11 ideas originales y saludables para el desayuno

11 ideas originales y saludables para el desayuno

Francesc Olalla

11-07-2018

Está fuera de toda duda la importancia que tiene el desayuno en nuestra dieta. Es la primera ingesta del día después de estar, como muy poco, la tercera parte de las horas del día sin aportar ningún alimento a nuestro cuerpo. Aunque parezca paradójico, saltarse el desayuno favorece la obesidad  ya que el desayuno activa el metabolismo y prepara nuestro cuerpo para quemar calorías con más facilidad , si el organismo prevé un lapso de tiempo excesivamente grande, ralentiza el metabolismo para conservar su energía por lo que tenderá a “almacenar”   grasas y, por tanto, consecuentemente favoreciendo la obesidad. 

Un buen desayuno evitará estas desagradables consecuencias aportando a su vez una buena dosis de energía lo que facilitará nuestro buen humor y nos preparará para rendir más en el trabajo, en los estudios y, en definitiva, en nuestro quehacer diario. Además nos dará una sensación de saciedad, lo que evitará que comamos más de los que necesitamos en el resto de las ingestas. 

Características de un buen desayuno

Pero la realidad es que, ya sea por falta de tiempo, por dejadez o simplemente por comodidad, no siempre cumplimos con esta premisa. Antes apuntar algunas ideas para elaborar unos desayunos saludables y originales y, por qué no, divertidos, vamos a apuntar algunas de las características que debe reunir un buen desayuno.  

  • En el desayuno se debería ingerir,  al menos, entre el 20 y el 25 % de las calorías totales del día. 
  • En el desayuno debemos consumir principalmente hidratos de carbono y proteínas, especialmente estas últimas en detrimento de los primeros.  

  • Variedad. La clave para tener unos desayunos divertidos está en la variedad para evitar la monotonía y el aburrimiento.  

  • Dediquemos el tiempo necesario y olvidémonos de las prisas y si podemos desayunar acompañados, mejor. Hagamos un ritual ya que nos ayudará a afrontar el día con mayor optimismo y energía.  

  • No improvisemos y dediquemos tiempo a una correcta planificación. 

Ideas originales y saludables para un excelente desayuno. 

La falta de tiempo no es una excusa: tenemos que mentalizarnos que estamos ante una de las comidas más importantes del día por lo que tenemos que preparar y planificar con detenimiento nuestro desayuno. Veamos algunos ejemplos. 

  • Huevos al estilo benedictine. Tostaremos un panecillo integral y colocaremos unas hojas de lechuga en cada una de las tapas del mismo y unas láminas de aguacate. Pondremos los huevos escalfados encima y decoraremos con un cordón de salsa de mostaza. 

  • Rebanadas de salmón. Sobre dos rebanadas de pan de centeno untaremos crema de queso y pondremos encima unas hojas de espinacas frescas, coronaremos con  unas lonchas de salmón ahumado y espolvorearemos con eneldo. 

  • Tosta de queso y melocotón. Tostaremos ligeramente una rebanada de pan integral y la cubriremos con queso  cremoso y canónigos, poniendo encima melocotón cortado a dados. 

  • Sandwich vegetal. Untaremos dos rebanadas de pan integral con mostaza y las rellenaremos de pepino, pimiento rojo y pimiento verde, hojas de espinacas y brotes de soja. Podemos enriquecerlo con huevo duro o con un filete de melva. 

  • Avena con mango. En un bol añadiremos copos de avena con un yogur desnatado y  un mango cortado en trocitos. 

  • Tortilla de espinacas. Haremos una tortilla con un huevo entero y una clara y pondremos unas hojas de espinacas  frescas. Acompañaremos de unos biscotes integrales y un batido de naranja y plátano. 

  • Crepes rellenos. Podemos hacer la masa de los crepes con leche desnatada y azúcar integral para hacerlos más ligeros. Rellenaremos un crepe con requesón, nueces y miel.  

  • Tostadas con chocolate. No descartemos darnos algún capricho de vez en cuando: untaremos unas tostadas con crema de chocolate casero que haremos triturando avellanas con cacao en polvo y leche desnatada en la cantidad suficiente para conseguir una crema suave. Untadas las tostadas las pasaremos por la sartén unos segundos. Es delicioso, pero no conviene abusar… 

  • Burrito de huevo y champiñones. Haremos un revuelto de champiñones previamente laminados  y rellenaremos una totita de maíz que pondremos unos minutos en el horno…  

  • Sandwich de higos y calabacín. Tostaremos dos rebanadas de pan integral y las rellenaremos de calabacín cortado en rodajas (crudo o marcado en la plancha) y con unos trozos de higo. Aleñaremos con yogur mezclado con unas cucharadas de zumo de limón. 

  • Tortilla de jamón y queso. Haremos dos tortillas a la francesa de un huevo cada una y las utilizaremos como si fuesen lonchas de pan. Las rellenaremos con jamón curado y queso y unas hojas de rúcula y canónigos.  

Todos estos bocados se deben acompañar de alguna bebida ya sea un café, café con leche desnatada o de algunos batidos. Yo los prefiero a los zumos ya que estos descartan la pulpa  que es donde se encuentra la mayor cantidad de fibra, por lo que sacaremos más partido de un batido al que añadiremos frutas o verduras. Esto no son más que unas modestas ideas, la imaginación de cada uno hará el resto. 

Curso relacionado: FP de Grado Medio de Técnico en Cocina y Gastronomía

Profile picture for user Francesc Olalla
Francesc Olalla

Técnico Superior en Restauración. Experto en producto y en producción de cocina transportada. Apasionado por la cocina en todas sus variantes de elaboración y de gestión.