3 trucos que te ayudarán en la cocina

3 trucos que te ayudarán en la cocina

Francesc Olalla

17-01-2018

Al plantear exponer algunos trucos que nos pudieran ayudar en cocina, acudieron a mi mente muchos aspectos sobre los que se podría escribir, desde trucos para la conservación ya sea en frío como refrigeración o congelación, ya sea por otro tipo de procesos como los ahumados o salados, hasta trucos de limpieza tanto de las superficies de trabajo ya sean  mármoles o mesas, como de los diferentes utensilios que se utilizan en la elaboración  de nuestros platos, pasando por trucos para realizar la compra como planificación de menús o gestión de las mermas de otros platos.  

Pero, voy a centrarme en otro aspecto que, para empezar, creo que es más útil, dejando los aspectos antes mencionados para otros artículos. Voy a intentar facilitar la fabricación  de un menú semanal a través de unos pocos trucos o elaboraciones que nos servirán de base para nuestros platos. Hoy en día la falta de tiempo es uno de los problemas más habituales en las familias: el trabajo, los estudios, las actividades extraescolares…  muchas veces nos obligan  a “suprimir”  o a “ahorrar” tareas tan importantes como es la alimentación, convirtiéndola en un trámite necesario y obligatorio que no reparamos en ella. De ahí el aumento del consumo de preelaborados  ya sean croquetas, empanados y comida precocinada en general y de las comidas servidas a domicilio como pizzas.

Que, aunque no siempre sean de dudosa calidad, podemos encontrarnos productos de alta gama entre este tipo de consumiciones, se encuentran alejados de una comida sana y equilibrada pero sí que simplifican nuestra labor en la cocina. 

Trucos de cocina

Voy a explicar varios trucos que con una sola elaboración, vamos a tener la base para cocinar diferentes platos a largo de una semana. La idea es realizar una cantidad suficiente para consumir en varios platos durante la semana. 

  • Sofrito básico. No puede faltar en nuestra nevera ni en nuestro congelador varias dosis de esta sencilla y básica elaboración. Pelaremos unos cuatro dientes de ajo a los que daremos un golpe para chafarlos y los pocharemos en una cazuela con aceite de oliva. Antes de que cojan color, añadiremos aproximadamente un kilo de cebolla cortado en dados y un par de pimientos verdes y dejaremos pochar unos 12 minutos a fuego muy lento. Pasado este tiempo incorporaremos un kilo de tomate triturado (no frito) y un par de cucharadas de azúcar para quitarle la acidez. Seguiremos cocinando a fuego lento unos 15 minutos más. El secreto de esta elaboración está en la caramelización de los productos, por lo que deberemos dejar que se cocine a fuego lento.  Una vez terminada la cocción, trituraremos con el túrmix y porcionaremos. Podemos utilizar desde pequeños recipientes, hasta simples porciones envueltas en film, calculando aproximadamente dos cucharadas soperas por ración. Pero yo prefiero utilizar los moldes de los utilizados para los cubitos de hielo. Una vez congelados tendremos “pastillas” de sofrito que simplemente tendremos que incorporar a la elaboración que vayamos a realizar.  

Con esta elaboración tendremos solucionados gran parte del trabajo de platos como lentejas, fideos a la cazuela, fideuás, algunos arroces, estofados de carnes, o cualquier otro guiso. 

  • Salsa boloñesa. Si enriquecemos el sofrito anterior con alguna otra verdura como puerros y zanahorias y le añadimos carne picada de cerdo y de ternera y un vaso de vino tinto y dejamos cocer, obtendremos una excelente salsa que nos servirá para acompañar cualquier tipo de pasta, para realizar unas berenjenas rellenas al horno gratinadas con queso o para hacer una excelente lasaña e incluso nos dará la opción de un arroz a la cubana. 

 
  • Salsa americana. En una cazuela con aceite de oliva echaremos varios dientes de ajo machacados. Cuando estén dorados los retiramos y añadimos medio kilo de gamba arrocera entera y cuando estén bien calientes flambeamos con  brandi. A continuación añadimos tres cebollas peladas y troceadas unos 800 gr. de tomate triturado y una rama de apio. Sofreímos varios minutos, añadimos pimentón dulce y cubrimos con agua. Dejaremos que hierva unos 25 minutos para terminar triturándolo todo y pasándolo por le colador chino. Nos debe quedar una salsa espesa con textura de crema. Con esta base podremos realizar inmejorables sopas de pescado, nos servirá para realizar un suquet de pescado o nos podremos deleitar con unas soberbias almejas a la marinera. También servirá para enriquecer paellas y fideuás.  

Combinando estas tres sencillas elaboraciones con legumbres, pasta o con el ingrediente que deseemos, podremos elaborar un menú semanal al que sólo habría que añadir algunas verduras hervidas y algunos filetes de pescado o carne a la plancha para considerarlo sano y equilibrado. Sólo deberemos tener la precaución en el momento de cocinar las cantidades suficientes para cubrir las necesidades de un largo periodo sin que se nos eche a perder.  

¿Habéis pensado el tiempo que nos ahorraremos en  la cocina sin perder calidad en nuestra alimentación? Realmente vale la pena… 

Curso relacionado: FP de Grado Medio de Técnico en Cocina y Gastronomía

Profile picture for user Francesc Olalla
Francesc Olalla

Técnico Superior en Restauración. Experto en producto y en producción de cocina transportada. Apasionado por la cocina en todas sus variantes de elaboración y de gestión.