Consejos para ahorrar en calefacción este invierno

Consejos para ahorrar en calefacción este invierno

Emiliano Soneira

19-01-2017

Según el IDEA (Instituto para la diversificación y ahorro de la energía, dependiente del Ministerio de  Energía) el 90% de los hogares en España tienen calefacción instalada, y, de ellos, más de un 80% tienen un sistema de calefacción individual. La opción mayoritaria en estos casos es la caldera (en un 50% de las viviendas) seguidas de los radiadores eléctricos y los equipos de aire acondicionado con bomba de calor. Asimismo según el Instituto de Diversificación y Ahorro Energético (IDAE), el gasto medio de los hogares españoles en calefacción ronda el 46%, por lo que es un tema que merece una atención especial en aras de intentar minimizar el impacto que dicho gasto tenga en nuestra economía doméstica al ahorrar calefacción.

Sea cual sea nuestra forma de calentar la casa, lo más importante es disponer de un buen aislamiento, si no es así, nunca vamos a tener un sistema de calefacción eficiente que nos ayude a rebajar nuestra factura de energía, o sea, a ahorrar calefacción. Las últimas tendencias en ahorro energético, como la llamada “casa pasiva” se orientan hacia ese objetivo. Si no dejamos salir el calor y entrar el frío, no necesitaremos reponer la energía perdida.

Para lograr un consumo eficiente de la energía y sin necesidad de grandes inversiones, aquí van algunos consejos relacionados por el IDEA:

  • Una temperatura de 20/21ºC es suficiente para mantener el confort en el establecimiento. En los dormitorios se puede rebajar esta temperatura entre 3 y 5ºC

  • Apagar la calefacción por la noche y por la mañana no encenderla hasta haber terminado las labores de limpieza y ventilación de habitaciones.

  • Las válvulas termostáticas de radiadores y los termostatos programables son soluciones asequibles, fáciles de colocar y que pueden amortizarse rápidamente por los importantes ahorros (entre un 8 y un 13%).

  • No hay que esperar a que un equipo se estropee. Un mantenimiento adecuado de la caldera nos permitirá ahorrar hasta un 15% de la energía.

  • El aire contenido en el interior de los radiadores dificulta la transmisión de calor desde el agua caliente hacia el exterior. Es conveniente revisarlos y si es necesario purgarlos al inicio de la temporada de calefacción.

  • No cubrir los radiadores ni colocar objetos justo al lado ya que ello dificulta la adecuada difusión del aire.

  • Para ventilar completamente una habitación es suficiente con abrir las ventanas 10 minutos (es el tiempo que se calcula para hacer un renuevo completo del aire).

  • Cerrar persianas y cortinas por la noche evitará importantes pérdidas de calor. Esta medida es interesante aplicarla en aquellas habitaciones que no estén ocupadas.

El tipo de calefacción que menos mantenimiento requiere es el eléctrico, ya que tan sólo es necesario comprobar el funcionamiento de los temporizadores para ajustar el tiempo que programemos de encendido y apagado para ahorrar calefacción. Una vez nos hemos cerciorado de que todos los sistemas funcionan correctamente podremos poner en práctica otras medidas que nos ayudarán a ahorrar calefacción.

En los párrafos siguientes se ampliará la información que de forma pública indica el IDEA:

  • Uso racional de la calefacción. Temperatura. No nos cansaremos de recomendar el uso racional de la misma es el más razonable de los consejos a seguir y no sólo por razones de ahorro en el consumo, sino por consciencia de conservación del medio ambiente. Un uso óptimo de la calefacción sería no sobrepasar los 20 ó 21ºC para mantener caliente nuestro hogar.

  • No utilizar la calefacción por la noche. Por la noche, lo más aconsejable es apagarla ya que el calor  generado por la ropa de abrigo de la cama es suficiente para alcanzar los 15 o 17º C que se consideran suficientes para dormir de forma saludable.

  • Aislar correctamente la casa del exterior. Es una medida relativamente sencilla y muy necesaria para ahorrar calefacción controlando el consumo. Aislar convenientemente la casa; fundamentalmente ventanas, puertas o rendijas de ventilación, ya que si dejamos que se escape el calor y entre el frío por estos conductos, estaremos gastando doblemente y consumiendo una energía inútil con el consiguiente efecto negativo sobre nuestra factura energética.

  • Ventilar no más de 10 minutos. Del mismo modo, cuando ventilamos la casa no debemos hacerlo por un tiempo superior a 10 o 12 minutos, pues superado ese tiempo comienza a bajar la temperatura de paredes y suelo, requiriendo después de un mayor consumo de calefacción para lograr la temperatura adecuada.

  • Uso de alfombras en casa. Disponer de alfombras y cortinas contribuye positivamente a la retención de la temperatura de confort en el interior de la casa.

  • En definitiva, parece bastante lógico apuntar que el sentido común es el mejor aliado contra el frío y que ahorrar calefacción servirá para no acabar cada mes con el presupuesto tiritando. Ahorrar calefacción durante el invierno es una tarea que resultará mucho menos complicada si aplicamos estas recomendaciones.

Curso relacionado: Instalaciones de Producción de Calor

Profile picture for user Emiliano Soneira
Emiliano Soneira

Técnico superior en instalaciones eléctricas, estudios de ingeniería especializado en obras públicas. Su experiencia le acredita como experto en instalaciones eléctricas, automáticas y sistemas de seguridad, eficiencia energética y energías renovables.