Ahorro factura luz

7 pasos para ahorrar en el consumo de luz

redaccion

21-05-2019

Hoy en día, el poder disminuir en el consumo de la luz puede llegar a suponer un gran ahorro en nuestro presupuesto familiar, sobre todo debido al elevado precio de la electricidad en el mercado energético.En este blog vamos a intentar ayudaros a conseguir dicho ahorro.

 

Entonces, ¿cómo podemos ahorrar en el consumo de la luz?

Existen varias soluciones o consejos para poder ahorrar en nuestro consumo de luz, entre ellas os proponemos:

 

  • Reducir la potencia contratada. La potencia eléctrica es un concepto que se contrata al dar de alta la luz, que indica el máximo de electrodomésticos que se pueden conectar sin que salte el Interruptor de Control de Potencia (ICP) y se conoce como la parte fija de cualquiera factura eléctrica. Reducir la potencia contratada es una gestión muy útil para el cliente, pero previamente tiene que calcular el término fijo necesario para su vivienda y así evitar posibles cortes en el suministro de electricidad. La distribuidora eléctrica solo permite realizar un cambio de potencia contratada al año. Bajar la potencia contratada conlleva un coste para el cliente, que tendrá que abonar a su distribuidora eléctrica un importe de 9,04€+IVA bajo el concepto de derechos de enganche. El cambio se hará efectivo en un plazo de entre 15 y 20 días hábiles. Y cada 1,15 KW de potencia que bajemos suponen casi 50 euros al año.

 

  • Apostar por la discriminación horaria. Una tarifa con discriminación Horaria es la mejor manera de ahorrar en el consumo de la luz para casi todos los hogares. Te interesa si eres capaz de concentrar al menos el 30% de la luz que consumes en horario valle (desde las 22 horas hasta las 12; desde las 23 a las 13 en verano). Los hogares que no tienen esta tarifa consumen de media un 50% en horario valle, por lo que sin esfuerzos adicionales podrían ahorrar 80 € al año en su factura de la luz. La discriminación horaria está disponible tanto para los hogares que tienen contratada la tarifa regulada PVPC, como para los hogares que están con una oferta en el mercado libre. 

 

  • Apagar aparatos en stand-by. El consumo silencioso de los aparatos que están "apagados-pero-encendidos" te sale más caro de lo que crees. Apagar todo lo que se queda en stand-by (televisores, ordenadores, equipos de música...) significa ahorrar un 10% de todo lo que consumes. Para un consumo medio (3.500 kWh/año) esto son 52 euros de ahorro.

 

  • Ajustar el gasto en calefacción/aire acondicionado. En verano apagar el aire acondicionado una hora antes de salir de casa y siempre evitar las fuertes bajadas de temperatura para enfriar con rapidez el ambiente. En invierno se recomienda programar el encendido de la calefacción una hora antes de llegar a casa y de la misma manera que con el aire acondicionado, no subir de manera brusca la temperatura para calentar el ambiente de forma casi instantánea. Una temperatura en casa de 19ºC a 21ºC es razonable y por la noche es mejor que en los dormitorios baje un poco: entre 15ºC y 17ºC. Cada grado de más supone un incremento del 7% en el consumo. Un buen mantenimiento de la caldera puede ahorrarte hasta un 15% al año. Los radiadores deben estar limpios y sin muebles que los tapen (dificulta la difusión del aire caliente), y tienen que purgarse al comienzo de la temporada, en otoño, para que no tengan aire dentro (dificulta la transmisión de calor desde el agua al aire exterior).

 

  • Uso inteligente de los electrodomésticos.  Tanto el horno como la vitrocerámica no pierden el calor de forma inmediata cuando los apagas. Y puedes aprovechar ese calor residual para terminar de hacer lo que estás cocinando. En cuanto a la lavadora, temperaturas entre 40ºC y 60ºC implican un ahorro del 40% en luz. Por lo que respecta al lavavajillas es mejor utilizar los programas Eco que funcionan a unos 50ºC. Y es conveniente tener en cuenta la situación donde está instalado el frigorífico, alejado de las fuentes de calor y con espacio suficiente).

 

  • Apagar las luces. Apagar los interruptores cuando no se necesita luz es la forma más sencilla de ahorrar. Además, podemos instalar interruptores divididos, que encienden solo las luces necesarias, con un programador que las apague cada cierto tiempo o incluso un detector de movimiento para zonas como garajes o trasteros que no se usan a menudo.

 

  • Elegir bombillas de bajo consumo. El uso de las bombillas de bajo consumo puede ahorrar hasta un 80% respecto a las bombillas normales. Su coste inicial es más alto, pero su vida útil es hasta 12 veces mayor que una bombilla incandescente. Además, estas solo dedican el 15% de la energía que consumen a proporcionar luz, el resto genera calor. Con la nueva normativa europea, las bombillas halógenas dejarán de comercializarse a partir del 1 de septiembre, dejando a la venta solo las que los distribuidores tengan en stock. Esto supondrá el cambio del halógeno por las bombillas LED, mucho más eficientes energéticamente y que pueden suponer un ahorro anual muy importante para los bolsillo de los españoles. También son recomendables los tubos fluorescentes, especialmente en habitaciones grandes en las que se necesiten muchas horas de luz. Asimismo, se recomienda mantener las lámparas limpias para no perder luz y no tener que aumentar la potencia.

 

 

Esperamos que esta serie de pasos/consejos os ayuden a reducir vuestro consumo de luz.

Profile picture for user redaccion
redaccion

FP de Grado Medio en Instalaciones Eléctricas y Automáticas

Consigue ahora la titulación oficial del Ciclo Formativo de Grado Medio de Técnico en Instalaciones Eléctricas y Automáticas mediante pruebas libres. Una formación de calidad que te proporciona todos los...

1.500 Horas

Software de Simulación

Prácticas Profesionales

Solicitar información

FP de Grado Medio en Instalaciones Frigoríficas y de Climatización

Prepárate para obtener la titulación de FP de Grado Medio de Técnico en Instalaciones Frigoríficas y de Climatización.

1.300 Horas

Campus online

Prácticas Profesionales

Solicitar información