Causas del mal aliento y como solucionarlo

Causas del mal aliento y como solucionarlo

Jose Carlos Saz

18-09-2017

El mal aliento recibe el nombre técnico de Halitosis lo podemos definir como una serie de olores procedentes de la cavidad oral que son de carácter desagradable. La etiología de estos olores es muy variada y se estima que alrededor de un 30% de la población adulta ha sufrido este problema o alteración alguna vez a lo largo de la vida.

Existen tres tipos de halitosis:

  • La halitosis verdadera en sí.

  • La pseudohalitosis (cuando el propio paciente piensa que existe algún tipo de olor desagradable, pero en realidad no se está dando).

  • La halitofobia (que se produce después de haber desaparecido, tras el tratamiento la halitosis verdadera el paciente sigue pensando que desprende olor desagradable).

El 90% de las halitosis son de origen bucal más frecuentemente se presenta en pacientes que presentan algún tipo de enfermedad periodontal ya sea gingivitis o periodontitis. 

Según el instituto de mal aliento existen diversas causas que se dividen principalmente:

  • Tipo oral

  • Aparato respiratorio

  • Aparato digestivo

Es un problema que se intensifica con el estrés, los trastornos de los senos paranasales, las llagas bucales, caries, infecciones de encías y por el tabaco. Incluso puede ser resultado del exceso de sequedad en la boca. Se ha dicho también que el mal aliento puede producirse por los gases absorbidos del intestino y liberados a través de los pulmones. Pero, generalmente, el origen del mal aliento suele estar en una superabundancia de bacterias productoras de compuestos sulfatados volátiles, de muy mal olor.

Cuando la halitosis tiene un origen oral puede ser consecuencia de diversas causas tales como:

  • Disminución de la producción salival por situaciones de estrés o ansiedad.

  • Presencia de caries.

  • Enfermedades periodontales.

Es importante saber qué podemos hacer para combatir la halitosis, primero si sospechamos de presencia de mal aliento acudir a nuestro odontólogo a fin de que confirme el diagnóstico y este nos podrá establecer la causa de la halitosis así que dependiendo de la causa nos planteara el mejor plan de tratamiento:

  • Causada por presencia de placa bacteriana: realizará una higiene bucal y nos dará las instrucciones de enseñanza de higiene oral, explicando la mejor técnica de cepillado y explicando el uso del hilo dental. A demás nos explicara la importancia de higienizar la zona lingual.
  • Si la causa es de enfermedad periodontal se realizará un raspado y alisado radicular de la zona.
  • En caso que sean la presencia de caries lo que produzca mal aliento se procederá a realizar los empastes necesarios.

Hay una serie de remedios para evitar que el aliento sea un problema. Entre estos se pueden destacar los siguientes:

  1. Mantener una higiene bucodental adecuada. Hay que cepillarse los dientes tras cada comida sin excusa.  Acudir al dentista para eliminar el sarro y para descartar cualquier indicio de enfermedad periodontal. Esta es la principal productora de los compuestos sulfatados volátiles. Pero no sólo hay que cepillarse los dientes sino también la lengua y las encías.

  2. Utilización de la seda bucal para los espacios interdentales. Es esencial su empleo diario, así como la visita al dentista dos veces al año.

  3. También existen rascadores para eliminar las bacterias de la lengua.

  4. No fumar. El tabaco provoca mal aliento y es el principal factor de riesgo patológico evitable.

  5. También provoca halitosis el consumo del alcohol. Si se bebe hay que hacerlo con moderación y, si es posible, con alimentos de por medio.

  6. Asimismo hay que reducir el consumo de azúcares y dulces.

  7. Consumir grasas con moderación. En personas con retraso en el vaciado del estómago pueden producirse ácidos grasos y volátiles, y favorecen el mal aliento. Hay alimentos potencialmente favorecedores de la halitosis, como el ajo o la cebolla.

  8. No permanecer muchas horas sin ingerir alimentos. Es recomendable tomar una manzana entre comida y comida. Es importante aumentar el consumo de verduras crudas que ayudan a proteger las encías.

  9. También hay que beber agua para mantener oxigenada la boca, como masticar un trozo de limón, con cáscara, durante un par de minutos tras las comidas. Pastillas y goma de mascar con menta (y siempre sin azúcar) también son una ayuda.

Los 5 principales alimentos que causan el mal aliento son las cebollas, ajos, productos lácteos, atún enlatado, y el rábano picante. Por esa razón, te aconsejamos eliminar o reducir estos alimentos por un tiempo para ver si tu problema se soluciona, o si no puedes evitarlos consume mentas o usa un spray bucal después de comer para disimular tu aliento.

Muchos  personas atribuyen una gran importancia al aspecto social del mal aliento. Las personas que sufren de mal aliento pierden la confianza en sí mismos. Viven con un miedo constante de ofender o molestar a otras personas. Es una situación agotadora que disminuye la calidad de vida.

Muchas veces puede parecer un mal menor que no afecta para nada a quien lo padece, pero que molesta a terceros y resulta, en definitiva, muy perjudicial para las relaciones personales. El mal aliento suele ser insoportable para todos menos para quien lo padece. La explicación a este hecho radica en que las células nasales capaces de detectar el olor acaban por no responder al constante flujo de fluvios fétidos.

Curso relacionado: FP de Técnico Superior en Higiene Bucodental

Profile picture for user Jose Carlos Saz
Jose Carlos Saz

Diplomado en Enfermería por la Universidad Autónoma de Barcelona(UAB), Diplomatura de Postgrado en Enfermería Psiquiátrica y Salud Mental en UB, Diplomatura de  Postgrado en Psicogeriatría en UAB , Enfermero Especialista en Salud Mental otorgado por Ministerio de Educación, Profesor de CEAC en el área de Salud.