4 CONSEJOS PARA ALARGAR LA BATERÍA DE TU COCHE

4 CONSEJOS PARA ALARGAR LA BATERÍA DE TU COCHE

Ricardo Romero

19-04-2018

4 CONSEJOS PARA ALARGAR LA BATERÍA DE TU COCHE

Si hay algún dispositivo del coche que requiere especial cuidado en su compra y conservación, éste es la batería. No en vano el 42% de los servicios de asistencia realizados en carretera en 2017 estaban relacionados con problemas de batería, mientras que sólo el 14% de las averías estaban relacionadas con el motor, según el RACC. Por eso vamos a profunditzar un poco más sobre este dispositivo de almacenamiento de energia.

El coche apagado no cuida la batería

Muchos conductores creen que cuando un coche está apagado, no consume batería. Esto no es correcto. Ciertos sistemas, como alarmas, cierres o funciones “keyless-go” y de navegación necesitan electricidad, incluso cuando el coche está apagado y todo ello contribuye a que se descargue la batería. Por ello, si un vehículo permanece parado en un garaje durante varias semanas, es muy probable que no arranque (más aún si se trata de un coche antiguo). Para remediarlo, se recomienda conducir el coche una vez a la semana durante al menos diez minutos. Estos trayectos recargan de nuevo la batería contribuyendo a evitar problemas de arranque.

Como afecta el frío a las baterías de los coches

Cambiar la batería del coche en invierno es algo tan habitual que en España se venden cuatro millones y casi el 70% de ellas se cambia en invierno. La antigüedad del coche es otro factor determinante. La mayoría de cambios de batería se producen en coches de más de cinco años. La batería es un elemento que pasa totalmente desapercibido. Debemos tener en cuenta las temperaturas extremas, la frecuencia de uso, los trayectos cortos y la antigüedad del vehículo, como factores determinantes. Todos influyen en la potencia de arranque. El frío y la humedad influyen mucho en la potencia de arranque de la batería. Para evitarlo es necesario protegerla de bajas temperaturas o cuanto menos, mantenerla en buen estado. El gasto energético de un coche en los meses más fríos, aumenta. Por ello, el trabajo de éste elemento de carga del vehículo, se intensifica y le cuesta más arrancar el coche. La temperatura también es un factor determinante. Son muy sensibles a temperaturas extremas y sobre todo a las bajas.

Truco, pisar el embrague antes de arrancar

Una de las dudas que ha surgido desde tiempos inmemoriales es si hay necesidad de pisar el embrague a la hora de arrancar el motor o no la hay. Probablemente la respuesta fácil sería que sí, es muy recomendable hacerlo por si hay una marcha puesta. Pero también será conveniente hacerlo por otros motivos de más peso que podrían incluso evitarnos posibles problemas tanto en el motor de arranque como en la batería del coche. A la hora de arrancar el vehículo tenemos una serie de sistemas que entrarán en juego para realizar esta función. Por un lado está el motor, encargado de generar esa energía necesaria para desplazarnos. En el otro lado la caja de cambios, una de las responsable de que la potencia llegue a las ruedas a través de las marchas. Entre estos dos elementos queda situado el embrague que tendrá una función vital: es el encargado de interrumpir o transmitir la acción del motor a la caja de cambios. Si arrancamos el vehículo sin pisar el embrague (siempre en punto muerto) estaremos sometiendo al motor de arranque a un esfuerzo innecesario. Esto se debe a tiene que arrastrar los engranajes del eje primario de la caja de cambios. Aunque no tengamos ninguna marcha puesta, el movimiento del motor llega hasta el eje de entrada de la caja de cambios y eso podría causar problemas, sobre todo con el motor frío. El aceite que baña los engranajes de la caja de cambios y que es conocido como valvulina es muy denso. Con el frío la viscosidad aumenta y remover ese aceite con el motor eléctrico es un esfuerzo que se elimina con un gesto tan sencillo como es el de pisar el embrague en el momento del arranque. Y habrá otra explicación lógica para el uso del pedal izquierdo en esta maniobra.

Batería de coche con mantenimiento

Hace tiempo las baterías llevaban unos taponcitos (todavía se venden algunas) a través de los que por medio de un densímetro se podía medir la carga de cada celda individual, normalmente son seis celdas en las baterías de 12 voltios. Sin embargo este no era ni es un método accesible para la mayoría de la gente. El ácido sulfúrico mezclado con agua destilada no debe manipularlo nadie que no tenga formación. Mejor no trastear si no sabemos que tocamos y no tenemos protección apropiada. El agua se evapora de las baterías durante la carga y hay que sustituirla. Sin embargo, muchas de las baterías que se venden actualmente suelen ser sin mantenimiento, es decir, no tienen esos agujeritos de comprobación y relleno del agua destilada.

En cuanto a su vida útil, lo habitual es que lleguen a los 4-5 años o incluso más si se presta un poco de atención a su mantenimiento. ¿Realizas algun paso de los anteriores?

Curso relacionado: Electromecánica de vehículos automóviles 

Profile picture for user Ricardo Romero
Ricardo Romero

Ingeniero Técnico Industrial especializado Electrónica Industrial. Técnico Superior de Electromecánica de Vehículos y técnico Hardware/Software de Sistemas Informáticos.