Aurora Méndez, alumna CEAC, participa en el blog: Deficiencias auditivas en educación infantil

CEAC Blog

29-11-2012

Hoy, como hace unas semanas, tengo el placer de compartir una entrada que ha realizado nuestra alumna CEAC del curso de Técnico Superior en Educación Infantil, Aurora Méndez Mazano, que ha querido participar por iniciativa propia en éste  vuestro pequeño espacio.

Os lo dejo:

"Las discapacidades auditivas en un niño tienen consecuencias negativas como problemas para desarrollar el habla y el lenguaje, lo que afecta también a su autoconfianza y, por consiguiente, a su forma de relacionarse con su familia, otros niños y adultos.

Como con todos los niños, conviene que su edad de escolarización sea temprana para facilitar su integración social y facilitarle nuevas experiencias que le ayuden en su desarrollo. Para la mayoría de los niños con esta discapacidad, las primeras edades son las más importantes para decidir si debe ir a una “Escuela Especial” (para sorderas profundas) o puede ir a una “Escuela normal” (con grado leve, con implante coclear, etc.) Es recomendable que los profesores se informen acerca del grado de discapacidad que tiene el niño (leve o profundo) ya que su actuación futura con él dependerá de la adaptación curricular que se haga si así se requiere. De la misma forma, que el profesor tenga nociones básicas del lenguaje de signos (LSE) es también bueno ya que para esas primeras edades el habla y el lenguaje aún se están desarrollando; si el niño presenta síntomas de no comprender lo que se ha hablado, el profesor puede hacer uso de láminas, dibujos o gestos básicos con las manos para comunicarse. En caso de que el pequeño muestre una discapacidad auditiva leve puede ser suficiente con que el profesor le preste más atención para solventar sus dudas y ayudarlo cuando sea necesario sin requerir al uso de estos recursos para casos de sordera más graves, en los que el profesor y la familia contarían con la ayuda de un especialista.

baby

Pequeños consejos:

- Es conveniente situarlos en primeros puestos en el aula o cerca del profesor para que éste, en caso necesario, le dedique más atención o ayuda en las actividades o juegos que así lo requieran.

- En caso de que su discapacidad auditiva sea mayor, habrá que dirigirse a él mirándolo a la cara, hablando con normalidad sin exagerar los gestos, ayudándonos en caso necesario con dibujos o láminas. Utilizar los medios audiovisuales disponibles también favorecerá su comprensión y desarrollo. El alumno sólo tiene un problema de comunicación y hay que subsanarlo con paciencia y afecto.

Así mismo, para los compañeros del niño, hay que hacerles comprender que el niño es como ellos aunque tenga ese problema. Es importante distribuir la atención para cada niño y asegurarnos que, cuando trabajen en grupo, todos comprendan bien lo que se pide preguntándoles si tienen alguna duda o si lo han entendido bien.

Para las familias con niños con problemas de audición, es importante mantener un buen contacto para transmitirles la información del avance del niño (al igual que con el resto de padres del alumnado). "

De nuevo muchas gracias Aurora por tu aporte, da gusto tener alumnos activos en su aprendizaje.

Profile picture for user CEAC Blog
CEAC Blog