Alérgicos al Wi-Fi

CEAC Blog

08-02-2013

Una nueva enfermedad está surgiendo en nuestra sociedad, a pesar de que no está reconocida todavía por la Organización Mundial de la Salud (OMS), es la sensibilidad a las ondas electromagnéticas o también llamada “alergia al Wi-Fi”

En España, en mayo de 2011 un juez reconoció el primer caso de una mujer trabajadora afectada por las ondas electromagnéticas. Se calcula que la enfermedad afecta a una de cada 1000 personas.

Son personas electrosensibles, muestran una sensibilidad muy alta a las ondas electromagnéticas, provocándoles alteraciones físicas como dolores de cabeza, mareos, irritabilidad, vómitos y pérdida de memoria, entre otros.

En nuestra sociedad actual, cada vez existe mayor presencia de ondas electromagnéticas en el ambiente, desde el propio hogar, oficinas, edificios públicos y hasta en la misma calle. Se producen ondas electromagnéticas sobre todo por las antenas de telefonía móvil, los teléfonos inalámbricos y los routers Wi-Fi. Es, pues, casi imposible que una persona electrosensible pueda evitar la exposición.

Una de las medidas que toman las personas afectadas cuando no es posible evitar la proximidad de las ondas y por tanto su efecto nocivo es protegerse con telas especiales confeccionadas con hilo de plata.

Teniendo en cuenta que las ondas electromagnéticas van extendiéndose por todos los ambientes y en todos los lugares, posiblemente el número de personas alérgicas al Wi-Fi o electrosensibles también irá aumentando, con lo que suponemos que llegará un punto en que los organismos que velan por la salud de la población acabarán reconociendo esta nueva enfermedad y se plantearán medidas efectivas para su control.

Profile picture for user CEAC Blog
CEAC Blog