Claves para combatir la subida de la luz

Claves para combatir la subida de la luz

Raúl Cardete

01-02-2018

Últimamente, los consumidores vemos como está aumentando  el precio de la luz. En 2017 la subida de la luz fué aproximadamente un 10% respecto al año anterior, y este año posiblemente vuelva a subir.

En un contexto de fuertes subidas de la luz, las estrategias para ahorrar son muy necesarias. El objetivo de este post es ayudaros a reducir la factura y así evitar que la subida de la luz afecte lo menos posible a nuestra economía.

¿Cómo ahorrar?

A continuación encontrarás una serie de recomendaciones para combatir la subida de la luz:

  • Ajustar la potencia. Definimos “potencia” como la parte fija que debes pagar por estar conectado a la red eléctrica.  Es decir, se paga aunque no se consuma, por eso es fundamental controlar cuánta potencia contratas. La potencia que necesites dependerá de la cantidad de aparatos que quieras tener funcionando a la vez (aire acondiconado, calefacción eléctrica, horno, lavavajillas,...). Tener demasiada potencia contratada supone pagar más, pero quedarte corto significa que “te saltarán los plomos” cada vez que tengas conectados varios aparatos a la vez. Las compañías eléctricas disponen de herramientas para asesorarte sobre la potencia a contratar que necesitas, pero has de tener en cuenta que cambiar el término de potencia tiene un coste asociado y solo puede realizarse una vez al año, por lo que es una decisión importante.

  • Apostar por la discriminación horaria. Este tipo de tarifa es la mejor manera de ahorrar, y así combatir la subida de la luz, para casi todos los consumidores. Te interesará este tipo de tarifa si eres capaz de concentrar al menos el 30% de tu consumo en horario valle ( desde las 22h hasta las 12h en invierno o desde las 23h hasta las 13h en el caso de verano). Este tipo de tarifas está disponible tanto para los hogares que tienen contratada la tarifa regulada PVPC (Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor) como para los que están con una oferta en el mercado libre.

  • Bono social. Se trata de una tarifa especial que permite descontar de tu factura entre un 25% y un 40%. Está regulado por el Gobierno y pretende proteger a los hogares considerados vulnerables. Para beneficiarte del Bono Social debes tener la tarifa eléctrica PVPC (con o sin discriminación horaria) y una potencia igual o inferior a 10 kW en tu vivienda habitual. Además, deberás cumplir los requisitos para ser considerado cliente vulnerable, vulnerable severo o vulnerable severo en riesgo de exclusión social, es decir, aquellas familias con renta familiar baja o que perciban la pensión mínima (por jubilación o incapacidad) y todas las familias numerosas.

  • Tarifa PVPC. Si dispones de este tipo de tarifa, debes estar atento a las variaciones de precios, ya que pueden suponer un grave problema para algunos hogares con economías más ajustadas. En especial, si se trata de hogares que utilizan calefacción con acumuladores, ya que las tres cuartas partes del consumo se concentran en los meses de invierno y debido a la volatilidad del PVPC, si el pico de consumo coincide con una subida de precio, puede salir muy caro.

  • Cambiar de hábitos. Para reducir la subida de la luz también es importante un cambio de hábitos en  nuestro día a día. Por eso es necesario apagar aparatos en stand-by, el consumo silencioso o fantasma, esto puede significar ahorrar aproximadamente un 10% del total. También es importante ajustar el gasto en calefacción, temperaturas razonables en nuestra vivienda serían: diurnas entre 19 o 21 oC,  y nocturnas entre 15 y 17 oC. Cada grado que incrementemos, supone un aumento de aproximadamente un 7% del consumo. A tener en cuenta también que un buen mantenimiento de la caldera y los radiadores puede suponer un ahorro de hasta un 15% al año. Otro factor que nos puede ayudar a controlar la subida de la luz es el uso con inteligencia de los electrodomésticos, es decir, procura elegir los programas que funcionan a temperaturas bajas, así en la lavadora debes seleccionar programas que utilicen temperaturas de entre 40 y 60 oC que implican un ahorro de un 40%; en el lavavajillas utiliza los programas ECO, y en cuanto al frigorífico, intenta alejarlo de fuentes de calor e instálalo en lugares con espacio suficiente.

  • Iluminación. Cambia el alumbrado de tu vivienda por otras de tipo led. Al principio puede suponer un gasto, pero a largo plazo puede suponer un gran ahorro.

  • Cocina. Existen algunos “truquillos” no menos importantes, y que nos pueden ayudar a combatir la subida de la luz. Por ejemplo, si tienes vitrocerámica, apagar el fuego minutos antes de terminar el cocinado, o si utilizas el horno, no uses el horno para cocinar pequeñas cantidades de alimentos, ni para recalentar o descongelar.

Con todas estas recomendaciones, puedes llegar a reducir tu consumo eléctrico, y como consecuencia combatir la subida de la luz. ¿Crees que puedes utilizarlas? Te animamos a ello!

Curso relacionado: FP de Grado Medio de Técnico en Instalaciones Eléctricas y Automáticas

Profile picture for user Raúl Cardete
Raúl Cardete

Ingeniero Técnico en Ingeniería Industrial especialidad Electricidad. Experiencia en instalaciones eléctricas de BT - AT y automatización, sistemas eléctricos de potencia y energías renovables