Aulas Multisensoriales

CEAC Blog

03-04-2013

La estimulación multisensorial (EM) consiste en un amplio abanico de técnicas que buscan “el despertar sensorial a través de la propia experiencia sensorial”, en una ambiente que es ameno, relajado, que posibilita el aprendizaje y la experiencia sensorial mediante un conjunto de estímulos específicos (visuales, auditivos y somáticos por ejemplo) a los que la persona (en este caso habitualmente hablamos de personas con discapacidad intelectual y necesidades de apoyo generalizado) no podría tener acceso por sus limitaciones.

La EM busca en todo momento enriquecer la experiencia sensorial del niño exponiéndole a una serie de estímulos controlados. A medida que el niño experimenta sensaciones, aprende gradualmente a organizarlas en su cerebro y descubre lo que significan.

Las primeras aulas multisensoriales datan del final de los años 70 y a día de hoy se siguen utilizando los mismos métodos que antiguamente en las aulas por lo que, debido a las últimos avances tecnológicos en lo que se refiere a sonido e imagen, por ejemplo, hay que hacer especial hincapié en modernizar nuestros métodos de enseñanza para poder ofrecer a la persona una amplia gama de posibilidades lo más acorde posible al mundo actual que le rodea.

La EM nace a partir de las experiencias de la Integración Sensorial de J. Ayres y el enfoque Snoezelen que vieron que, tras exponerlos a ambientes controlados y con unas actividades concretas, algunos usuarios gravemente afectados mejoraban la asimilación de la información sensorial, la comprensión del entorno, la relación con otros y consigo mismos. De ahí que llamaran a esta experiencia “snoezelen”; una contracción de los verbos neerlandeses “snuffelen” (buscar o explorar) y “doezelen” (relajarse).

El trabajo en las aulas multisensoriales suele organizarse en espacios: visual, de proyección, de espacio de los olores y gustos, el táctil y auditivo. A través de estos espacios se trabajan tanto las áreas básicas de percepción (somática, vestibular y vibratoria) como el resto de áreas sensoriales y las funciones superiores (área cognitiva, motriz, de comunicación y lenguaje).

Fuente: “Recursos digitales para el aula multisensorial” de J. Fonoll y S. López (2010).

 

Profile picture for user CEAC Blog
CEAC Blog