Cómo asegurar la privacidad de la información en un dispositivo

Cómo asegurar la privacidad de la información en un dispositivo

Carlos Yañez

27-09-2017

En post anteriores hemos hablado sobre cómo proteger la información de nuestro equipo de sobremesa, pero hoy vamos a dar las pautas necesarias sobre cómo proteger nuestro dispositivo móvil y así garantizar la privacidad de la información que contiene el mismo.

El uso diario de nuestros terminales móviles inteligentes lleva de forma inherente que en el mismo llevemos mucha información personal. Si perdemos el terminal o nos lo roban, corremos el riesgo de que alguien se pueda aprovechar de esa información personal. También, una configuración no adecuada de las opciones del terminal, puede poner en riesgo la seguridad del contenido de nuestro dispositivo.

Apple y Google han ido evolucionando y ofreciendo cada vez mayores funcionalidades de seguridad para que el usuario pueda securizar su terminal. Veamos qué podemos hacer para garantizar la seguridad de nuestro terminal.

Apple y Google

La forma de entender la seguridad por parte de Apple y Google es diferente. En este sentido, los dispositivos Apple puede que tengan una mejor solución, más cerrada, para garantizar la privacidad de la información en caso de robo o pérdida a través de su solución iCloud. Google, por el contrario, ha ido evolucionando e incorporando novedades a sus versiones de Android para dotar de mejores herramientas de seguridad a los terminales. Revisaremos cómo gestionar esta seguridad para Android, pues para iOS básicamente con usar las capacidades de iCloud, tendremos todo resuelto.

Consejos para securizar un dispositivo Android

La securización en Android pasa por configurar una serie de opciones del sistema operativo que veremos a continuación.

Bloqueo de pantalla

La primera y más sencilla medida de seguridad que debemos tomar es la de bloquear la pantalla de nuestro terminal. Para ello tenemos varias opciones de bloqueo en función del terminal, ya sea un PIN, un patrón, una contraseña o una huella dactilar si el terminal nos lo permite. En cualquier caso, usemos PIN, contraseñas o patrones que no sean fácilmente predecibles.

Se configura en Ajustes > Seguridad > Bloqueo de pantalla.

Definido esto, lo importante es que el bloqueo de pantalla de realice rápidamente tras estar inactivo, de forma que no quede mucho tiempo desbloqueado. Tenemos diferentes opciones de tiempo, pero lo ideal es dejarlo en 15 o 30 segundos.

Lo podremos configurar desde la sección Ajustes > Pantalla.

Por último y también relacionado con el bloqueo y si disponemos de una versión de Android igual o superior a Android 5 o Lollipop, podremos usar la opción Smart Lock que nos permitirá desbloquear el terminal de forma automática según lo definamos, es decir, cuando reconozca nuestra cara, que lo llevamos encima, que estamos en casa, o en un lugar de confianza, por reconocimiento de voz o si está próximo a otro dispositivo de confianza

Esta opción, se puede configurar en Ajustes > Seguridad > Smart Lock.

Cifrar los datos del terminal

Una buena opción para securizar los datos de nuestro terminal es cifrarlos. El problema de este proceso es que es algo lento. El mismo Android ya nos informa cuando vamos a cifrar que el proceso durará más de una hora y que, además, después de cifrarlo, cada vez que encendamos el terminal, deberemos desbloquear la pantalla para descifrarlo, lo cual podrá impactar en el rendimiento del terminal.

Control sobre las aplicaciones

Sin llegar a tener que cifrar nuestros datos, podemos tener mayor control sobre las aplicaciones que instalamos con el fin de garantizar que las mismas son seguras y no accederán a nuestros datos.

La forma de garantizar que instalamos una aplicación segura, es hacerlo a través de Google Play Store. Adicionalmente, será altamente recomendable no permitir la instalación de aplicaciones que provengan de otro origen y que puedan ser maliciosas.

Para ello desactivaremos el permitir la instalación de aplicaciones que no sean del Google Play Store desde Ajustes > Orígenes desconocidos.

Además de descargar desde Google Play Store, si disponemos de la versión de Android 6 Marshmallow o superior, podremos administrar los permisos que otorgamos a las aplicaciones que instalamos para controlar a qué les damos acceso

Desde Ajustes > Aplicaciones > Opciones avanzadas > Permisos de aplicaciones podremos decidir a qué tipo de información y funciones pueden acceder cada una de las aplicaciones.

Una novedad existente con la última versión de Android es Google Play Protect. En realidad, no es tan novedoso como pueda parecer pues es el antiguo Verificador de Aplicaciones.

No es más que un antivirus que verifica todas las aplicaciones que tenemos instaladas y nos alerta en caso de alguna amenaza. Conviene tenerlo activado y preservar así nuestra seguridad.

Podemos verificar que está activo desde Ajustes de Google > Seguridad > Google Play Protect o en Ajustes > Google > Seguridad > Google Play Protect

Si no activamos la opción mejorar detección de aplicaciones dañinas, solo nos analizará las aplicaciones descargadas desde Google Play Store.

¿Y si nos roban o perdemos el terminal?

Si perdemos o nos roban nuestro dispositivo, no querremos que nadie acceda a nuestra información por lo que tendremos que tener la capacidad de localizar, bloquear o incluso poder borrar a distancia el contenido del dispositivo.

Para poder lograr esto, debemos tener activas las opciones del administrador de dispositivo. Para ello iremos a Ajustes > Google > Seguridad > Encontrar mi dispositivo y activaremos las opciones que aparezcan.

Con todas estas pautas que os he dado, creo que podemos decir que tendremos nuestro terminal securizado. De todas formas, no olvides además realizar copias de seguridad de forma habitual.

Si tienes algún consejo adicional, no dudes en hacérnoslo llegar para poder complementar en post de hoy.

Curso relacionado: Técnico Superior en Desarrollo Aplicaciones Multiplataforma

Profile picture for user Carlos Yañez
Carlos Yañez

Ingeniero Superior de Telecomunicaciones por la UPC. Director de Informática en un Laboratorio de Análisis con implantación nacional. Profesor de los cursos de Electrónica y Técnico en Sistemas Microinformaticos y Redes.