Claves para realizar una correcta higiene dental en niños

Claves para realizar una correcta higiene dental en niños

Jose Carlos Saz

29-12-2016

Todos sabemos que la la higiene bucal es indispensable en la vida de cualquier persona, un hábito muy importante que debemos aprender desde que somos niños para mantener una correcta salud dental. Para ello debemos educar a nuestros hijos desde que son pequeños, de esta forma los niños se acostumbrarán a la rutina de cepillarse los dientes varias veces al día y así prevenir futuros problemas de salud bucal. Una buena higiene bucal infantil es la clave para prevenir problemas bucodentales en el futuro.

Utilizando habitualmente productos básicos de higiene dental infantil será posible evitar algunas visitas al dentista, además de evitar dolor y molestias dentales

Con una higiene bucal pobre, los niños pueden sufrir infecciones, caries o pequeñas lesiones bucales como las aftas, comúnmente conocidas como llagas, unas molestas irritaciones que pueden aparecer en la lengua, las encías y en zonas sensibles como el paladar o en el interior de los labios, causando escozor al comer y al beber.

Claves para una buena higiene bucal infantil:

  1. Crear el hábito de cepillarse los dientes tres veces al día, esto ayudará a los niños a mantener una buena higiene bucal conforme van creciendo.

  2. Comprar cepillos, pastas y colutorios especiales para niños, suelen ser con sabor a fresa o naranja, dejando un agradable sabor en la boca que encantará a los pequeños de la casa.

  3. Reducir el exceso de alimentos y bebidas azucaradas, que pueden aumentar el riesgo de caries en los niños.

  4. Aumentar el consumo de frutas y verduras para fortalecer dientes y encías de manera natural.

  5. Acudir al dentista al menos una vez al año, aunque no sea necesario, para comprobar que no haya caries o algún problema dental.

Enseña a tu hijos a cepillarse los dientes correctamente desde pequeños para que puedan disfrutar de una buena salud dental cuando sean mayores, así os olvidaréis de las caries y de algunas visitas al dentista.

Cuando salen los primeros dientes, es recomendable no endulzar el chupete ni dejar dormir al niño con el biberón en la boca. Después, conviene seguir una dieta mediterránea para tener unos dientes sanos, evitando los alimentos ricos en azúcares como los bollos, zumos azucarados bebidas con gas o carbónicas...

¿Cuándo empezar con el cepillado de los dientes de un niño?

  • Es recomendable usar un paño de limpieza húmedo para limpiar las encías después de cada comida, cuando es un bebé.

  • Tan pronto como aparezca el primer diente –generalmente, entre los 5 y 8 meses de edad–, se puede comenzar a usar un cepillo de dientes suave en lugar del paño para la limpieza.

  • A partir de un año, los niños deben estar familiarizados con el cepillado dental, permitiendo que sus padres realicen la limpieza de su dentadura.

  • Conviene educar a los niños, desde los dos añosa cepillar los dientes tres veces al día, después de cada comida, para crearles un hábito.

  • En un principio, la participación de los padres es fundamental hasta conseguir que el menor lo pueda hacer de forma correcta y autónoma.

A partir de los 5 años son capaces de cepillarse por ellos mismos, pero aún así conviene que, al menos una vez al día un adulto repase el cepillado para asegurarse de que se limpia correctamente, además así se puede observar cualquier alteración que pueda aparecer.

La mejor forma de enseñar a los niños a cepillarse los dientes es hacerlo en familia, mientras los padres realizan su rutinaria limpieza bucal, los pequeños aprenderán rápidamente imitando sus movimientos y sus costumbres de higiene dental.

Es recomendable enseñarles a modo de juego, que el niño comprenda los movimientos que debe realizar para cepillarse los dientes correctamente, hasta que se habitúe a hacerlo por sí mismo.

Respecto a la manera en la que se deben cepillar los dientes, hay que enseñar a los niños que es fundamental cepillar todas las partes de los dientes, las caras de dentro y fuera, sin olvidar los dientes de atrás.

Se deben cepillar desde la raíz y con un movimiento vertical o circular hacia la dirección del borde del diente. También hay que enseñarles a limpiar sus encías y la lengua. Se puede completar la limpieza con hilo dental.  Es fundamental que los padres den buen ejemplo y que, incluso, se cepillen juntos los dientes. Hay que tener en cuenta que a los niños les gusta imitar el comportamiento de los padres.

Es recomendable poner flúor cada vez que los niños van a revisión.

  • La fluoración sirve para fortalecer el esmalte dental disminuyendo su permeabilidad y haciendo más difícil que las bacterias den lugar a la caries.

  • Además, el fluoruro también ayuda a reparar las etapas iniciales de la caries antes de que esta sea visible.

  • Aunque el flúor es beneficioso a todas las edades, en los niños su aplicación aporta mayores beneficios.

Es importante acudir a revisiones periódicas para prevenir posibles caries o malformaciones. Conviene que con un año, el pequeño acuda al dentista para evaluar su desarrollo dental y en esta primera consulta, elaborar un plan preventivo para el futuro.

Curso relacionado: Higiene Bucodental

Profile picture for user Jose Carlos Saz
Jose Carlos Saz

Diplomado en Enfermería por la Universidad Autónoma de Barcelona(UAB), Diplomatura de Postgrado en Enfermería Psiquiátrica y Salud Mental en UB, Diplomatura de  Postgrado en Psicogeriatría en UAB , Enfermero Especialista en Salud Mental otorgado por Ministerio de Educación, Profesor de CEAC en el área de Salud.