5 maneras de impulsar una pyme hacia la digitalización

5 maneras de impulsar una pyme hacia la digitalización

Anna Mercadé

14-06-2018

Afrontar la digitalización así como la automatización de procesos son unos de los principales retos a los que se enfrentan las pymes actualmente. También es esencial entender los cambios que ocurren en el mercado junto con los cambios en los hábitos de los consumidores para poder adaptarnos a ellos. En el post de hoy, vamos a ver varias maneras de impulsar un proceso de digitalización en una pyme.  

Pasos para impulsar una pyme en su transformación digital

Claramente la tecnología avanza de forma acelerada y hoy en día es prácticamente imposible concebir ciertos procesos empresariales sin el uso de la tecnología pero las preguntas que nos surgen son: ¿necesitamos una transformación digital? ¿Estamos preparados para una digitalización? Realmente se trata de una evolución continua y que no se trata de pasar del 0 al 100 en tres segundos. Por lo tanto, veamos qué pasos podemos dar hacia la transformación digital.

  1. Definición del contexto estratégico y objetivos: como con cualquier cambio que queramos impulsar dentro de la compañía, es importante empezar con un primer paso que consiste en analizar el contexto en el que se encuentra la empresa, qué expectativas tiene la Gerencia o Propiedad, y cuáles son los objetivos marcados. Saber hacia dónde vamos es la mejor manera de empezar un proceso de transformación digital ya que nos ayudará a definir una hoja de ruta y no perdernos entre tantas opciones tecnológicas disponibles.
  2. Conocer cuál es el punto de partida: sabemos dónde queremos llegar pero ¿tenemos claro de dónde partimos? Es muy probable que ya tengamos todo un conjunto de activos digitales que hemos ido incorporando a la empresa con mayor o menor orden y de forma más o menos consciente. De hecho, es muy probable que ya hayamos empezado un proceso de digitalización pero que quizás no lo hayamos hecho de forma explícita. Por ello, es necesario tener claro el inventario de activos digitales junto con las tecnologías utilizadas.
  3. Definición de roadmap: un proceso de transformación digital es un cambio transversal a nivel de la organización que tiene impacto en la mayor parte de áreas funcionales. De hecho, pensar que se trata únicamente de un proyecto de Sistemas o de Informática es claramente un error puesto que impacta en los procesos, en cómo nos comunicamos, en la toma de decisiones, etc.       
    Tendremos que definir el conjunto de iniciativas digitales futuras, organizarlas a nivel de impacto en la organización, prioridad y calendarizarlas en el tiempo, ya que no podremos impulsarlas todas a la vez.
  4. Alineamiento estratégico y tecnológico: para poder definir el roadmap y priorizar, tendremos que ver cuáles son las iniciativas digitales que más se alinean con los objetivos definidos al inicio del proyecto. A nivel de tecnología también será necesario priorizara aquellos activos digitales con una tecnología más similar a la que sea esencial para la compañía. Tenemos que apostar por una tecnología o combinación de soluciones tecnológicas que nos ayuden a crecer de forma consistente y escalable. 
  5. Asignación de responsables y KPIs: para cada uno de los activos, tenemos que definir una persona responsable que actuará como Product Owner (responsable de producto). También asignaremos métricas para que se puedan medir y hacer seguimiento de los resultados obtenidos. Ello nos ayudará a saber si nos estamos moviendo hacia la dirección correcta y con la velocidad adecuada.     

 

Cómo la transformación digital impulsa una pyme

Una vez revisados los pasos a seguir al plantear una estrategia de transformación digital, es importante tener claros cuáles son los beneficios de sumarse a este proceso.

En primer lugar, el hecho de revisar los procesos junto con la implementación de tecnología hace que mejore la eficiencia de las compañías. Automatizar procesos, digitalizar procedimientos que se hacen en papel, re-diseñar flujos, hace que se generen mejoras operativas de forma notable.

En segundo lugar, el hecho de digitalizar la información, tener acceso a tiempo real, datos agregados así como diferentes maneras de explotarlos ayuda a una mejora en la toma de decisiones.  

Como tercer punto, registrar las interacciones con los clientes, tener una única base de datos con perfiles bien trabajados de clientes hace que les conozcamos mejor y que tengamos una visión más clara de cómo son nuestros clientes. Esto por un lado nos ayuda ser capaces de llegar a ellos de forma más relevante y notoria, y por el otro nos puede suponer un aumento en ingresos.

Finalmente, un mayor conocimiento del cliente y el hecho de poner el cliente en el centro de nuestra estrategia también hará que, como compañía, cambiemos el punto de vista y que ello repercuta en un mayor nivel de satisfacción de los clientes. A su vez, una mayor satisfacción de los clientes genera más recurrencia y por lo tanto también genera un incremento en ingresos.

¿Crees que la digitalización puede aportar otros beneficios?  ¿Se te ocurren más ideas para impulsar una pyme? 

Curso relacionado: Gestión Administrativa

Profile picture for user Anna Mercadé
Anna Mercadé

Graduada en Digital Business, Dirección de Marketing y Management. Llevo más de 10 años liderando e impulsando proyectos de e-commerce y marketing en multinacionales del sector hotelero y turismo, automoción y electrónica de consumo.