Claves para organizar la logística de almacenamiento

Claves para organizar la logística de almacenamiento

Francesc Xavier Navarro Fortuny

09-06-2016

En el post de hoy vamos a hablar de la logística en los almacenes, a priori puede pareceros una cuestión poco importante para las empresas, pero lo cierto es que si se gestiona bien un almacén puede agilizar todo el proceso de envío de sus productos.

¿De qué trata la logística de almacenamiento?

La gestión mediante logística de los almacenes tiene como objetivo optimizar los almacenes de manera que se controle tanto el abastecimiento como la distribución de la empresa, para el correcto funcionamiento de la sociedad. Así pues, los objetivos de la logística de almacenes se pueden enumerar entre otros:

  • Ser más eficiente y rápido en las entregas de los productos, lo que hará que aumente la satisfacción del cliente.

  • Reducir costes, pensad que tener productos parados en el almacén sin hacerles ningún tipo de uso supone una gran pérdida de dinero para las empresas.

  • Minimizar las operaciones de transporte desde el almacén a los clientes.

Funciones del almacén

Para entender para que funciona la logística debemos saber cuáles son las funciones que tiene un almacén dentro de una empresa.

  • Como función principal un almacén hace las funciones de control de entrada y salida de mercaderías.

  • Otra de las funciones principales del almacén es el mantenimiento de los materiales en su interior, es por eso que debemos optimizar al máximo el espacio en el mismo.

  • Desde el almacén, se controlan todos los pedidos de la empresa y se hacen los inventarios que a final de año van a servir para saber cómo ha ido la actividad empresarial durante el año.

Criterios para la entrega de mercancías

Antes de hablar de métodos de ordenación del almacén es importante que conozcáis los principales criterios que siguen las empresas a la hora de entregar sus productos, y que de forma tradicional han servido para organizar el almacén.

  • Método FIFO (First In First Out): o el primero que entra es el primero que sale, mediante este método las mercancías permanecen muy poco tiempo almacenadas, ya que son las primeras en salir del mismo cuando hay un pedido. Este método se pensó para un tipo de empresa que trabaja con mercancías perecederas.

  • Método LIFO (Last In First Out): método mediante el cual el último producto que ha entrado en el almacén es el primero que saldrá del mismo cuando haya un pedido, está pensado para que los productos que llevan más tiempo almacenados no se estropeen o caduquen, y de esta manera minimizar las pérdidas en la empresa.

Zonas almacén

Una de las maneras de adoptar una buena logística en el almacenamiento es definir de manera clara las zonas que va a tener nuestro almacén, así las entradas y salidas de mercancías no se entorpecerán entre ellas, y conseguiremos un funcionamiento óptimo del mismo.

  • Zona de descarga y control de entrada en esta zona llegan los vehículos con las mercaderías, en este momento es donde se inventarían con métodos electrónicos. Hoy en día con las nuevas tecnologías es muy sencillo para las empresas conocer qué productos tienen exactamente en sus almacenes, ya que mediante lectores de códigos de barras, se transmite toda la información a los ordenadores centrales que inventarían al segundo todo aquello que entra y sale de los mismos.

  • Zona de almacenamiento: tan importante como la zona de descarga es la zona de almacenamiento, actualmente las personas encargadas de la logística en los almacenes buscan nuevas formas de distribuir el producto a su lelgada al almacén. Tanto es así, que se crean planes donde se conoce perfectamente donde va a ubicarse la mercancía que va a llegar. Es muy importante para la empresa poder conocer de manera rápida donde se encuentra cada uno de sus productos, ya que así, no habrá demoras innecesarias en las entregas de los mismos evitando reclamaciones por parte de los clientes.

  • Zona de salida: en este punto es donde se preparan las mercancías para enviarlas al cliente, también deben registrarse para darse de baja en el sistema, ya que como recordaréis las hemos dado de alta en la zona de entrada.

Almacenes propios o de terceros

Otra de las decisiones importantes que deben tomarse en cuanto a la logística de almacenamiento es si vamos a subcontratar los servicios de un almacén externo. En casos de pequeñas empresas que no necesitan grandes espacios de almacenamiento puede serles de utilidad subcontratar estos servicios. Para grandes empresas también pueden ser de utilidad si no quieren invertir parte de su capital en optimizar su propio almacén. Es muy importante para un almacén la localización del mismo, si por ejemplo una empresa tiene su sede muy alejada de sus clientes, es posible que necesite subcontratar un almacén que le quede más cerca. Todo dependerá de las necesidades que tengan los empresarios en cada momento.

Para resumir el post, vamos a enumerar los principales puntos de la logística de almacenes:

  • Conocer en todo momento el proceso de llegada y salida de las mercancías, y, establecer una buena conexión entre el almacén y los destinatarios de las mismas.

  • Saber en todo momento que productos nos quedan en el almacén y que prioridad de salida debemos darle.

  • Optimizar el almacenamiento para ahorrar costes a las empresas.

Como veis, el almacenamiento puede parecer una cuestión obvia para todas las empresas, pero desempeña un papel fundamental en el buen funcionamiento de las mismas. ¿Sabíais que la función del almacén es tan importante para el buen funcionamiento de las sociedades? ¿Conocéis ejemplos de empresas innovadoras en la gestión logística del almacenamiento?

Curso relacionado: Transporte y Logística

Profile picture for user Francesc Xavier Navarro Fortuny
Francesc Xavier Navarro Fortuny

Diplomado en ciencias empresariales, Estudios empresariales por la Universidad de Barcelona. Especialización en funciones de control y gestión financiera y contable.