Claves de la dietoterapia para mejorar la salud

Claves de la dietoterapia para mejorar la salud

redaccion

22-11-2019

Actualmente el mundo de la nutrición y la alimentación saludable está en auge. Todos queremos cuidarnos y alimentarnos más para vivir mejor y sentir que gozamos de una salud óptima. Esto se está trasladando a sectores incluso industriales como la industria alimentaria, farmacéutica e incluso la industria de la hostelería y la restauración. 

Pero no toda la atención está centrada en una reducción del peso, una mejora de los hábitos o un entrenamiento personalizado. También hay quien necesita una dieta adaptada a sus necesidades por cuestiones de salud. 

 

De eso se encarga la dietoterapia. 

 

Según los expertos, la dietoterapia es la terapia que se basa en la prevención y curación de las enfermedades, así como en la eliminación de sus síntomas, a través de los alimentos que ingerimos en una dieta pautada por un especialista en alimentación.

 

No solo debe tener en cuenta las propiedades nutricionales de los alimentos, además hay que considerar las manipulaciones y procesos a los cuales están sometidos los alimentos, así como los métodos de cultivo o crianza de las plantas o animales que ingerimos, todo en conjunto. 

 

Todo esto, además, se encuentra en el marco de la patología que condicione al paciente. Es decir, en los casos en los que un paciente presenta diabetes, su ingesta de alimentos ricos en carbohidratos no se verá supeditada a las consideraciones generales para la población de este nutriente, sino que atenderá a las consideraciones específicas para dicha patología. Igual ocurre de forma común en patologías como la hipertensión y las alergias e intolerancias alimentarias.

 

Podríamos concluir en que la dietoterapia consiste en utilizar la propia alimentación con fines terapéuticos para tratar y prevenir afectaciones de salud relacionadas con la alimentación.

 

Tiene como objetivo restablecer los posibles desequilibrios bioquímicos a los que se enfrenta el organismo y que en ocasiones pueden alterar el bienestar físico. Las dietas pautadas en el contexto de la dietoterapia proporcionan la cantidad, frecuencia y calidad adecuada de macro y micro nutrientes para tratar y mejorar la salud del paciente, a la vez que restaurar el equilibrio nutricional y mejorar los niveles de bienestar y salud condicionados por diferentes patologías.

 

Existen distintos tipos de dietas terapéuticas que se adaptan a las necesidades de cada paciente.

Entre ellas se encuentran las dietas controladas en energía; las dietas controladas en glúcidos, en las que se reducen o eliminan los carbohidratos de absorción rápida (más comúnmente conocidos como azúcares simples); las dietas controladas en proteínas; las dietas controladas en lípidos; las dietas modificadas en sodio; y las dietas controladas en potasio.

Además, por supuesto, se encuentran el resto de dietas que atienden estrictamente a patrones individuales de alimentación dados por la propia patología del paciente. 

La alimentación saludable basal debe reunir las cualidades de variedad, equilibrio y adecuación, junto con las características de un estilo de vida saludable. 

 

No existe ningún alimento que contenga todos los nutrientes esenciales.

De ahí la necesidad de un aporte diario y variado de todos los grupos de alimentos en las proporciones adecuadas para cubrir las necesidades fisiológicas de nuestro organismo. Algunos investigadores sugieren que en una semana se necesitan al menos entre 20 y 30 tipos de alimentos diferentes, sobre todo de origen vegetal, para que la dieta sea saludable. La diversidad de alimentos puede compensar la insuficiencia de un nutriente concreto por su aporte en otro de los alimentos de nuestra dieta.

 

La dieta mediterránea es una valiosa herencia cultural y un modelo a seguir como patrón basal que puede ser modificable según las diferentes necesidades de los pacientes con una dieta terapéutica. Su importancia en la salud no se limita al hecho de que sea una dieta equilibrada, variada y con un aporte de macro nutrientes adecuada. A los beneficios de su bajo contenido en grasa saturada y alto en mono insaturada, hidratos de carbono complejos y en fibra, hay que añadir los derivados de su riqueza en antioxidantes, polifenoles y otras sustancias beneficiosas de origen vegetal. 

 

Entre las muchas propiedades saludables de este patrón alimentario que es la dieta mediterránea, destaca el tipo de grasa que lo caracteriza (principalmente el aceite de oliva, aunque también alimentos como el pescado y los frutos secos), las proporciones en los nutrientes principales (cereales y vegetales como base de los platos y carnes o similares como «guarnición», siempre desde un prisma natural y sin refinar, basándonos en las recomendaciones de productos integrales y de grano entero) y la riqueza en micro nutrientes fruto de la utilización de productos vegetales frescos, locales de temporada, hierbas aromáticas y condimentos. 

 

Como curiosidad, la dieta mediterránea fue inscrita cómo uno de los elementos de la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en 2010. Este hecho no hace más que posicionarla en el centro de nuestras consideraciones como profesionales de la alimentación como el eje sobre el cual virar hacia cualquier tratamiento dietoterapéutico.  

Profile picture for user redaccion
redaccion

FP de Grado Superior en Dietética

El FP de Técnico Superior en Dietética lidera el grupo de las profesiones con mayor auge del mercado sanitario ya que su campo de especialización afecta al conjunto completo de la población. 

1.350 Horas

App 360 anatomía

Software incluido

Solicitar información

Curso Técnico en Entrenador Personal y Fitness

El curso de CEAC de Entrenador Personal y Fitness te ofrece la formación necesaria para desarrollar funciones profesionales en el área del fitness y la actividad física, gracias al conocimiento del cuerpo...

800 Horas

Campus online

Prácticas Profesionales

Solicitar información