Comercio Minorista.

Mireia Olives

26-03-2015

Entendemos por comercio minorista a aquellos distribuidores detallistas que compran grandes cantidades de producto a fabricantes o a mayoristas y las venden en unidades o lotes pequeños al consumidor final.

El comercio minorista puede clasificarse:

-          Según los productos vendidos, podemos encontrar comercios de alimentación, bebidas, tabaco, textil, cuero, droguerías, perfumería, farmacia, equipamiento del hogar, equipamiento personal, vehículos y accesorios…

-          Según la relación que el distribuidor tiene con el espacio donde desarrolla su actividad, podemos hablar de un comercio independiente, un departamento alquilado como de los que dispone el Corte Inglés, franquicias (de las que ya hablamos en un post anterior), cadenas de sucursales, economatos o almacenes de fabricante.

-          Dependiendo de la localización, los comercios atraen a un tipo de consumidor determinado. En este ámbito distinguimos a los Centros Comerciales, Galerías o calles comerciales.

Debemos tener en cuenta que aunque el fin de todo minorista sea el mismo (vender y obtener un beneficio), la estrategia de los detallistas no es la misma.

Podemos hacer una primera clasificación si los comerciantes minoristas disponen de una tienda física donde encontramos:

-          Comercio tradicional.

-          Comercio especializado.

-          Tiendas de conveniencia.

untitled

-          Autoservicio.

-          Supermercado.

-          Hipermercado.

-          Grandes almacenes.

Cuando el minorista vende sin tener un espacio físico, se realiza una práctica de venta directa (estrategia que evoluciona cada día más). Aquí distinguimos:

-          Venta por correspondencia.

-          Venta por catálogo.

-          Telemarketing.

-          Televenta.

-          Comercio electrónico.

-          Venta automática (vending).

untitled2

-          Venta puerta a puerta.

-          Venta ambulante.

Según un informe elaborado por la consultora de Marketing “Coto Consulting”, dedicada a la investigación de mercados y retail marketing, el comercio minorista español ha vivido en 2014 su mejor año en los últimos tiempos.

Dicho informe, denominado “Retail Revolution Visión 2015”, detalla que durante el 2014 ha incrementado la confianza de los consumidores y empresarios.

Centrándose en las ventas, el informe indica que en 2014 los comercios individuales han disfrutado un mayor incremento (+9,25%), dentro de los comercios, los tipos de productos más vendidos han sido los bienes de equipamiento personal.

images

El informe concluye que las tendencias del comercio minorista son: más liquidez, más rapidez, una mayor experiencia de compra en sectores tradicionales y hipercanalidad.

 

Profile picture for user Mireia Olives
Mireia Olives

Licenciada en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad de Barcelona.
Su ejercicio profesional se basa en el mundo de la Empresa, siendo una apasionada de las Ventas y Marketing Online. Profesora de cursos del Área Empresa Especialidad en Marketing.