20 síntomas de la deshidratación de los que estar alerta

20 síntomas de la deshidratación de los que estar alerta

Jose Carlos Saz

13-08-2018

Con la actual ola de calor, que estamos sufriendo este verano con temperaturas de hasta 40ºC en varios puntos de la península, os quiero hablar de la deshidratación, en especial de 20 síntomas de los que hay estar alerta si sufrimos un cuadro de deshidratación.

El contenido de agua en nuestro cuerpo representa una media del 60% del peso corporal en el hombre adulto y el 50-55% en la mujer. Esto significa que un hombre de peso medio de 70 kg tiene un contenido aproximado de 42 kg de agua corporal.

Deshidratación

La deshidratación aparece cuando usas o pierdes más líquidos en el organismo de los que ingieres, no pudiendo llevar a cabo las funciones normales. El agua es un nutriente esencial para la vida.

Los colectivos con más riesgo de sufrir un cuadro de deshidratación son los niños, en especial lactantes y los adultos mayores, nuestros ancianos, que por regla general pierden la sensación de sed y no se hidratan de forma idónea, e incluso presentan problemas renales vinculados a la edad. También existe riesgo en las embarazadas y en los deportistas.

Mantener un nivel de hidratación adecuado es imprescindible para la supervivencia, salud, rendimiento físico e intelectual.

Nuestro cuerpo como mínimo pierde un total de 2500 ml de líquidos al día, dividiéndose en orina 1500 ml, sudor 150 ml y heces 150 ml y por último en zonas insensibles como es la piel y los pulmones que suman 700 ml diarios de pérdida. En un clima cálido como puedes ser el nuestro  , las pérdidas de líquidos suben a 3330 ml diarios, así que imaginaros este verano en la península , la pérdida de líquidos que podemos tener, por esto es importante hidratarte durante todo el día.Cuando realizamos un ejercicio intenso, podemos llegar a perder 6600 ml de líquidos diarios, aumentando si se realiza el ejercicio en horas de máximo sol , aumentando el riesgo de golpe de calor.

Los ingresos de líquidos en nuestro cuerpo como mínimo han de ser de 2500 ml diarios, repartidos en bebidas 1500 ml, liquido de alimentos: 700 ml y líquido de oxidación 300 ml, en un clima cálido debemos aumentar la ingesta en 3330 ml y si hacemos ejercicio intenso deberemos de llegar a ingerir 6600 ml líquidos, el día del ejercicio intenso.

Ahora que sabemos cómo funciona nuestro organismo con el balance de líquidos que debemos de tener, debemos de saber los síntomas de la deshidratación, para poder combatirlos.

Debemos de diferenciar la importancia del cuadro de deshidratación, teniendo en cuenta el porcentaje de pérdida de peso debido exclusivamente a la pérdida de líquido.

  • Entre 1-2% de pérdida de agua corporal, podemos perder entre 0,72-1,5 kg de peso corporal, donde aparecerán los siguientes síntomas:

Sed intensa, pérdida de apetito, malestar, fatiga, debilidad, dolores de cabeza.

  • Entre el 3-5% de pérdida de agua corporal, podemos perder entre 2,20-2,75 kg de peso corporal, apareciendo los siguientes síntomas:

Boca seca, poca orina, dificultad de concentración y en el trabajo, hormigueo extremidades, somnolencia, impaciencia, náuseas, inestabilidad emocional.

  • Entre el 6-8% de pérdida de agua corporal, podemos perder entre 4-6 kg de peso corporal, apareciendo los síntomas:

Aumento de temperatura, frecuencia cardiaca y respiración, mareos, dificultad para respirar y para hablar, confusión mental, debilidad muscular, labios azulados.

Entre el 9-11% de perdida de agua corporal, podemos perder entre 6,5-9,5 kg de peso corporal, apareciendo los síntomas:

Espasmos musculares, delirios, problemas de equilibrio y de circulación, lengua hinchada, fallo renal, disminución del volumen sanguíneo y en la presión arterial.

  • Pérdidas superiores al 11 % del peso corporal suelen ser incompatibles con la vida.

La muerte se produce por fallo renal y/o por incapacidad del volumen sanguíneo reducido para circular normalmente por nuestro organismo.

Los requerimientos mínimos de ingesta de agua deben ser 150 ml/kg en lactantes ,50-60 ml/kg en niños y 35 ml/kg en adultos, para poder asegurarnos una buena hidratación y evitar la tan temida deshidratación. Deberíamos de consumir al menos 2.5 litros de bebidas/día (unos 10 vasos), pero en embarazo, lactancia y ancianos el mínimo aconsejado debería ser de 3 litros/día (12 vasos).

Ahora que sabemos lo que nuestro organismo consume de líquidos al día y lo que deberíamos de ingerir, podemos decir que estamos preparados para combatir la aparición de la deshidratación, teniendo en cuenta los diferentes grupos de riesgo, pero si empiezan a aparecer los síntomas más leves de la deshidratación seguidos de los más graves, debemos de acudir urgentemente a un centro médico, para tratar la deshidratación, ya que se puede convertir en algo mortal.

Te aconsejo que calcules tu necesidad diaria de líquidos , teniendo en cuenta tu sexo , tu peso , así como tu ejercicio físico diario , y una vez la calcules , valora si estás ingiriendo los líquidos necesarios para tener una buena salud y rendimiento idóneo.  ¡Lo has pensado alguna vez!

Profile picture for user Jose Carlos Saz
Jose Carlos Saz

Diplomado en Enfermería por la Universidad Autónoma de Barcelona(UAB), Diplomatura de Postgrado en Enfermería Psiquiátrica y Salud Mental en UB, Diplomatura de  Postgrado en Psicogeriatría en UAB , Enfermero Especialista en Salud Mental otorgado por Ministerio de Educación, Profesor de CEAC en el área de Salud.