5 utensilios de cocina que debes tener

5 utensilios de cocina que debes tener

Francesc Olalla

25-10-2017

“Coceremos 100 gramos de pasta con 10 gramos de sal en 1 litro de agua…”; “cuando hayamos rellenado los calamares con la farsa, sellaremos el tubo del calamar con un palillo o brocheta…”;  “una vez cocidas y trituradas las verduras, las pasaremos por el chino y añadiremos nata…”  

Si analizamos estas frases que corresponden  a recetas que podemos encontrar en cualquier revista, recetario o manual de cocina, observamos que si no tenemos una serie de utensilios no podremos realizarlas con éxito: no coceremos una pasta correctamente si no tenemos una báscula; no podremos cocinar unos calamares rellenos si no cerramos el calamar con un humilde palillo mondadientes; no tendremos una crema de verdura fina y sin grumos si no disponemos de un colador chino.  

La conclusión es obvia: si nuestra cocina no está dotada de un equipo de cocina más o menos amplio, no podremos elaborar un gran número de recetas. Generalmente, a la hora de cocinar, sólo nos fijamos en los ingredientes, y ciertamente que  algunos de los cuales no son fáciles de conseguir y somos capaces de remover cielo y mar hasta conseguirlos, pero muchas veces, y no reparamos en ello,  si no disponemos del utensilio correcto no podremos llevar a buen puerto nuestra receta: un simple sacacorchos nos salvará un estofado al que tengamos que añadir un vaso de vino… 

Utensilios de cocina 

La lista puede ser interminable, pero voy a seleccionar algunos que no deberían faltar en una cocina que se precie. Están relacionados con un tipo de cocción determinado, y que sin ellos no haremos las delicias de nuestros comensales ya que no conseguiremos el punto correcto en la cocción de los alimentos.  

Antes, sin embargo, voy a realizar una clasificación de lo que a mi juicio no debería de faltar. Estamos hablando de lo imprescindible: 

  • Batería de cocina: En este grupo se incluyen las ollas, cazos, cacerolas, cazuelas, bandejas, sartenes y paellas. 

  • Cubertería: Toda la gama de cucharas, tenedores y cuchillos  (como mínimo un cebollero, una puntilla, un fileteador y uno de sierra), sacacorchos, abrelatas, espumaderas, cazos, espátulas, batidores y afiladores. 

  • Auxiliares: tablas de corte, escurridores, coladores , chinos, aceiteras,  jarra medidora, báscula y ralladores. 

  • Accesorios: Sin ser imprescindibles son aconsejables:  moldes, embudos, centrifugadoras de ensaladas, molinillos, descorazonador, acanaladores, cortahuevos, cortapastas, prensa para ajos, pelaverduras… 

  • Electrodoméstico pequeño: abrelatas, batidoras, exprimidor, freidora y tostadora. 

Afortunadamente hoy en día podemos encontrar todos estos utensilios con relativa facilidad ya que cualquier comercio al caso los tiene a disposición en una amplia gama de calidades y, por tanto,  de precios.  

 Una alimentación sana y variada consiste, en gran medida, en  la elaboración de productos cocinados con distintas técnicas o tipos de cocción. Atendiendo a este punto creo que no deberían faltar en una cocina los  siguientes útiles: 

  • Olla de cocción al vapor. Se trata de un recipiente con forma de olla que funciona eléctricamente. Este recipiente permite cocciones lentas al vapor con todo el beneficio que tiene. Se usa para verduras y pescados básicamente. 

  • Olla a presión. Es un recipiente hermético que permite cocciones a alta temperatura lo que hace acortar el tiempo de cocinado de  los alimentos manteniendo las propiedades de las largas cocciones tradicionales. 

  • Horno.  Actualmente se han adaptado al uso doméstico hornos de convección que funcionan con ventiladores que consiguen que el aire envuelva a los alimentos permitiendo una cocción rápida y uniforme. Permite la colocación de varias bandejas con lo cual podremos cocinar varios productos simultáneamente para lo que tendremos que controlar los diferentes tiempos.  

  • Microondas.  Permiten una cocción por calentamiento de las moléculas de agua de los alimentos a través de ondas electromagnéticas. Los alimentos se cocinan de dentro a fuera y precisan de un tiempo de reposo para concluir la cocción. Abrevia los tiempos de calentamiento y cocción considerablemente. Apenas se produce evaporación en los alimentos lo que permite una novedosa forma de cocinar que todavía hoy está en pleno desarrollo.  

  • Plancha. Para completar los utensilios que representan los diferentes tipos de cocción, incluiré la plancha. Puede ser una simple sartén que pondremos en la vitro o puede tratarse de un utensilio eléctrico que reparte el calor por toda la superficie permitiendo unas cocciones cuya característica es la caramelización de la parte exterior de los productos.  

 Se podrían incluir muchos más utensilios ya sean electrodomésticos, recipientes de conservación, mantenedores de frío y/o de calor, recipientes de cocción, etc, pero estos que he enumerado nos permitirán realizar todo tipo de cocciones, variadas y sanas que en definitiva es lo que importa.  

Aprovecho para llamar la atención de todos los que nos relacionamos con el mundo de la cocina y reivindicar la importancia de estos enseres ya que muchas veces son los que marcan la diferencia entre una buena elaboración y una excelente elaboración. Pero esta es mi opinión, conclusión a la que llego después de muchos años de experiencia. No obstante, ¿alguién cree que la importancia de los diferentes útiles es relativa? 

Curso relacionado: FP de Grado Medio de Técnico en Cocina y Gastronomía

Profile picture for user Francesc Olalla
Francesc Olalla

Técnico Superior en Restauración. Experto en producto y en producción de cocina transportada. Apasionado por la cocina en todas sus variantes de elaboración y de gestión.