Cómo lavarnos los dientes y tener una higiene bucodental completa

CEAC Blog

31-03-2014

Normalmente utilizamos la expresión de lavarnos los dientes y debemos poner atención en realizar una completa higiene de toda la boca, incluyendo por supuesto los dientes tanto inferiores como superiores, las encías, el paladar duro y la lengua, olvidada por la mayoría de los pacientes.

La higiene bucal debe por lo menos durar como mínimo dos minutos. Usando movimientos cortos y suaves, prestando especial atención a la línea de la encía, limpiando todos los dientes tanto posteriores como anteriores y todas sus superficies.

Es muy imporante conocer la forma correcta de lavarnos los dientes y por tanto llegar a tener una higiene bucodental completa. Para obtener esto, el procedimiento sería:

  • Empieza con las  superficies externas de los dientes superiores y luego las de los dientes inferiores.
  • Siguiendo por las superficies internas de los dientes superiores y luego las de los dientes inferiores.
  • Finaliza en las superficies de masticación.

Es muy importante que uses siempre un cepillo de cerdas suaves con puntas redondeadas que no maltraten la encía, ni produzcan dientes sensibles por cepillado fuerte y con técnicas inadecuadas.

Técnica de Bass

Hay varias técnicas de cepillado, pero  la más recomendada es la Técnica de Bass, en la que se inclina el cepillo a 45º con respecto a los dientes, apoyándose sobre el mismo. Se realizan movimientos vibratorios hacia adelante y atrás durante 10-15 segundos,pero sin desplazar el cepillo de su punto de apoyo, abarcando de a dos o tres dientes. Deben ser movimientos muy cortos para que las cerdas se flexionen levemente,  sin  que las puntas se desplacen de los puntos de apoyo. Así conseguimos eliminar la placa bacteriana.

No olvidemos el uso de la seda dental una vez al día, en especial en el cepillado antes de ir a dormir,  deslizando el hilo entre los dientes realizando un movimiento en zigzag. Cuando éste alcance las encías, muévelo imitando una letra C contra la superficie de uno de los dientes e introdúcelo suavemente entre la encía y el diente, repitiendo la operación contra la otra superficie del diente adyacente.Limpiamos la lengua, donde se encuentran la gran mayoría de bacterias productoras de la halitosis o mal aliento, para esto existen raspadores linguales o simplemente con el cepillo dental, con movimientos de atrás hacia adelante.

Recuerda que el  cepillo dental se debe cambiar cada 3 meses,  con el cepillo eléctrico o cepillo convencional se puede lograr una buena higiene bucal.

Obtendremos  los beneficios del enjuague bucal, si antes hemos realizado una correcta higiene bucal, que incluya cepillado e hilo dental.

Debemos tener presente que el sangrado de las encías no es normal, es la manifestación de la inflamación de las encías, para un correcto tratamiento y diagnóstico, es recomendable la visita periódica al odontólogo.

 
Profile picture for user CEAC Blog
CEAC Blog