Claves y consejos para comprar el mejor smartphone según tus necesidades

Claves y consejos para comprar el mejor smartphone según tus necesidades

Rafa Laguna

09-03-2016

En los últimos años el abaratamiento de la tecnología ha permitido que cualquier fabricante de smartphone saque al mercado dispositivos de gran calidad y precio. Pero ¿nos sirve cualquier dispositivo? ¿hay alguno que se adapte a nuestras necesidades presentes y futuras?

Presupuesto

¿Cuanto dinero estamos dispuestos a gastar? Esto es importante tenerlo muy claro al principio, ya que definirá la gama del dispositivo: baja, hasta 200€; media, unos 400€ o alta hasta 800€. Esta clasificación es totalmente subjetiva y que varía con el tiempo, ya que actualmente pueden encontrarse dispositivos considerados “gama media/alta” de fabricantes chinos por 300€. Aún así, es importante saber cuanto podemos gastarnos y empezar a descartar.

¿Qué uso vamos a dar nuestro smartphone?

El uso, junto al presupuesto, suelen ser los puntos más críticos en la elección de un smartphone.

Si únicamente vamos a utilizar el aparato para enviar mensajes por Whatsapp o navegar por internet y hacer alguna foto de vez en cuando, un dispositivo gama baja debería bastarnos.

En caso de querer hacer fotografías y retocarlas en el propio dispositivo, debemos fijarnos además en la cámara. Actualmente suelen montarse cámaras de gran calidad en dispositivos de gama media.

Si queremos jugar o que nuestro dispositivo sea nuestro asistente personal las 24 horas del día, lo recomendable sería una gama media/alta.

El tamaño de la pantalla

Hasta el año 2015, los dispositivos de diferentes gamas solían diferenciarse claramente por el tamaño de la pantalla. Aunque en mayor o menor medida sigue siendo así, podemos encontrar dispositivos de gama baja con pantallas muy grandes (5”), por lo que no debería ser un indicador de si es mejor o peor dispositivo por tener una pantalla grande.

Uno de los factores más importantes al escoger una pantalla grande o pequeña el gusto personal. No todo el mundo quiere un dispositivo enorme en su bolsillo.

A nivel técnico, debemos fijarnos en dos factores muy importantes: la resolución (cuantos puntos caben en una pulgada), es lo que define la calidad de imagen; y la tecnología de la pantalla, siendo las pantallas AMOLED las que ofrecen una mejor calidad de imagen con un consumo de batería menor.

Si la pantalla es muy grande, pero la resolución es baja, las imágenes se verán más pixeladas (puntos más grandes) y menos definidas.

Potencia de cálculo

El procesador del dispositivo es el componente que más batería gasta, junto con la pantalla. Es el encargado de realizar todas las operaciones y está encendido continuamente.

Un procesador potente no siempre es la mejor opción. Por ejemplo, si queremos autonomía un dispositivo con poca capacidad de proceso puede ser la solución. Hoy en día, cualquier dispositivo de gama baja es más potente que muchos de gama alta de hace 2 o 3 años, por lo que pueden realizar tareas complejas (ver vídeos HD y 360, retoque de imágenes, edición de textos, etc.), pese a no ser los más potentes. Un dispositivo con un procesador “dual” (dos nucleos de procesado en uno) y 1,5Ghz debería ser suficiente.

Si queremos gráficos 3D y juegos de última generación, necesitaremos un procesador potente. Por ejemplo, ocho núcleos de procesado y 2,4Ghz. Además, en estos casos, deberemos fijarnos en el procesador gráfico [enlace].

Batería

A mayor batería, mayor autonomía... aunque, como hemos explicado anteriormente, todos los componentes influyen en la misma.

La capacidad de las baterías se mide en “mAh”, siendo 2600mAh el mínimo recomendable en la gran mayoría de casos.

Es normal encontrar dispositivos de gama baja, con una batería mediocre, que duren más que dispositivos de gama alta. El tamaño del dispositivo también influye, y querer smartphones más finos obliga a montar baterías más pequeñas.

Hay dispositivos, como el Huawei Ascend Mate 7, que montan baterías de 4100mAh y que les permiten tener una vida operativa de 2 días de uso normal.

Sistema Operativo

Tres grandes opciones: iOS, Android y Windows Phone. Existen otras opciones muy interesantes, como Firefox OS o Ubuntu, pero actualmente están en su fase inicial de crecimiento y es difícil encontrar dispositivos que utilicen estos sistemas.

La elección es totalmente subjetiva, y hablar de uno o de otro nos metería en el terreno personal. Con iOS tenemos los dispositivos que Apple proporciona. Con Windows Phone, podemos encontrar dispositivos Nokia y algún fabricante chino. Android dispone la mayor variedad de dispositivos existente, ya que cualquier fabricante puede adaptarlo, siendo el software que adquiramos compatible entre ellos.

¿Cuál es el mejor smartphone para mi?

Esta pregunta nos la hacemos todos cuando queremos cambiar de dispositivo.

Si nunca hemos tenido un teléfono móvil inteligente, algo difícil hoy en día, lo ideal sería comprar uno de gama baja para acostumbrarnos a su funcionamiento y perder el miedo a romperlo o su complejidad.

Sin embargo, los dispositivos de gama media suelen ser ideales hasta para los más exigentes: realizar y editar fotografías, jugar puntualmente, navegar por internet, enviar mensajes, gestionar un calendario, etc. No es necesario gastarse más de 300€ para disponer de un verdadero ordenador de bolsillo que cubrirá todas nuestras necesidades diarias.

Los dispositivos de gama alta no lo suelen ser durante mucho tiempo, ya que la tecnología avanza muy rápido, por lo que sólo sería recomendable adquirir un dispositivo de esta gama si necesitamos la tecnología más puntera en ese preciso instante, siempre teniendo en cuenta que al año siguiente (o como máximo al cabo de dos años), estará disponible en teléfonos que cuesten la mitad de precio o menos.

Profile picture for user Rafa Laguna
Rafa Laguna

Informática y Tic