Consejos para ahorrar en la factura de la luz si trabajas desde casa

Consejos para ahorrar en la factura de la luz si trabajas desde casa

Raúl Cardete

15-05-2020

Con anterioridad al confinamiento obligatorio y con el fin de reducir el número de contagios, ya eran cada vez más numerosas las empresas que habían puesto en marcha programas de teletrabajo.

El teletrabajo aporta una gran flexibilidad, lo que se traduce en la posibilidad de lograr la deseada y ampliamente demandada conciliación entre la vida profesional y la familiar. Sin embargo, muchos hemos llegado a pensar en la factura de luz a final de mes.

 

¿Cómo podemos ahorrar en la factura de la luz teletrabajando?

Si es tu primera vez con el teletrabajo, aquí te dejamos algunos consejos indispensables para ahorrar energía y maximizar tu productividad:

 

  • Aprovecha la luz natural.

Cuantas más horas de luz natural mejor, pero si no puede ser, usa bombillas LED. Para ahorrar energía y no llevarte un susto innecesario a final de mes en tu factura de la luz, es muy importante que el espacio donde vayas a trabajar tenga luz natural indirecta. La luz del sol nos llena de energía y nuevas ideas pero si por desgracia te es imposible habilitar una zona de trabajo donde puedas disfrutar de luz natural, te recomendamos que coloques una lámpara de mesa en tu escritorio y una lámpara de pie para dar ambiente, eso sí, siempre utiliza bombillas de bajo consumo, ya que además de ahorrar serás más eficiente. También son mejores para la vista y para sincronizar nuestros ritmos circadianos con los del sol.

 

  • Ni frío ni calor.

Vas a pasar muchas horas trabajando delante del ordenador y la temperatura de tu entorno laboral es fundamental para tu bienestar y por consiguiente tu rendimiento laboral, por ello, asegúrate que tu zona esté aislada para que la energía no se desperdicie. Para ser más eficiente y sostenible, tu hogar debería mantenerse sin necesidad de calefacción ni aire acondicionado entre 19ºC y los 26ºC, pero si a causa de las bajas o altas temperaturas se tiene que recurrir a la calefacción o al aire acondicionado, nuestra recomendación es esta, si es invierno, abrígate un poco más y pon la calefacción a 20ºC, si es verano, es recomendable que el aire acondicionado, nunca esté por debajo de los 25ºC.

 

  • Stand-by o “consumo fantasma”.

Como ya hemos explicado en otros artículos, la reducción de este consumo es muy importante para ahorrar en nuestra factura de energía. Por lo tanto, vigila todos aquellos aparatos electrónicos que tengas conectados y no utilices en la mayor parte de la jornada.

 

  • Ventila durante las horas de sol.

Con el tiempo que estás pasando en casa, es muy importante que ventiles todos los días y renueves el aire que estés respirando. Aunque ya sea primavera es cierto que en algunas ciudades sigue habiendo temperaturas bajas, por lo que lo más recomendable es que aproveches las horas de sol para abrir las ventanas. 10 minutos son suficientes para que entre aire en tu casa y no se enfríe. Ten en cuenta que si dejas abiertas las ventanas durante más tiempo y se enfría la casa, tendrás que poner la calefacción durante más tiempo para volver a calentarla, lo que originará un gasto extra.

 

  • Utiliza la energía de forma eficiente.

Si no tienes electrodomésticos de bajo consumo y no vas a comprar unos justo en este momento, hay otras formas de ahorrar haciendo que consuman menos energía. Probablemente estés aprovechando el tiempo para probar recetas nuevas y dejar volar tu creatividad en la cocina, y lo mejor es que lo hagas de forma eficiente para evitar un consumo excesivo. Cocina siempre con las ollas y sartenes tapadas para mantener el calor durante más tiempo y poder poner el fuego más bajo. También puedes apagar unos minutos antes la vitrocerámica o el fuego y aprovechar el calor residual para terminar de cocinar. Por otro lado, puedes utilizar tu lavadora entre 30 y 60 °C, una temperatura perfecta para casi todo tipo de ropa, excepto la ropa de cama, que se recomienda lavar a mayor temperatura. En el caso del lavavajillas, evita los programas largos y las temperaturas demasiado altas.

 

  • Ajusta la potencia.

Si eres de los que no entienden la factura de la luz y el gas, ni han cambiado nunca de compañía o bajado la potencia, este es un buen momento para planteárselo. Es posible que la potencia que tengas contratada sea muy alta para el uso que haces de la energía y las dimensiones de tu casa. Para cambiarla, tendrás que ponerte en contacto con tu distribuidora y expresar tu deseo de bajarla.

 

Estas son los principales consejos que os proponemos para reducir la factura de la luz en estos tiempos de confinamiento. Esperamos que te sean útiles y los sigas.

Profile picture for user Raúl Cardete
Raúl Cardete

Ingeniero Técnico en Ingeniería Industrial especialidad Electricidad. Experiencia en instalaciones eléctricas de BT - AT y automatización, sistemas eléctricos de potencia y energías renovables

FP de Grado Medio en Instalaciones Eléctricas y Automáticas

en FP de Grado Medio / Mantenimiento e Instalaciones

Consigue ahora la titulación oficial del Ciclo Formativo de Grado Medio de Técnico en Instalaciones Eléctricas y Automáticas mediante pruebas libres. Una formación de calidad que te proporciona todos los...

1.500 Horas

Software de Simulación

Prácticas Profesionales

Solicitar información