¡YA ES PRIMAVERA!
21/03/2017
Eva Cebollero

¡YA ES PRIMAVERA!

Educación

El pasado mes de enero escribí un artículo en el que os proponía “Manualidades de invierno para realizar en el aula de educación infantil”.

Ayer, 20 de marzo, estrenamos estación… ¡Ya es primavera! Para celebrar su llegada (y con ella, el calorcito y los días más largos) os traigo una selección de manualidades que podemos hacer en el aula para, en esta ocasión, llenarla de colores vivos y alegres.

Como siempre las he dividido por edades, según la dificultad de ejecución. Por tanto, empezaré con propuestas muy sencillas y, poco a poco, irán siendo un poco “menos sencillas”.

Sin más preámbulos, empiezo a describir mis propuestas:

  1. MURAL DE COLORES DE LA PRIMAVERA: En niños a partir de los 18-24 meses (aproximadamente) es importante ofrecerles un soporte bastante amplio para empezar a realizar sus primeros grafismos. Por este motivo, siempre incluyo en mis propuestas esta “manualidad”. Se trata de colgar un buen trozo de papel de embalar (preferiblemente blanco, para destacar los colores con los que vamos a pintar) en la pared y poner al alcance de los niños platos de plástico (o algún material similar) con témperas de colores vivos, relacionados con la primavera (rojo y amarillo para que al mezclarlo observen que se forma el naranja; verde; rosa y azul con los que se puede formar el lila…) y los instrumentos para pintar que elijamos (pueden ser las propias manos, esponjas, pinceles, rodillos, elementos naturales relacionados con la primavera como flores…) en función del grupo de edad en concreto al que nos estemos dirigiendo. Más adelante, podemos proponer la misma actividad, pero dejándoles papeles de colores vivos (de seda, de celofán, de pinocho…) para que los rompan en trozos pequeños (y así trabajar la motricidad fina) y los peguen en el papel de embalar con cola blanca mezclada con agua (otra opción es pegarlos en un gran trozo de “ironfix” transparente pegado en la pared). Es una actividad divertida y disfrutan expresándose libremente.
  2. REPRODUCCIÓN DE ELEMENTOS PRIMAVERALES: A partir de los 3-4 años, cuando empiezan a dibujar con intencionalidad, podemos proponerles esta sencilla actividad: consiste en dar a cada niño/a del grupo un folio tamaño DIN A 3 o 4 (depende de la edad) y colores (ceras, lápices, “plastidecor”…). Dejaremos encima de cada mesa un elemento relacionado con la primavera (en la imagen que os propongo a modo de ejemplo observaréis un jarrón con flores) y les pediremos que lo reproduzcan. Es importante tener en cuenta que todas las creaciones que hagan son válidas, pues es su forma de interpretar ese elemento y, además, cada niño/a está en un momento madurativo concreto (y respetar los diferentes ritmos con los que nos podemos encontrar es imprescindible).
  3. DIBUJOS 3D: Esta manualidad también es muy sencilla, pero está pensada para niños que ya dominan diferentes habilidades relacionadas con la motricidad como: cortar papeles con tijeras, recortar con el punzón y enganchar con pegamento. Es decir, la propondría en un aula con niños a partir de los 3 años y medio o 4 (siempre hablo aproximadamente y teniendo en cuenta el grado de maduración del grupo en global). Consiste en proporcionarle a cada niño/a un folio tamaño DIN A 4 con un dibujo en blanco relacionado con la primavera (puede ser una mariposa, como la que tenemos en el ejemplo; una abeja; una flor; etc.). Tienen que recortar el dibujo con un punzón. Una vez recortado, harán bolitas con papeles de seda de colores alegres que tendrán que enganchar a su antojo en el dibujo para darle vida al elemento primaveral que les haya tocado.
  4. COMPOSICIÓN LIBRE: Los niños y niñas un poco más grandes ya dominan bastantes habilidades, por este motivo, la manualidad que os propongo ahora está pensada para realizarla a partir de los 4-5 años. De nuevo la idea es muy sencilla. Se trata de dar a cada uno un soporte en papel (lo más adecuado sería una cartulina DIN A 4 del color que ellos elijan) y varios elementos (botones de colores, “pelapipas”, “bastones” de color madera, pompones, témperas, ceras, rotuladores, papel de seda, papel celofán, figuras de fieltro o gomaeva, tijeras, cola blanca, pegamento, pinceles, etc.) para que ellos/as puedan escoger los que les resulten más interesantes y creen algún elemento relacionado con la primavera (puede ser un collage o, por ejemplo, una flor como la que tenemos aquí debajo a modo de ejemplo). Gracias a esta actividad no sólo estamos trabajando la primavera, también estamos potenciado su creatividad.

 

 

Hasta aquí mi propuesta de manualidades de primavera para realizar en el aula. Espero que os haya gustado y resultado interesante y, sobretodo, que la pongáis en práctica.

 

Seguro que vosotros y vosotras tenéis muchas ideas y podemos aprender los unos de los otros, por tanto, espero que hagáis vuestras aportaciones introduciéndolas en los comentarios de este artículo.

¡YA ES PRIMAVERA!
Eva Cebollero

Licenciada en Pedagogía por la Universidad de Barcelona. Título de Técnica en Educación Infantil cursado en el IOC. Profesora del curso de Técnico en Educación Infantil de CEAC.