Aprovechando las olas del mar como fuente de energía

CEAC Blog

25-07-2014

Sumergidos de lleno en el verano, hoy os vamos a hablar de esas olas y mareas que podemos contemplar desde cualquiera de nuestras costas.  No se trata de poner los dientes largo a los lectores que no pueden desplazarse para disfrutar de unos días de playa, sino, más bien, de hablaros del gran potencial del mar y los océanos como fuente de energía renovable. Y es que nuestros océanos son una fuente prácticamente inagotable de energía limpia que, lamentablemente, apenas se aprovecha.

Y es que pese a que sean ya reales las técnicas para obtener energía directamente de los océanos, es necesario todavía continuar con las investigaciones en este campo para lograr que estas tecnologías resulten más competitivas.

¿Cómo podemos generar electricidad en el mar?

Por un lado podemos hablar de energía mareomotriz, que se basa en aprovechar el movimiento periódico de las aguas debido a las mareas.  Una central mareomotriz funciona como un embalse tradicional de río, pero hay que tener en cuenta que solo resultan rentables en los puntos donde la diferencia entre la marea alta y baja es al menos de 5 metros de altura.

Por otro lado también podemos hablar de energía undimotriz, que es la que se produce por el movimiento de las olas. El oleaje se produce como consecuencia del rozamiento del aire sobre la superficie del mar y entre todas las técnicas probadas para aprovechar esa energía, el sistema de "columna de agua oscilante" sería el sistema más maduro hoy en día. Consiste en un tubo hueco con aire en su interior que, por efecto de las olas, se comprime y expande, saliendo finalmente a presión por un orificio de la instalación y haciendo girar una turbina que, acoplada a un generador, produce la energía eléctrica.

Otro método también en uso para aprovechar la energía de las olas consiste en utilizar boyas unidas al fondo marino con un cable, de forma que el movimiento generado se utiliza para impulsar un generador que produce la electricidad.

Nuestro litoral fue pionero en toda europa en el desarrollo de estas técnicas cuando en 2008 Iberdrola instaló en la costa de Santoña (Cantabria) una red de 10 boyas para aprovechar la energía producida por las olas. Lamentablemente, 5 años más tarde, Iberdrola abandonó el proyecto alegando los recortes del gobierno hacia las energías renovables.

Imagen vía

Profile picture for user CEAC Blog
CEAC Blog