Cómo poner límites a los niños

Nancy López Lago

04-12-2014

Los límites no se ponen de un día para otro, implica tiempo y esfuerzo. Hacerlo bien exige mucha energía y ahí es dónde suele aparecer el principal problema. Muchas veces nos sentimos cansados y preferimos ceder antes que "educar", de modo que el problema está servido. El niño aprende que con insistencia, consigue lo que quiere. Por lo tanto, poner límites es mantenerse firmes en aquello que consideramos importante y no ceder aunque estemos cansados, aunque el niño insista o aunque monte una pataleta monumental y nos miren mal. Si de verdad creemos en lo que estamos haciendo hay que insistir en ello.

niña llorando

Otro problema que suele surgir, es que poner límites suele ser una tarea ingrata. No queremos que nuestros niños "se enfaden" con nosotros y poner límites implica tomar medidas que probablemente no les gusten.

Pero, ¿qué es poner límites?

Se trata de enseñar al niño, lo que está bien y lo que está mal, lo que puede hacer y lo que no, que a veces existen excepciones a las reglas, pero que estas están para cumplirse, que las acciones tienen consecuencias y que debemos responsabilizarnos de ellas. Gracias a los límites los niños aprenden las normas y conductas sociales, aprenden a interiorizar los valores que consideramos importantes y a desarrollarse como las personas que van a ser, en definitiva.

Medios para lograrlo:

  • Mediante la palabra: Explicando, razonando, usando cuentos, fábulas, canciones...etc.

  • Dando ejemplo: los niños imitan lo que ven. Seamos un buen ejemplo a seguir. 

  • Por medio del refuerzo y el castigo: Los niños tienen que aprender que sus actos tienen consecuencias, tanto las positivas como las negativas.

Y por último... limites sí!, pero con sentido común, y equilibrando exigencia y cariño, sobretodo, mucho cariño!

Profile picture for user Nancy López Lago
Nancy López Lago

Psicóloga especialista en Terapia Breve Estratégica y Técnica en Educación Infantil. Apasionada por la docencia, el arte de enseñar y el de aprender cada día. Superarse y ser feliz.