conducción eficiente

Cómo hacer una conducción más eficiente  

Ricardo Romero

22-07-2020

La manera de ser de cada uno es algo que nos define y determina en todos los aspectos de nuestra vida, también en la manera de conducir nuestro automóvil. Por lo menos eso es lo que dice el estudio llevado a cabo por muchas investigaciones (una de ellas Mapfre) en el que se muestra cómo la actitud del conductor puede provocar la manera de tener un accidente de tráfico. La investigación ha tomado como muestra a 400 personas elegidas al azar en todas las Comunidades Autónomas. Han realizado una evaluación personal a cada individuo con un cuestionario cerrado y se han tenido en cuenta cuestiones como por ejemplo la edad, sexo y tiempo de obtención del permiso de conducir. Con esta investigación se pretendía saber la actitud de los españoles al volante y las situaciones que les provocan más estrés, así como la percepción que estos tenían de ellos mismos y del resto de los que llevamos vehículos.

Psicología sobre la conducción eficiente

Según esta investigación de Mapfre, cabe decir que la mayoría de los que han hecho la encuesta en este estudio se consideran como personas tranquilas al volante y piensan que así les ven el resto de conductores cuando van al volante. Un 51% se consideran afables. Por su parte, tan solo un 1,5% de las personas preguntadas admiten que tienen una actitud podríamos decir que agresiva o violenta en el coche y un 22% reconoce que es ansioso cuando tiene un volante en sus manos.

La situación más estresante a la hora de conducir, son los dichosos atascos. Por ejemplo, en las grandes ciudades como Madrid o Barcelona los conductores pasan una media de 41 horas al año enfrascados en embudos por los atascos. Este tipo de situaciones enervan la paciencia de quien se pone al volante y causan situaciones de ansiedad y agresividad con otros conductores. Así, en este estudio el 45% de los encuestados dice que se ha visto en una actitud mala con otros conductores.

Trucos para una conducción eficiente

Muchos son los especialistas que han escrito sobre este tema, pero me voy a centrar en uno en concreto, el CEA. Aquí van sus 10 trucos para una conducción eficiente ante el volante.

  • Start and stop en marcha:

Arrancar el motor y no pises el acelerador.

En los motores de gasolina iniciar la marcha enseguida después del arranque.

En los motores diésel, esperar un rato antes de comenzar la marcha.

  • Primera marcha:

Usarla sólo para el inicio del movimiento; cambiar a 2ª a los 2 segundos o 5 metros aproximadamente.

  • Acelerar sobre la marcha iniciada:

Según las revoluciones:

En los motores de gasolina: entre las 2.000 y 2.500 r/min

En los motores diésel: entre las 1.500 y 2.000 r/min

Según vayamos en velocidad:

a 2ª marcha: a los 2 segundos o 6 m

a 3ª marcha: a partir de unos 30 km/h

a 4ª marcha: a partir de unos 40 km/h

a 5ª marcha: por encima de unos 50 km/h

Acelere tras la realización del cambio.

  • Utilización de las marchas en movimiento:

Circular en las marchas más largas y a bajas revoluciones para ahorrar combustible.

Es preferible circular en marchas largas con el acelerador pisado en mayor medida que en marchas cortas con el acelerador menos pisado, así no lo llevaremos tan revolucionado.

En ciudad, siempre que sea posible, utilizar la 3ª y 4ª marcha.

El coche consume menos combustible en las marchas largas y a bajas revoluciones. Por ejemplo, un coche de pequeña cilindrada (1,2 litros), circulando a una velocidad de 65 km/h.

En 3ª marcha, consume 7 litros de gasolina,

En 4ª, 6,2 litros (un 10% menos),

En 5ª, solo 5,9 litros (un 14% menos).

  • Velocidad de circulación:

Mantenerla lo más laminar posible; buscar sencillez en la circulación, evitando los frenazos, aceleraciones y cambios de ritmo innecesarios.

El consumo de carburante aumenta en función de la velocidad elevada a casi el cubo. Un aumento de velocidad del 19% (pasar por ejemplo de 100 a 120 km/h), significa un aumento del 43% en el consumo (de 8 l/100 km a 11,5 l/100 km).

  • Cuando dejamos de acelerar:

Levantar el pie del acelerador y dejar rodar el automóvil con la marcha embragada en ese instante.

Frenar de forma delicada con el pedal del freno.

Reducir de marcha lo más tarde posible, con especial atención en bajas pendientes.

  • Parar el vehículo:

Siempre que la velocidad detenga el coche sin reducir previamente de marcha.

  • Paradas:

En paradas prolongadas (por encima de 65 segundos), es recomendable apagar el vehículo.

  • Previsión y anticipación:

Llevar siempre el vehículo con una adecuada distancia de seguridad y un amplio campo de visión que permita ver 2 ó 3 vehículos por delante mínimo.

En el momento en que se detecte un obstáculo o una deceleración de la velocidad de movimiento en la vía, levantar el pie del acelerador para anticiparse a las maniobras.

  • Seguridad:

En la mayoría de las maneras de conducción, mantener las reglas de la conducción eficiente contribuye al aumento de la seguridad vial del estado.

Pero claramente existen situaciones que requieren acciones de inmediata solución, para que la seguridad no se vea afectada.

 

Profile picture for user Ricardo Romero
Ricardo Romero

Ingeniero Técnico Industrial especializado Electrónica Industrial. Técnico Superior de Electromecánica de Vehículos y técnico Hardware/Software de Sistemas Informáticos.

FP de Grado Medio en Mecánica de Vehículos Automóviles

en FP de Grado Medio / Mantenimiento e Instalaciones

España ocupa el segundo puesto en producción de vehículos en Europa y el octavo en el resto del mundo. Además, el 87% de la producción de vehículos en España se exporta a más de 130 países en todo el mundo.

1.400 Horas

Videos en 3D

Prácticas Profesionales

Solicitar información