Consejos para ahorrar en la factura de la luz si trabajas desde casa

Consejos para ahorrar en la factura de la luz si trabajas desde casa

redaccion

18-05-2021

A raíz del coronavirus, el teletrabajo aumentó en España casi un 75%. Muchos vieron entre otras cosas una ventaja en la conciliación familiar, ya que podía establecerse una flexibilidad de horarios y un ahorro de en los desplazamientos al trabajo, … pero ¿Cómo ha influido teletrabajar desde casa en nuestro consumo diario de luz? Probablemente se ha encarecido ¿verdad?

Consumo eléctrico durante confinamiento

Consumo eléctrico durante confinamiento. Fuente: OCU

Sigue estos tres consejos para ahorrar energía en casa al teletrabajar

  • La primera clave en cómo ahorrar luz trabajando en casa, es establecer una buena planificación y preguntarse ¿Cuándo es más barata la electricidad? Será pues, interesante saber las diferentes tarifas que existen a lo largo del día, puesto que si podemos modificar nuestro horario de trabajo y adaptarlo en función de las mismas podremos llegar a conseguir aproximadamente hasta un 50% de reducción en la parte de consumo de nuestra factura. Por mucho que lo intentemos no siempre será posible, pues pueden surgir imprevistos, así que en el caso en el que llevemos a cabo nuestro trabajo en horarios con una alta incidencia en el consumo eléctrico, deberemos ser precavidos y tener la batería de nuestro landtop o móvil cargada al máximo, puesto que esto nos permitirá prescindir de nuevo de la electricidad durante el tiempo que nos dure la carga.

También es importante saber qué tipo de ordenador necesitamos para trabajar pues en realidad la parte que más consumo realiza un ordenador suele ser la tarjeta gráfica (unos 180 W aproximadamente). Así que será bueno preguntarnos si realmente necesitamos una buena tarjeta gráfica.

Evidentemente después del trabajo realizado, muchos de nuestros aparatos eléctricos continuarán consumiendo en modo standby. Así pues, es importante que los desconectemos o bien que si están enchufados bajo una misma regleta, la apaguemos.

  • En esta primera parte está claro que solamente hemos tenido en cuenta nuestra herramienta de trabajo, y que a fin de cuentas solo existe un consumo aproximado de unos 300 W, pero ¿qué hay de nuestro entorno de trabajo? Este punto es igual o incluso más importante que el anterior, puesto que para que nuestro trabajo sea lo más productivo posible, deberemos estar a gusto mientras estamos trabajando. Para ello deberemos tener una buena iluminación, una temperatura adecuada, la ausencia de ruidos, …

Algunas de estas cosas se consiguen con más aparatos eléctricos, lo cual hará que nuestro consumo continúe aumentando. ¿Pero aquí podemos ahorrar aquí también?

¡Por supuesto que se puede!, si tenemos en cuenta algunos aspectos.

Uno de ellos será intentar trabajar en horarios diurnos en la medida de lo posible, de forma que tengamos en nuestro espacio de trabajo la mayor luminosidad natural (que además nos produce un bienestar) sin necesidad de bombillas ni luz artificial. En caso contrario se recomienda el uso de leds, que en un principio resultará un desembolso importante, pero que al poco tiempo este será amortizado. Importante destacar que esta luz sea directa.

La temperatura también será otro de los puntos en nuestra confortabilidad a la hora de trabajar. Una baja o alta temperatura puede hacer que no estemos concentrados en lo que estamos haciendo. Por supuesto una buena bomba de calor y aire acondicionado favorecerá nuestra confortabilidad. Como en las anteriores veces si podemos evitarlos, esto supondrá si cabe, ahorrar todavía un poco más en nuestra economía. En los días calurosos será aconsejable trabajar con espacios abiertos donde pueda correr el aire y así refrescar nuestro entorno. Por el contrario en los días fríos deberemos tener nuestro espacio de trabajo encarado al sur pues el sol nos calentará de forma natural y si podemos será conveniente también tener un doble acristalamiento obteniendo así un aislamiento térmico y acústico. Este sistema evitará tener que consumir en la bomba de calor más calorías de las necesarias.

  • Adecua la compra de tus aparatos eléctricos y otros elementos a tus necesidades. Nos compres por encima de lo que realmente necesites y sobre todo ten en cuenta la clasificación medioambiental sobre cada uno de ellos. Esto favorecerá a que en las horas pico los watts de potencia consumidos sean los mínimos.

En resumen y concluyendo, podemos ver que el consumo eléctrico no solo dependerá de nuestra planificación horaria, sino también de los tipos de aparatos que necesitamos y que nos rodean. También será importante tener en cuenta una buena clasificación energética para evitar consumos excesivos e innecesarios y así pues, ocasionalmente deberemos hacer un gasto previo (cambiar leds por bombillas, cristales de una lámina por doble acristalamiento, ordenador potente por otro más adecuado a nuestro tipo de trabajo, …).

Y la clave de todo ello estará en saber si con el tiempo van a pesar más nuestras costumbres a tener que realizar todos estos pequeños sacrificios ¿Realmente vale la pena o existen otras maneras más beneficiosas sin perder nuestros hábitos o modo de hacer las cosas?

FP de Grado Medio en Instalaciones Eléctricas y Automáticas

en FP de Grado Medio / Mantenimiento e Instalaciones

Consigue ahora la titulación oficial del Ciclo Formativo de Grado Medio de Técnico en Instalaciones Eléctricas y Automáticas mediante pruebas libres. Una formación de calidad que te proporciona todos los...

1.500 Horas

Software de Simulación

Prácticas Profesionales

Solicitar información