Hasta 3.250€* de BECA CAM para tu FP Oficial. ¡Pídela ya!
Mostrar más resultados

¿Qué es un consignatario?

¿Qué es un consignatario?

Escrito por Natalia Porca Rodríguez

La figura del consignatario es clave en las operaciones de transporte y traslado de mercancías por mar. Son muchos los agentes, ya sean físicos o jurídicos, que intervienen en la logística del transporte por vía marítima y que actúan como intermediarios en el comercio internacional.

No te pierdas detalle de este blog, en el que te damos las claves para entender la importancia de la figura del consignatario en el correcto funcionamiento del comercio internacional. Y, al terminar, echa un vistazo a nuestra FP de Grado Superior en Comercio Internacional, en la que podrás hacerte con un título oficial y adentrarte en el sector con garantías. ¡Sigue leyendo!

La figura del consignatario: ¿quién es?

La presencia del consignatario facilita todo el proceso logístico en las transacciones y transporte. Este profesional es un intermediario en el intercambio de mercancías por vía marítima, pero, de todas las figuras implicadas en el proceso, es una de las que mayor responsabilidad legal conlleva. De hecho, esta figura está recogida y definida de forma oficial por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana por el Real Decreto 131/2019.

Dejando la legislación al margen, ¿quién es exactamente un consignatario y dónde reside su importancia administrativa y legal? Un consignatario es una persona, o empresa, que se encarga de recibir las mercancías de un tercero por vía marítima. De este tercero, conocido como consignante, es de donde el consignatario toma su nombre.

El consignatario es el representante legal del buque o navío y, por lo tanto, será el responsable último de asegurarse de que la mercancía que se traslada llegue correctamente al puerto.

Como transportista de las mercancías, el consignatario no solo gestiona el correcto traslado y estado de las mercancías, sino que también es la figura legal encargada del bill of landing, un documento de comercio internacional emitido por diferentes tipos de transportistas, durante un contrato de transporte de mercancías en un buque de línea regular.

Pero para ejecutar estas funciones de manera eficaz, hay una serie de operaciones previas que el consignatario realiza y supervisa con el fin de garantizar el cumplimiento de las bases jurídicas, aduaneras y comerciales vigentes en el momento de la realización y recepción del buque.

Estas operaciones son:

  • Gestionar y tramitar aduanas, permisos y autorizaciones.
  • Planificar y coordinar las tareas de los estibadores portuarios.
  • Administrar las gestiones internas del buque.
  • Estar al corriente del mantenimiento del buque.
  • Contactar con capitanía marítima, si fuera necesario.

Tipos de consignatario 

Teniendo en cuenta lo anterior, podemos definir al consignatario como cualquier persona física o jurídica autorizada para realizar acciones sobre el buque o navío de mercancías en nombre de un tercero. Por lo que, en función del tipo de autoridad y contrato, podemos encontrarnos con diferentes tipos de consignatarios: 

  • Consignatario en comercio exterior
  • Consignatario como agente general 
  • Consignatario como agente especial 
  • Consignatario de mercancías auxiliar
  • Consignatario de mercancías independiente, cuando no tiene autoridad sobre el buque o navío, sino que acata las órdenes impuestas por el capitán en cuanto a funciones administrativas, legales y comerciales
  • Como agente de línea regular, es decir, cuando se ejecutan regularmente escalas, traslados o despachos de mercancías en las mismas rutas comerciales, el agente puede actuar a través de tres formas autorizadas diferentes: 
    • Consignatario de buques, cuando solo realiza labores de consignación
    • Agente de ventas, cuando solo comercializa mercancías
    • Agente de línea, si combina las funciones del agente de ventas y del consignatario 

La figura más común es la del consignatario de buques, ya que es un eslabón que reúne la mayoría de funciones generales de un consignatario

Por lo general, cuando nos referimos a un consignatario, estamos haciendo referencia a un consignatario de buques, ya que son muy pocas las diferencias entre los diferentes tipos de consignatarios en comercio internacional. 

La importancia de este rol en comercio exterior

Después de conocer sus funciones y tipologías, seguro que ya puedes intuir dónde radica la relevancia de este profesional. Aun así, conviene que dediquemos un apartado a profundizar en esta cuestión. Así que, continúa leyendo.

La importancia del consignatario en el mercado internacional o exterior radica sobre todo en su capacidad para gestionar la logística y los trámites aduaneros. Esto le permite garantizar que las mercancías lleguen a su destino de manera eficiente y conforme a las regulaciones internacionales. De este modo, se evitan también posibles conflictos y se ahorran costes.

De manera resumida, estas son las principales ventajas que aporta contar con un consignatario en el ámbito del comercio exterior:

  • Gestiona la logística de manera eficiente: El consignatario coordina el transporte y la entrega de mercancías, asegurando que lleguen a tiempo y en buen estado.
  • Posee un conocimiento especializado: Esto profesional maneja las normativas aduaneras y comerciales de diferentes países, lo que ayuda a evitar retrasos y sanciones.
  • Facilita la reducción de costes: Gracias a la labor de este profesional, se optimizan los procesos logísticos y previenen errores costosos.
  • Favorece la comunicación en los procesos comerciales: El consignatario actúa como representante del buque o navío en cuestión, facilitando la resolución de problemas y mejorando las relaciones comerciales entre proveedores e infraestructuras.
  • Optimiza la cadena de suministro: Por último, el consignatario también aporta valor al asegurar un flujo continuo de bienes en el mercado global, beneficiando a todas las partes involucradas.

Lo que necesitas para ejercer esta profesión

El consignatario, también conocido como agente marítimo o agente consignatario de buques, debe comprender muy bien la legislación vigente en comercio y transporte internacional de mercancías. Por lo tanto, se trata de un perfil especializado en diferentes áreas como logística, derecho, comercio o administración.

La Formación Profesional de Grado Superior es la formación oficial reglada más común para acceder a este perfil profesional y adquirir los conocimientos mencionados, para lo que es necesario estar en posesión del título de Bachillerato o Grado Medio como norma general. 

Tanto el Grado Superior en Transporte y Logística como el Grado Superior en Comercio Internacional, te habilitarán como consignatario o consignataria, en dos años de formación. Además de la formación habilitante, la experiencia en diferentes áreas logísticas y/o comerciales y un nivel de inglés intermedio forman parte del currículum de un consignatario o consignataria. 

¡Conviértete en consignatario! 

Con la FP de Grado Superior en Comercio Internacional aprenderás a planificar todos los procesos logísticos de transporte, por mar, tierra o aire. ¡Entre muchas otras actividades! El comercio internacional supuso el pasado 2021 el 26,8% del PIB español, ¿por qué no iniciar tu formación para formar parte de un sector en demanda y desarrollo?

En CEAC te ofrecemos la posibilidad de formarte para que obtengas tu titulación oficial a través de las Pruebas Libres. Aprenderás con materiales adaptados a las normativas y temarios estipulados por el Ministerio de Educación.

La experiencia de nuestro equipo académico y el aval de DHL te capacitarán para que superes las Pruebas Libres e impulsar así tu carrera profesional. En CEAC te damos las claves para que lo consigas, ¡no dudes en contactar con cualquier duda a través del formulario!

Formaciones relacionadas

Compartir en