Cómo exfoliar tu piel después del verano

Cómo exfoliar tu piel después del verano

Carmen Arroyo

29-09-2017

Dejando atrás las vacaciones y volviendo a la rutina diaria, debemos pensar en los problemas a los que la piel ha estado sometida durante los días de descanso, como radiaciones solares, el agua del mar….  Ahora es el mejor momento para comenzar a plantearnos los cuidados de la puesta a punto. Lo ideal es aprovechar los beneficios que nos ha aportado a la piel estos días de descanso y de tener un mayor contacto con el aire libre, además de procurar aprovechar también el bronceado.

Exfoliar la piel, la clave de lucir una piel radiante

Limpiar y exfoliar es el primer paso para mejorar la piel, sobre todo cuando hace muchos días que no se ha hecho ningún tratamiento. Con ello lograremos eliminar células muertas, impurezas, rugosidades de la piel para dejarla limpia y preparada para todos los tratamientos.

Cuando exfoliamos la piel, a la vez la limpiamos en profundidad. Eliminamos las células muertas mejorando la oxigenación, lo que mejora la formación de nuevas células, la formación de colágeno y la captación de agua externa con lo que se consigue una mayor hidratación, que a su vez se vuelve mucho más receptiva a todos los tratamientos.

¿Como exfoliar los diferentes tipos de piel?

Es muy diferente como debemos tratar la piel dependiendo de su naturaleza, ya que no será lo mismo una piel grasa con tendencia acneica a una piel seca o madura. Si no se ha protegido la piel del sol, el daño ocasionado en las fibras de colágeno y elastina va a ser el mismo, aunque las pieles más claras son las que más han sufrido este daño.

  • Las pieles grasas con tendencia acneica van a necesitar un especial cuidado, pues durante los meses de verano, la exposición al sol ha actuado como antiséptico y ha secado algo la piel, por lo que el acné en muchos casos mejora. Pero de vuelta a la rutina debemos exfoliar la piel para eliminar las células muertas.

  • Las pieles más secas durante el verano son las que han sufrido más, ya que el viento y el sol son las que provocan una mayor sequedad y así aumenta el aspecto de piel envejecida, el comienzo de todo tratamiento es eliminar toda esa capa de células muertas que envejecen más e hidratar con más intensidad la piel: es el momento de exfoliar y nutrir en profundidad.

  • Para pieles grasas, aconsejo un scrub que, gracias a las micropartículas que contienen estos cosméticos, ayudaran a arrastrar las células muertas e impurezas. El resultado es inmediato, al pasar la crema o el gel más o menos fuerte la piel queda más fina. La fuerza de exfoliación depende de la intensidad en el momento de aplicarlo.

  • Las pieles normales y mixtas pueden usar exfoliantes también mecánicos tipo scrub y exfoliantes con AHA. Igualmente, estas exfoliaciones mecánicas se pueden hacer usando un cepillo de limpieza.

Estos exfoliantes se suelen usar también en el cuerpo. Después del verano hay un aumento de células muertas debido a las agresiones atmosféricas que toda la piel del cuerpo se debe exfoliar para dejarla preparada para la siguiente temporada.

Hidratación, segundo paso de choque

Las mascarillas van a nutrir y a reparar, es el tratamiento en profundidad que necesitamos después de las exfoliaciones. Se pueden hacer tanto corporales, faciales, para el pelo, manos y pies

Cuando la piel está estresada o muy irritada, es aconsejable una mascarilla con caléndula, y la de baba de caracol también puede ser muy útil y regenerante. También hay mascarillas que contienen argireline, y este componente va a ayudar a atenuar las arruguitas de expresión que se marcan más debido a la exposición solar y al aumento de sequedad

Aconsejo aplicarla durante la noche o cuando se tenga un tiempo extra y se esté relajada. Se deberían tener aplicadas durante un mínimo de 20 minutos, se ha de aplicar la crema para que la piel esté completamente cubierta, pues así estará recibiendo todas las sustancias beneficiosas.

Razones por lo que debemos exfoliar la piel

Aunque exfoliar la piel es un gesto que deberíamos repetir durante todo el año, por algunas buenas razones:

  • En primer lugar, eliminar las células muertas que se acumulan sobre la superficie de la piel, para alisarla y mejorar su nivel de hidratación.

  • La piel se renueva y absorbe mejor otros tratamientos (hidratantes, anticelulíticos, etc.) potenciando y mejorando sus efectos.

  • La piel tiene un aspecto más sano, suave y uniforme, más luminoso. En definitiva, más bonito.

  • De cara al verano, conseguiremos también un bronceado más uniforme y que durará más tiempo si tenemos la piel bien preparada para tomar el sol.

  • Cuando exfoliamos activamos la circulación superficial, revitalizando la epidermis.

¿Con qué frecuencia exfoliáis vuestra piel? ¿Hacéis algún tratamiento especial después del verano? ¿Qué te pide tu piel después de los días de sol?

Curso relacionado: Ciclo Formativo de Grado Medio de Técnico en Estética y Belleza

Profile picture for user Carmen Arroyo
Carmen Arroyo

Me encanta estar al día de la moda sobre todo relacionada con el mundo de la peluquería, saber qué colores, cortes y peinados se llevan cada temporada. Me gusta hacer cursos para ir reciclando, siempre aprendes técnicas nuevas asistir a ferias y congresos.