reutilizable) o bendlay (es transparente).

En base a nuestras necesidades, deberemos ver si la impresora que queremos es capaz de usar diferente variedad de material o no. Igualmente, los costes de un material o de otro son diferentes lo cual deberemos tener en cuenta para estimar lo que nos costará imprimir.

Por ejemplo, los rollos de ABS son más económicos que los de PLA, pero la duración de estos últimos es mayor.

 

Velocidad y calidad de impresión

La calidad de impresión viene determinada por dos parámetros, la velocidad de impresión y la resolución de capa.

La relación es inversamente proporcional, es decir, tendremos una mayor calidad cuanto menor sea la velocidad de impresión y la altura de la capa. Con el software de la impresora, tendremos cierta capacidad para elegir el valor de estos dos parámetros que, sin embargo, vendrán determinados con unos valores mínimos por parte del fabricante.

 

Importancia del extrusor

El extrusor es quizás la parte física más importante de la impresora. Está compuesto por varias piezas: la boquilla, un bloque calentador, una resistencia térmica, un sensor de temperatura y un motor para empujar el filamento.

Decimos que esta parte es muy imo0rtante pues el tamaño del orificio de la boquilla por donde debe salir el finalmente para la impresión, determinará la anchura mínima de impresión y por lo tanto redundará en la calidad de la misma.

También debemos evaluar la posibilidad de elegir una impresora 3D con más de un extrusor, lo cual nos permitirá imprimir en más de un color o con diferentes materiales, pero esta posibilidad encarece en precio de la impresora 3D.

 

Garantía y soporte post-venta

Un último punto importante es conocer el tipo de garantía que nos da el fabricante y sobre todo dónde poder acudir en caso de necesitar alguna reparación.

Hay que valorar el disponer de un servicio post-venta local que nos garantice la resolución de incidencias de forma eficiente.

 

Y hasta aquí los aspectos más importantes que considero que deben tenerse en cuenta a la hora de adquirir una impresora 3D. Este tipo de equipamiento aún es caro, aunque el rango de precios puede variar entre los 500€ hasta donde se quiera.

Si te animas a comprarte una, puedes comentarnos que tal la experiencia pues seguro que nos aportará mucho a todos de cara a una futura compra.

Impresoras 3D. ¿Qué debes saber antes de comprar una?
Carlos Yañez

Biografías: Ingeniero Superior de Telecomunicaciones por la UPC. Director de Informática en un Laboratorio de Análisis con implantación nacional. Profesor de los cursos de Electrónica y Técnico en Sistemas Microinformaticos y Redes.