Cómo prevenir y detectar el acoso escolar 

Cómo prevenir y detectar el acoso escolar 

redaccion

21-03-2019

Según datos del Instituto de Estadística de la UNESCO uno de cada tres adolescentes ha sufrido acoso escolar recientemente. El acoso escolar o bullying afecta a jóvenes de todas partes, en todas las regiones y en países con diferentes niveles de ingresos.

Es decir, no existe una población de riesgo como tal sino que cualquiera puede ser víctima de acoso escolar. Se ha visto, además, que no sólo debemos estar atentos al acoso escolar "tradicional" sino que el ciberbullying es un problema que va en aumento y que uno de cada cuatro casos ya se lleva a cabo mediante medios tecnológicos. 

¿Cómo detecto si mi hijo/a está siendo acosado?

Hay señales que nos pueden poner en alerta y por ese motivo es importante observar mucho a nuestros hijos y mantener una relación de confianza que les permita contarnos sus problemas. En España el 70% de los menores afectados acaba contando estos sucesos a sus padres pero tardan una media de 13 meses en pedir ayuda. 

  • Si vemos que el niño se aísla o no se relaciona como antes. Un cambio de este tipo nos puede hacer sospechar de que algo no funciona bien.
  • Si empieza a manifestar enfermedades de tipo psicosomático como puede ser dolor de barriga o de cabeza, de manera sistemática.
  • Si comienza a poner excusas para no ir al colegio cuando antes iba contento. 
  • Si vemos cambios de carácter. Por ejemplo, pasar de ser un niño alegre y abierto a estar triste, preocupado, enfadado y con rabia. 
  • Si vuelve del colegio con material roto o perdido de forma más o menos sostenida
  • Si presenta cambios posturales o cambia sus hábitos de ropa para cubrirse, debemos sospechar que algo le pasa. 

Si observamos alguna o varias de estas situaciones, aunque puede que no sea acoso, implica que tiene algún problema y debemos indagar sobre que puede ser.

Lo mejor es conseguir que sea al propio niño el que nos lo cuente y para ello podemos intentar varias cosas:

  • Mantener con él una relación de confianza y comunicación abierta. Es importante que cada día sepamos como le ha ido el día en el colegio, preguntemos que cosas son las que más le gustan, cuales las que menos, con qué se divierte más, cómo están sus amistades, etc.
  • Si sospechamos que algo le pasa es mejor comenzar hablando del día a día y a partir de ahí preguntar sobre aspectos concretos como "qué tal con tu amigo xxx?".
  • Es necesario verbalizar nuestras preocupaciones, pero desde la calma. Por ejemplo: "me preocupa que te esté pasando algo. Cada día veo que no vas contento al colegio y que algo te preocupa. Puede ser que alguien te esté molestando?"
  • Adelantarse a su miedo para tranquilizarle. En la mayoría de los casos, los niños tienen miedo de contar lo que les pasa por miedo a que la situación empeore.  Es necesario hacerle ver que no va a ser así y que lo que se hable con el tutor será confidencial. 
  • Hacerle ver que los profesores se preocupan y son buenos profesionales y que nosotros confiamos en ellos para que le ayuden a salir de esta situación. 
  • Hablar de situaciones que supo solucionar para infundirle autoconfianza, por ejemplo, recordándole otras situaciones y cómo las afrontó y consiguió superarlas.  
  • Buscar soluciones conjuntamente. Es positivo investigar con calma opciones de solución. Por ejemplo: "qué compañero te cae bien de tu clase?¿podrías contar con él para que te ayudara?¿quieres que hable con tu profesor para que os coloque juntos?"

¿Qué debes evitar hacer si tu hijo/a sufre acoso?

  • Sobreproteger. Los niños que sufren acoso presentan una baja autoestima y la sobreprotección sólo le confirma que no es capaz y que no puede manejar la situación. Hay que darle herramientas pero confiar en sus capacidades.
  • Sobrereaccionar. Es decir, pensar enseguida en cambiar al niño de colegio, en denunciar sin hablar con las partes implicadas, en ir al centro con una actitud desafiante, etc. Esto provoca que el niño se encierre más en si mismo y no aprenda a sacar recursos personales para afrontar el problema.
  • No contar con el niño como parte del proceso. Es necesario que sea protagonista de lo que sucede y que conozca los pasos que se van a llevar a cabo.

Detectar y saber que hacer ante situaciones así es necesario pero la prevención es fundamental para reducir esta tasa de incidencia tan alta en nuestros centros. ¿Qué podemos hacer?

  • Promover una educación en valores
  • Trabajar la empatía desde el aula y en casa
  • Dotar a nuestros hijos de herramientas como la resolución de conflictos.
  • Ofrecer ocasiones a nuestro hijo para que desarrolle su autonomía y su autoestima. 
  • Dar charlas en los colegios para sensibilizar sobre el tema y prevenir el acoso escolar. 
  • La adherencia de los centros a programas existentes hoy en día como por ejemplo "buentrato" que consiste en seleccionar a alumnos voluntarios y se les forma en habilidades básicas de tolerancia a las desigualdades y de resolución de conflictos. 
  • Educar a nuestros hijos en relación a los peligros de internet y hacer un uso responsable de redes sociales. Hablarles sobre las consecuencias legales que puede tener el ciberbuying.


Como veis, el acoso escolar es un tema que debe preocupar y que es necesario trabajar previamente en casa y en los colegios para prevenirlo, detectarlo y ponerle freno. Danos tu opinión sobre ello.

Curso Técnico de Psicología Infantil y Juvenil

Profile picture for user redaccion
redaccion

Curso Técnico en Psicología Infantil y Juvenil

El curso CEAC de Psicología Infantil y Juvenil proporciona los conocimientos sobre el desarrollo psicológico en niños y adolescentes que todo profesional de la educación debe conocer para poder ejercer su tarea...

600 Horas

Campus online

Prácticas Profesionales

Solicitar información