7 trucos de belleza para disimular imperfecciones y granitos

7 trucos de belleza para disimular imperfecciones y granitos

Txaro Lavilla

29-12-2016

No te escondas, aunque tu piel no sea todo lo perfecta que desearías, estás bien cómo eres. Solo tienes que aprender a disimular las pequeñas imperfecciones o granitos que tanto te preocupan. Vamos,  realizar un pulido de la superficie y a disfrutar… ¡Aquí tienes 7 trucos de belleza que te harán lucir espléndida!

Granitos

Necesitarás: corrector denso (que coincida con tu color de piel y que contenga algo de amarillo para contrarrestar el enrojecimiento);corrector verde,  polvos sueltos; un pincel pequeño con una punta recta, firme (un poco más grande que un pincel delineador de ojos). 

La técnica: Antes de comenzar, hay que ser conscientes de que sólo se puede camuflar el enrojecimiento de un grano; ya que el abultamiento es más difícil de disimular. Utiliza un pincel para aplicar el corrector directamente en la parte superior del granito; luego con una borla o un pincel aplica polvo translúcido y con pequeños toques sobre el corrector fúndelo con la piel y así dejar un acabado liso. Si el grano te ha dejado la zona alrededor muy roja, aplica mejor el corrector verde antes de aplicar la base.

Las ojeras

Necesitarás: corrector cremoso (un tono más claro que tu tono de piel) con una ligero toque dorado (o, para una piel más oscura, albaricoque); polvos sueltos traslúcidos; un pincel pequeño, ligeramente cónico con cerdas sintéticas (el pelo absorbe el exceso de humedad, y reseca el corrector).

La técnica: Comienza  siempre con una crema hidratante especialmente formulada para el contorno del ojo. Deja que se absorba durante cinco minutos, y luego comienza a aplicar el corrector con un pincel en la esquina interna del ojo, aplicándolo  sólo en las zonas más oscuras. Difumínalo con toques suaves sobre el  corrector con uno de tus dedos, a continuación, aplica una ligerísima capa de polvo translúcido con una borla o un pincel de sombra de ojos.

Ojos hinchados

Necesitarás: Gel para  ojos. Lápiz iluminador.

La técnica: Cuando se trata de ocultar una hinchazón, tienes que ser muy sutil es su camuflaje, ya que corres el riesgo de acentuarlas aún más. Intentaremos minimizar la inflamación con un gel de ojos reafirmante, que habremos guardado en el frigorífico, ya que el frío rebaja la inflamación.  A continuación con un lápiz o un pincel  aplicamos un iluminador a lo largo de la hendidura por debajo de la hinchazón. Los reflectores de luz harán que la zona parece menos deprimida.

Rosácea

Necesitarás: Bases de cobertura total; correctores anti rojo.

La técnica: Para restar importancia a las mejillas excesivamente coloradas, por  el resultado de capilares rotos o rosácea, debemos utilizar una base de maquillaje dorado o con matices amarillos, que ayudan a contrarrestar el rosa. Debemos evitar los polvos o las texturas muy mates. Y sobre todo hidratar bien la piel. El sol agrava el enrojecimiento, especialmente si es por causa de la rosácea, por lo que siempre hay que usar protector solar (o elegir una base que lo incluya). Los correctores con matices verdes ayudan a ocultar el enrojecimiento más serio, pero siempre debes aplicar encima una base para asegurar un acabado natural.

Los poros dilatados

Necesitarás: pre-bases de maquillaje; base en polvo. 

La técnica: Ningún producto puede cerrar los poros, pero existen pre-bases de maquillaje que contienen silicona y pueden hacerlos parecer más pequeños ya que se establece una película fina sobre la piel. Si tienes la piel grasa utiliza bases en polvo, pero evita los productos nacarados ya que al reflejar la luz, puede llamar la atención sobre el tamaño de los poros.

Manchas de la edad

Necesitarás: Corrector (un tono más claro que tu tono de piel, con tonos melocotón o dorados para iluminar); pincel; base en polvo y/o crema (que coincida con tu piel). 

La técnica: Para manchas oscuras aisladas, aplica suavemente el corrector en la parte superior con un pincel fino e intégralo con el dedo para difuminar los bordes. A continuación, utiliza un pincel grande para aplicar una fina capa de base en polvo sobre toda la cara. Esto ayudará a que se unifique el color de las correcciones (La piel muy seca debe elegir una base líquida o crema en su lugar.) Si tienes la necesidad de cubrir manchas más grandes, es recomendable  empezar con una base líquida en toda la cara, y luego aplicar los correctores en las zonas más oscuras, después matizar.

El herpes labial

Necesitarás: crema tratante; bastoncillos; corrector y brillo de labios. 

La Técnica: Antes de cubrir la llaga, aplica un poco de pomada para protegerlo. No hay un tratamiento tópico que haya demostrado acortar significativamente la vida útil de un herpes labial, pero es importante para mantenerla húmeda mientras se cura. A continuación, aplica un corrector que coincida con tu color de piel alrededor de los labios. Para evitar la contaminación de tu maquillaje, utiliza un bastoncillo. Si tienes la zona muy dolorida, recubre con un poco de vaselina en primer lugar ya que así se deslizará con mayor facilidad sobre la zona inflamada. No aplicar perfiladores ni nada que resalte el labio. Únicamente aplica un brillo de labios rosa / natural, de nuevo con un bastoncillo limpio. Para desviar la atención de la zona dale más importancia al maquillaje de ojos esos días.

Y lista, ya estás preparada para salir segura de tu aspecto. ¡Porque con estos trucos de belleza, estarás de 10!

Curso relacionado: Estética y Belleza

Profile picture for user Txaro Lavilla
Txaro Lavilla

Técnico Especialista en las especialidades de Peluquería y Estética, y Técnico Superior en Asesoría de Imagen Personal. Docente de estas especialidades tanto en centros públicos como privados. Tutora de los cursos de Peluquería y belleza de CEAC.