Actividades para hacer con mayores durante el verano

Actividades para hacer con mayores durante el verano

Jose Carlos Saz

30-06-2020

En el post de esta semana, quiero hablaros de actividades para hacer con mayores durante el verano, algo sencillo, de no ser porque estamos pasando una pandemia llamada COVID-19, que ha dejado un número importante de fallecidos entre nuestros mayores y un confinamiento de 99 días para todos los españoles, donde solo hemos podido salir de casa para realizar las tareas más básicas, como ir al médico y comprar alimentos de primera necesidad.

Me gustaría comentar que uno de los efectos psicológicos que estamos viviendo tras los 99 días de confinamiento, es el aislamiento social de nuestros mayores, hay muchos mayores que viven solos, vulnerables, que no tienen mucha vida social y que la hacen precisamente cuando salen a dar un paseo, a hacer compras, etc. para ellas esto ha sido aún más grave porque aumenta la sensación de aislamiento que ya de por si tienen en su vida cotidiana, reforzando la soledad y disminuyendo la autoestima.

Otro efecto negativo de este confinamiento ha sido la falta de movilidad de nuestros mayores, realizar ejercicio de forma regular puede ayudar a reducir y a prevenir algunas condiciones asociadas con el envejecimiento, mejora la salud cardiovascular y la autoestima, por no decir, que la actividad física ayuda a tener más flexibilidad y fuerza, cosa que nos ayudará a prevenir el riesgo de caídas, muy frecuente en los ancianos. Podemos afirmar que en la tercera edad, el ejercicio es un elemento básico para el bienestar físico y mental, que ha sido disminuido e incluso anulado durante estos 99 días de confinamiento.

Por lo que ya os avanzo que las actividades de nuestros ancianos para este verano, deben ir centradas en disminuir el aislamiento y la soledad y aumentar la movilidad y el ejercicio físico.

Para realizar las actividades este verano con nuestros mayores, hemos de tener en cuenta las siguientes medidas de prevención ante el COVID-19:

  • Lavado frecuente de manos (con agua y jabón o gel con alcohol), especialmente al llegar a casa o si se han podido contaminar en el exterior. 
  • No tocarse la cara si antes no se han lavado de manos. 
  • Protegerse al toser o estornudar; usar y desechar los pañuelos. 
  • No compartir objetos (especialmente vasos, cubiertos…).
  • Utilizar mascarilla quirúrgica y guantes desechables.
  • Evitar el contacto físico (dar la mano, besos…).
  • Mantener una distancia de unos 2 metros entre personas.

 

Teniendo en cuenta esta prevención, las actividades a realizar de nuestros mayores en verano podrían ser:

  • Acudir a la piscina, y realizar ejercicios, como puede ser el Aquagym, donde se ejercitan los músculos, sin poner en riesgo las articulaciones, y se trabaja la coordinación.

 

  • Realizar paseos en las franjas horarios de menos calor, como puede ser a primera hora de la mañana y a última hora de la tarde.

 

  • Acudir a un club de lectura, se suelen realizan en bibliotecas o casas de cultura, nos ayudará a conocer gente y fomentar las relaciones sociales.

 

  • Acudir a un cine de verano al aire libre, donde muestran los clásicos que evocarán sus días de juventud. 

 

  • Planear un día de compra en el mercado del pueblo, para realizar una comida en familia, donde el principal protagonista será nuestro anciano, y sus recuerdos.

 

  • Si tu familiar ya tiene o quiere cultivar un huerto o jardín, la jardinería es una gran actividad de verano, disfrutando del aire libre, que proporciona un gran ejercicio de bajo impacto para las personas que necesitan alguna actividad.

 

  • Reunirse con amigos o familia y dedicar una tarde a jugar a juegos de mesa, como puede ser el domino, las cartas, ajedrez…

 

  • Utilizar las nuevas tecnologías, como las videollamadas con amigos o familiares que están lejos de nosotros y porque no, indagar en las redes sociales, como forma de entrenamiento.

 

  • Animarse a realizar un puzzle o un álbum de recuerdos, la actividad ayuda preservar los recuerdos queridos.

Con estas actividades que propongo para nuestros mayores este verano, me gustaría reactivarlos tras el confinamiento sufrido esta primavera pasada.

 

En primer lugar, quiero aclarar, que entendemos por tercera edad o también llamada senectud.

La tercera edad hace referencia a las últimas décadas de la vida, en la que uno se aproxima a la edad máxima que el ser humano puede vivir, y esta edad empieza a los 65 años, que coincide con la edad de jubilación.

En esta edad, la persona, inicia unos cambios vitales en su vida, que debe de adaptarse, para no tener problemas de salud, por eso, quiero incidir que la movilidad o actividad física en esta etapa de la vida es tan importante o más que en cualquier otra etapa vital.

 

Existen diferentes factores que retardan el envejecimiento como son:

  • Sueño tranquilo.
  • Ejercicio corporal continúo.
  • Buena nutrición.
  • Participación socio laboral.

Realizar ejercicio de forma regular puede ayudar a reducir y a prevenir algunas condiciones asociadas con el envejecimiento, mejora la salud cardiovascular y la autoestima. Por no decir, que la actividad física ayuda a tener más flexibilidad y fuerza, cosa que nos ayudará a prevenir el riesgo de caídas, muy frecuente en los ancianos.

Podemos afirmar que en la tercera edad, el ejercicio es un elemento básico para el bienestar físico y mental.

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), los niveles recomendados de actividad física para la salud a los 65 años en adelante deben ir centrados en actividades recreativas o de ocio, desplazamientos diarios, basados en el contexto de las actividades de la vida diaria.

Es decir no vamos a pretender que una persona anciana, haga ejercicio intensivo, como una maratón, aunque todos sabemos de personas de la tercera edad, que realizan ejercicio físico intenso, pero esto son excepciones.

La OMS recomienda en los adultos de 65 años, realizar 150 minuto semanales de actividades físicas moderadas o bien una actividad física vigorosa de 75 minutos a la semana, esta actividad, se debe de realizar en sesiones de 10 minutos como mínimo.

Un ejemplo puede ser, caminar durante 30 minutos durante 5 días a la semana, de esta forma, estaríamos haciendo los 150 minutos semanales aconsejados o bien ejercicio intenso durante un mínimo de 20 minutos, 3 días por semana.

 

¿Cómo fomentamos, que las personas en la senectud, hagan ejercicio?

Yo me atrevo a contestar, que la clave es la motivación, debemos de motivar a nuestros ancianos a realizar actividad física diaria, realizar una promoción de la salud centrada en el ejercicio físico, no es de extrañar que algunos médicos de cabecera, empiezan a “recetar” ejercicio físico, teniendo programas de ayuda social, para que los ancianos puedan acudir a gimnasios de forma gratuita.

Los médicos han pasado de recomendar el reposo para la curación de muchas enfermedades a ser los defensores de la práctica del ejercicio físico para la prevención y tratamiento de muchas afecciones, sobre todo las cardiacas.

Para motivar a nuestros ancianos a realizar ejercicio físico, podemos seguir las siguientes pautas:

  • Explicarle los beneficios directos en nuestro cuerpo.
  • Aumentara las relaciones sociales de forma significativa.
  • Invitarlo a caminar
  • Acompañarlo a realizar la actividad física.
  • Reforzar positivamente todos los logros conseguidos.

Ahora, que hemos explicado, lo importante que es el ejercicio físico en la tercera edad, seguro que conocéis a algún familiar o amigo que está en esta situación y no realiza ejercicio físico, por lo que os planteo, que empecéis a motivarlo y recomendarle el ejercicio físico.

¿Eres capaz de "recetarle" ejercicio físico a algún familiar o amigo de la tercera edad?

Profile picture for user Jose Carlos Saz
Jose Carlos Saz

Diplomado en Enfermería por la Universidad Autónoma de Barcelona(UAB), Diplomatura de Postgrado en Enfermería Psiquiátrica y Salud Mental en UB, Diplomatura de  Postgrado en Psicogeriatría en UAB , Enfermero Especialista en Salud Mental otorgado por Ministerio de Educación, Profesor de CEAC en el área de Salud.

FP de Grado Medio en Atención a Personas en Situación de Dependencia

en FP de Grado Medio / Salud

Según datos del Servicio de Empleo Público Estatal, anualmente se registra una media de 15.500 contratos de titulados en el ciclo de FP de Técnico en Atención a Personas en Situación de Dependencia, un ciclo...

1.400 Horas

Recursos multimedia

Prácticas Profesionales

Solicitar información

FP de Grado Medio en Auxiliar de Enfermería

en FP de Grado Medio / Salud

Fórmate ahora como Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería para ejercer la profesión que siempre has querido tener y que se te abran las puertas al mercado laboral.

1.300 Horas

App 360 anatomía

Prácticas Profesionales

Solicitar información