8 tendencias empresariales que vendrán en 2019

8 tendencias empresariales que vendrán en 2019

Anna Mercadé

31-12-2018

Principales tendencias empresariales para 2019   

Dentro de todas las líneas de actuación de las compañías y de las diferentes áreas funcionales, siempre resulta complejo definir cuáles serán las tendencias para el año ya que no siempre, aquellas tendencias que previsiblemente despuntarán lo acaban haciendo. Pero aun con cierto grado de incertidumbre, veamos cuáles son las tendencias que previsiblemente tenemos que tener en el radar para el año que iniciamos. 

 

1. Seguridad de los datos: hay dos tendencias que marcan este punto y es, por un lado el cumplimiento de la nueva normativa europea en cuanto a protección de datos, y por el otro, el hecho de escándalos que han ocurrido en 2018 a raíz de ataques que grandes empresas han sufrido a sus bases de datos. Para el primer punto, observaremos cómo las empresas seguirán adaptándose e implementando los requerimientos legales para cumplir con esta normativa. A nivel de seguridad de los datos y de gobernanza y custodia de los mismos, veremos cómo las empresas dedican más recursos, mejorarán sus procesos y extremarán las precauciones para asegurar que sus propios datos y datos de sus clientes están a salvo. 

 

2. Sostenibilidad: la conciencia por el impacto que estamos generando a nivel medioambiental no es ninguna novedad pero en el año que empezamos las empresas van a incorporar la sostenibilidad dentro de su cadena de valor. No solo para conseguir maximizar la eficiencia a nivel operativo sino también para que sea unos de los elementos de valor de cara a los clientes. Los consumidores son totalmente conscientes de estos temas y ello ayuda a mejorar la propuesta de valor y llegar a esos clientes. 

 

3. Centrados en el cliente: las compañías irán evolucionando hacia el enfoque cliente entendiendo que los procesos tienen que redefinirse evolucionando de un modelo en el que se parte de una perspectiva interna a una visión en la que el cliente está en el centro. Para ello, los productos, servicios, comunicaciones, así como los puntos de interacción con los clientes se personalizarán para poder ofrecer a los clientes lo que demandan de forma mucho más personalizada y ágil.   

 

4. Orientación a los indicadores de gestión: la toma de decisiones se orientará definitivamente en base a datos, es decir, que veremos como muchas compañías evolucionarán hacia una cultura data driven. Ello hace que ser estructure mucho más la recopilación de datos de gestión para poder consolidarlos, explotarlos y que sean accesibles para una mejor toma de decisiones. Para ello, las empresas se dotarán de cuadros de mando o dashboards que les permitan acceder a estos datos de forma ágil.     

 

5. Contratación de servicios en base al uso y con orientación a éxito: debido a los entornos cambiantes y a la volatilidad de los mercados, las empresas tenderán a evitar la contratación de servicios que impliquen largos contratos, o el pago de licencias. Por el contrario, se inclinarán por servicios en los que se pague en función del consumo y en base a resultados obtenidos para ganar en flexibilidad e incluso conseguir eficiencia en costes.    

  

Tendencias tecnológicas en la empresa para el nuevo año

A nivel tecnológico, observamos que es un área en la que ya venimos observando cambios sustanciales y que el ritmo cambiante seguirá en aumento. Por ello, vamos a dedicar un apartado concreto dentro de este post de tendencias para el 2019.  

6. Inteligencia artificial: a través de la tecnología que permite consolidar datos, analizar patrones y establecer comportamientos predictivos, esto ayudará a las empresas a ofrecer un enfoque a clientes mucho más inteligente y personalizado. También permitirá anticipar tendencias que ayudarán a optimizar procesos a nivel operativo y establecer políticas comerciales más adaptadas a las tendencias de mercado, ayudando a las empresas a reaccionar de forma más rápida. 

 

7. Uso de la voz: esta tecnología se prevé que será la siguiente gran revolución después de la aparición de internet. Por ello, las compañías empezarán a adaptarse a esta tecnología para ser relevantes para los clientes. Del mismo modo que hasta ahora las empresas se han preocupado en ser muy relevantes para los buscadores, el siguiente paso es ser relevantes y facilitar que nuestros clientes puedan interactuar con nosotros a través de la voz. 

 

8. IOT: cada vez más el internet de las cosas así como aspectos domóticos van incorporándose a nuestro día a día. Por ello, las compañías este año seguirán innovando en este campo y viendo como incorporan esta tecnología tanto en la parte de innovación de producto como de servicio.  

 

¿Qué tendencia crees que es más relevante? En tu empresa, ¿estás trabajando ya en alguna de ellas? 

 

Curso relacionado: Curso de Comercio Internacional 

Profile picture for user Anna Mercadé
Anna Mercadé

Graduada en Digital Business, Dirección de Marketing y Management. Llevo más de 10 años liderando e impulsando proyectos de e-commerce y marketing en multinacionales del sector hotelero y turismo, automoción y electrónica de consumo.