Conoce mejor los trastornos alimenticios: Anorexia y Bulimia

Conoce mejor los trastornos alimenticios: Anorexia y Bulimia

Jose Carlos Saz

04-12-2017

Esta semana, me gustaría hablar de un trastorno que según los últimos estudios realizados coinciden en señalar una tasa de prevalencia en los adolescente del 4,5%, me refiero a los trastornos alimenticios (TCA): Anorexia y Bulimia.

Definición

Los trastornos alimenticios engloban varias enfermedades crónicas y progresivas que consisten en una gama muy compleja de síntomas entre los que prevalece una alteración o distorsión de la auto-imagen corporal, un gran temor a subir de peso y la adquisición de una serie de valores a través de una imagen corporal.

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), la anorexia  es una enfermedad
que se caracteriza por la pérdida deliberada de peso, inducida o mantenida por la propia persona,
ante la imperiosa necesidad de perder peso y una percepción deformada de la propia imagen.

La bulimia, según la OMS, es un síndrome que se caracteriza por episodios repetitivos de ingestión excesiva de alimentos y por una preocupación casi obsesiva por el control del peso corporal, lo que lleva a la persona a adoptar medidas extremas como el vómito auto inducido por la ingestión de comida.

Epidemiologia

La edad de inicio en la anorexia esta   entre los 13 y los 18 años, asociados al sexo femenino, aunque los casos de hombres va en aumento no llegan al 10% y casi siempre asociados a la bulimia. En el caso de la bulimia el inicio suele darse entre los 18 y 25 años, aunque  la enfermedad se manifiesta con más frecuencia entre los 24 y los 40 ya que el cuadro clínico pasa desapercibido durante años.

En EEUU la anorexia  supone ya la tercera enfermedad crónica más frecuente entre chicas adolescentes, después de la obesidad y el asma legando a ser su letalidad la más alta entre las detectadas por trastornos psiquiátricos.

El problema de los TCA, es cada vez más cotidiano en nuestra sociedad, ya que una de cada diez adolescentes lo está experimentando. Estos trastornos afectan las relaciones sociales, familiares, interpersonales, escolares, laborales, pero sobre todo, la autoestima de la persona, llegando a ser un problema de ámbito mental.

Factores de riesgo

Existen varios factores de riesgo, que dividiremos en factores individuales de la persona, factores familiares y finalmente sociales.

1-Entre los factores  de riesgo individuales podemos destacar:

-Falta de autonomía, destaca una dependencia excesiva.

-Baja autoestima, es el factor característico de este tipo de trastornos.

-Personas que buscan el perfeccionismo, llegando a rozar lo obsesivo.

-Depender de los juicios de aprobación de los demás, buscan la satisfacción de ser aprobadas por el grupo.

-Suelen ser más infantiles, tienen miedo a madurar.

2-Entre los factores de riesgo familiar, destacamos:

-Difícil comunicación familiar y a veces incluso nula comunicación

-Sobreprotección de los padres, llegando a la incapacidad de la persona.

-Familias que sobrevaloran la imagen externa.

-Familias con antecedentes de alcoholismo y depresión.

-Familias con expectativas sobre sus hijos distorsionadas, llegando a exigirles la perfección.

-Antecedentes de malos tratos o abusos sexuales.

-Familias con antecedentes de anorexia o bulimia.

3-Entre los factores de riesgo sociales destaca:

-Presiones culturales, que fomentan la delgadez, exigen un cuerpo perfecto para tener un éxito social

-Presiones del grupo, donde se excluye a la persona que no realiza culto al cuerpo, esto sucede sobretodo en adolescentes.

-La moda y la publicidad, donde las personas no se valoran por su interior, sino que por su apariencia física.

Tratamiento

El tratamiento es largo y duradero, pero podemos destacar que el 70% de la personas con trastorno de la conducta alimentaria lo superan.

El primer paso para iniciar el tratamiento es la conciencia de enfermedad, algo que es difícil de conseguir, pero con una psicoterapia idónea se consigue.

Los objetivos del tratamiento de los TCA son los siguientes:

-Restaurar el peso y el estado nutricional.

-Tratar las complicaciones físicas

-Proporcionar educación para la salud sobre un hábito alimenticio saludable

-Tratar  los problemas  psicológicos del TCA.

-Favorecer el apoyo familiar y proporcionar asesoramiento y terapia a la familia.

-Prevenir recaídas

Es importante, iniciar programas de prevención en las edades adolescentes, con jornadas y charlas en institutos sobre las conductas alimentarias, la información es la primera arma para no padecer este tipo de enfermedades relacionadas.

Tenemos claro que debemos de realizar prevención en los institutos sobre las drogas o sobre las enfermedades de transmisión sexual, pero a veces se nos olvida sobre las conductas alimentarias.

Y sobre todo a nivel familiar, debemos vigilar los hábitos alimenticios de nuestros adolescentes, ya que puede haber una carencia, que les lleve a tener un trastorno de la conducta alimentaria.

¿Conoces a alguien que pueda tener este tipo de trastorno? ¿Sabes si ha buscado ayuda? Puedo afirmar que algo que te hace llorar y sufrir tanto para alcanzar la perfección, no puede ser lo que necesitas para ser feliz.

Curso relacionado: FP de Grado Medio de Técnico en Auxiliar de Enfermería

Profile picture for user Jose Carlos Saz
Jose Carlos Saz

Diplomado en Enfermería por la Universidad Autónoma de Barcelona(UAB), Diplomatura de Postgrado en Enfermería Psiquiátrica y Salud Mental en UB, Diplomatura de  Postgrado en Psicogeriatría en UAB , Enfermero Especialista en Salud Mental otorgado por Ministerio de Educación, Profesor de CEAC en el área de Salud.