14 consejos de salud para combatir las digestiones pesadas en Navidad

14 consejos de salud para combatir las digestiones pesadas en Navidad

Laura Garbayo

25-12-2017

Por fin llegan las Navidades, ese momento del año que niños y adultos ansían con tantas ganas a lo largo del año. Estás épocas vienen acompañadas de alegría, regalos, magia para los más pequeños y grandes comilonas para los no tan pequeños. En el artículo de este mes explicaremos algunos consejos de salud que nos ayuden a combatir las digestiones pesadas, que en algunas ocasiones padeceremos.

Tal y como describió el diario La Vanguardia, “los trastornos funcionales digestivos, son un conjunto de síntomas, que vienen provocados por alteraciones en el normal funcionamiento del aparato digestivo y que, por tanto, provocan síntomas molestos en los pacientes que los padecen y que dependiendo de su frecuencia e intensidad, pueden alterar de forma importante la calidad de vida de las personas que los sufren. Tanto es así, que un gran número de los casos de absentismo laboral se deben a estos procesos y conllevan un gran gasto socio-sanitario en su estudio y diagnóstico en la gran mayoría de casos.”

Podemos definir la digestión como el proceso de transformación de los alimentos, previamente ingeridos, en sustancias más sencillas para ser absorbidos por nuestro organismo. Es importante tener presentes que según la persona, las digestiones serán de una manera o de otra. Pero sí existen unos factores comunes que pueden ayudarnos a combatir las digestiones pesadas de manera general a todos, veamos los más importantes.

  1. Llevar una dieta equilibrada. Una dieta equilibrada es aquella formada por los alimentos que aportan la cantidad adecuada de todos y cada uno de los nutrientes que necesitamos para tener una salud óptima. La dieta ha de ser variada y se recomienda el consumo de productos frescos y de temporada. No hay que olvidar que aquellas personas que sufren alguna patología, como hipertensión arterial o diabetes entre otras, han de adecuar siempre su dieta a dicha enfermedades.

  2. Los días de las celebraciones importantes conllevan consigo un aumento de la ingesta por parte de todos. Esos días es recomendable desayunar o merendar si la celebración es por la noche, de ese modo evitaremos sentarnos a la mesa con exceso de ansiedad y apetito.

  3. Las celebraciones Navideñas suelen estar acompañadas de platos riquísimos que nos tientan a repetir una y otra vez. Es importante evitar repetir, y en la medida de lo posible, tomar raciones no muy grandes de cada uno de los platos ofrecidos.

  4. Se recomienda que los entrantes sean ligeros, ya que en estas comidas, no suelen faltar los segundos platos, postres, dulces y de más tentaciones.

  5. El aperitivo es uno de los protagonistas en estas fechas tan señaladas. Intenta reducir lo máximo posible este entrante, de ese modo el resto de suculentos platos se podrán comer de manera más racionalizada y los excesos no serán tan notorios.

  6. Comer con calma, sin prisas, ayudará a una fácil digestión sin gases.

  7. A la hora de los cafés, no olvidemos que también existen infusiones que ayudan a las digestiones. Es recomendable hacer uso de las mismas si queremos disfrutar de una sobremesa ligera.

  8. Evitar el alcohol es un buen consejo. Pero es conocido por todos que son épocas de brindis, así que en la medida de lo posible cambia las bebidas gaseosas por un vaso de agua.

  9. Las ropa que decidamos vestir el día del evento también es importante. Evita cinturones o conjuntos muy ceñidos.

  10. Existen postres que pueden ayudarnos a mejorar nuestras digestiones. La piña por ejemplo, tiene propiedades depurativas y digestivas.

  11. Los días de excesos alimenticios, es recomendable aumentar la actividad física. Caminar a paso ligero los días previos y posteriores ayudará también a disfrutar de las comidas Navideñas.

  12. Deja pasar unas tres horas antes de acostarte, de ese modo reducirás la acidez y evitarás pasar una mala noche

  13. Compensa las comidas copiosas con otras más ligeras

  14. Reduce alimentos como el tomate, los cítricos, los picantes o el chocolate. Asimismo intenta evitar comidas con exceso de grasas. De ese modo podrás evitar continuos episodios de acidez.

No es de extrañar que todos sepamos reconocer si estamos ante una mala digestión, pues en mayor o menor medida, como norma general, todos nos hemos “empachado” en alguna ocasión. Los síntomas que nos ayudan a identificar una mala digestión son:

  • Hinchazón abdominal

  • Gases 

  • Sensación de pesadez y de “sentirse lleno”

  • Ardor o acidez a nivel estomacal

  • Dolor abdominal

  • Cansancio

  • Náuseas y/o vómitos

  • Ganas de dormir

A fin de combatir los síntomas mencionados, existen diversos remedios caseros y tratamientos farmacológicos. Pero no es recomendable recurrir a ellos si no es bajo en control de un profesional. En los peores casos, si tras el paso de las horas nuestros síntomas empeoran, se recomienda acudir a un centro médico. 

En resumen, prevenir es mejor que curar, ¿nos atrevemos a poner en práctica estos consejos y disfrutar así de la Navidad?

Curso relacionado: FP de Grado Medio de Técnico en Auxiliar de Enfermería

Profile picture for user Laura Garbayo
Laura Garbayo

Laura Garbayo Hermoso. Licenciada en Bioquímica, Diplomada en Enfermería. Máster en Enfermería Escolar y Máster en Urgencias.
Durante mis más de cinco años de ejercicio como enfermera en el servicio de urgencias del Hospital de Barcelona, he procurado no abandonar mi otra vocación profesional, la docencia, la cual vengo desempeñando desde el año 2004. De este modo tengo  la oportunidad de aunar mis dos perfiles profesionales, por los que siento absoluta devoción.