Analizamos la compra del mes por Internet. ¿Cómo comprar más comida por menos dinero?

CEAC Blog

06-02-2014

Cada vez son más los supermercados que ofrecen la opción de compra por Internet. Mercadona, Carrefour, Condis,… entre otros, completan la larga lista de empresas que ponen al alcance del consumidor la opción de compra por Internet.

El miedo de realizar las compras del mes por Internet va en declive.

Hace unos años, los consumidores eran, incluso podría decir éramos (incluyéndome a mi), reacios a comprar por Internet, sobre todo si hacemos referencia a la compra del mes.

Aunque comprar por Internet no fuera la preferencia de muchos, era evidente que la posibilidad de comprar productos entre marcas y tiendas resultaba mucho más cómoda desde el sofá de casa que no recorriendo media ciudad para analizar todas las posibilidades.

Aún teniendo claro este coste de oportunidad (tiempo ahorrado en desplazamientos, poder avanzar en las tareas del hogar/estar por tu familia/ver una película, etc. mientras esperas a que te traigan la compra,…), no acababa de convencer esta variante de compra, puesto que los consumidores (sobre todo de antigua escuela) prefieren ver ellos mismos las bandejas de carne y escoger la que tenga menos grasa, la que tenga fecha de caducidad más lejana, etc.

Los productos con más éxito de compra por Internet, sin lugar a dudas, eran los electrónicos e informáticos y de hecho sigue siendo así. En el último año, los productos de alimentación se están sumando al carrito online cada vez con más frecuencia, pues aún los comentados anteriormente para los de antigua escuela, la opción de compra online ofrece claras ventajas con respecto a la compra tradicional:

  • Coste de oportunidad. Como mencionábamos anteriormente, también en la alimentación existe el coste de oportunidad, pues mientras estás en tu sofá, tranquilamente, tienes a solo varios clics la opción de contrastar los diferentes precios y formatos de productos en las diferentes superficies, de ese modo, se pueden, incluso, llegar a crear listas de control como estas: 

Estas listas llevan su tiempo para ser elaboradas, pero te permiten comprobar si los precios han subido/bajado o se han mantenido cada vez que vas a efectuar una compra. Lo ideal sería crear un listado de los productos habituales de compra en nuestro hogar y rellenar para cada uno de ellos los precios de los supermercados que frecuentamos o que tenemos a nuestro alcance. Puede darse el caso que un formato concreto de producto (peso por ejemplo), sólo se encuentre en un solo supermercado, o para cada supermercado, encontrar formatos diferentes (como es el caso de los tacos de bacon para esta imagen), en ese caso, recomiendo dividir el precio del producto entre los gramos que posee, de tal forma que podamos valorar objetivamente qué opción es la más económica.

Este tipo de listas parecen una locura y mucho trabajo, pero en realidad el trabajo lo llevas sólo el primer día, en el momento de su elaboración. Conforme compres, irás consultando este Excel para verificar que no haya variado el precio. En caso de variación, siempre podrás actualizar el precio, incluso añadir un comentario que mencione (ha subido/bajado) para llevar mayor control para la próxima compra.

  • Desplazamientos. Aquí dependerá de si tienes la suerte de ir acompañado habitualmente a las compras a supermercados, si tienes ascensor, si tienes posibilidad de descargar cómodamente tu coche en tu escalera sin riesgos a que nadie extraiga algún producto hasta que has conseguido aparcar el coche,… y un sin fin más de contras a los que muchos de nosotros se encuentra en la fase “llevar la compra a casa”.

Las compras online te permiten recibir en casa el producto, y cuando digo “en casa”, me refiero a tu cocina. El transportista que te trae la compra te la sube hasta tu casa y suele preguntar dónde te la deja, lo cual permite tener tu compra en tu cocina, habiendo estado únicamente en el sofá el día de antes haciendo 4 clics.

  • Día de entrega. Cuando realizas el pedido, siempre puedes escoger el día de entrega así como el intervalo de horas en el que quieres que te sea entregada. Podemos verlo en las imágenes adjuntas para diferentes portales de compra. Cada súper tiene su franja horaria propia (unos tienen intervalos de 2 horas, otros de 1 hora y media,…), así como sus días de entrega, sólo tienes que escoger cuál te va mejor.

  • Promociones específicas. Algunos supermercados ofrecen ofertas o descuentos en productos únicamente si compras por Internet.

    

  • Los costes de envío, ese tormento de muchos. Según el supermercado concreto, ofrecen envío gratis al sobrepasar cierto valor de compra, otros cobran un precio fijo por envío (éste puede ir entre los 5 y 10€ para la mayoría de los casos), otros ofrecen la posibilidad de acogerte a una especie de tarifa plana por la que pagas una cuota fija y te incluyen tantos envíos como desees, incluso los hay que te regalan los primeros envíos. Todo dependerá de nuestra situación concreta (en función de si vivimos solos o somos familia numerosa notaremos más este coste dado el volumen de compra) puesto que, además, algunos exigen compra mínima. En cualquier caso, debemos ser capaces de valorar los costes:
    • Costes combustible/coche. Si lo pedimos no movemos el coche.
    • Esfuerzos transporte compra ¿vamos solos?, ¿acompañados?, ¿es mucha compra?, ¿hay ascensor?,… Si nos lo traen no tenemos que hacer nada y, además, podemos realizar otras tareas mientras esperamos que llegue (estar por la familia, ver una película o tu serie favorita, adelantar trabajo, adelantar las tareas de la casa para tener libre el fin de semana...

Es comprensible que los gastos de envío suelan ser el freno de mano de la compra online, pero no debemos pensar en esos 7 euros, sino en otras muchas variables presentes aunque no visibles en un primer análisis y que consigues valorar, una vez te has unido al tren del carrito online.

¿Qué sucede si el producto que pido no lo tienen en stock? Es posible que un producto solicitado en tu compra no esté en stock en el momento en el que el/la trabajador/a del supermercado realiza la selección de los productos de tu compra. Para esos casos, la propia web te da la opción de “sustituir por uno similar” o “no servir”, hay casos, incluso, que marques lo que marques, te llaman para preguntarte en el momento en el que están preparando tu pedido.

Con los años nos hemos dado cuenta de la importancia de los costes de oportunidad, y esto está haciendo que dejemos de lado principios y costumbres para adaptarnos a las nuevas necesidades.

Es habitual, sobre todo ahora, que los afortunados que trabajan dediquen horas a su trabajo, cuando además, esto hay que conciliarlo con la vida familiar y las responsabilidades del hogar, se complica la gestión del tiempo y tareas, sobre todo cuando queremos, además, tener tiempo libre para nosotros mismos. Para estos casos, las compras online pueden ser una alternativa que optimice esa gestión del tiempo.

Profile picture for user CEAC Blog
CEAC Blog