Perder peso

Consejos para bajar de peso después de las vacaciones

Mireya García

22-09-2020

 

 

 

El sobrepeso y la obesidad no va a ser el resultado en la mayoría de las veces de unas vacaciones de verano, sino la suma de varios factores, además de que vivimos en un ambiente obesogénico y es fácil dejarse llevar por las malas elecciones alimentarias en un ambiente donde hay una gran oferta de ultra-procesados, sumados a excesiva publicidad y lo fácil que es comprar comida basura.

  • El estrés debido muchas veces al trabajo, el sedentarismo, las nuevas tecnologías, el uso de transporte público hace que sea más difícil vivir en un entorno saludable.

 

  • Primero de todo cabe destacar que el peso no es el factor más importante, realmente no dice nada de tu estado de salud, céntrate en mejorar tus hábitos y el resultado seguramente sea la mejora de tu composición corporal.

 

  • Nadie tiene problemas de obesidad o sobrepeso por unas vacaciones de verano, es importante volver a la rutina e intentar adquirir de nuevo hábitos saludables.

 

  • Ahora llega el frío y muchas personas tienen la sensación que necesitan más reservas de energía para protegernos del frío, es una falsa creencia, pero si es verdad que podemos intentar preparar platos más calentitos este otoño repletos de muchas verduras.

 

  • De primer plato intentar tomar alguna crema caliente de verduras o alguna sopa cuando necesitemos entrar en calor, pero las ensaladas también siguen siendo una muy buena opción, ya que nos aportan fibra, minerales y vitaminas.

 

  • Podemos cambiar las harinas refinadas por los cereales integrales, nos aportan más fibra, vitaminas y minerales, además de sensación de plenitud.  Se pueden incluir en muchas preparaciones, en ensaladas, guisos o sopas y deben aportar aproximadamente el cuarto del plato.

 

  • El otro cuarto de plato debe incluir proteína saludable, ya sea de origen animal, carnes magras, pescados blancos, azules, mariscos, huevos, queso o de proteína vegetal, como las legumbres y derivados.

 

  • Consumir pescado azul semanalmente (mejor de tamaño pequeño como sardinas, caballa, melva, anchoas y boquerones)

 

  • No abusar de las carnes rojas, no deben consumirse más de una vez a la semana.

 

  • Tomar al menos dos o tres piezas de fruta al día, es un buen tentempié para tomar de postre o entre horas.

 

  • La bebida por excelencia debe ser el agua, también podemos optar por caldos e infusiones no azucaradas para hidratarnos en invierno.

 

  • El postre no es necesario si no se tiene apetito, pero si lo hacemos es importante optar por una ración de fruta o yogures naturales enteros sin azúcar añadido.

 

  • Cuando vayas a comprar intenta ir más al mercado que al supermercado, en el supermercado es más fácil dejarse llevar y comprar más ultra-procesados.

 

  • Los frutos secos son recomendables, ya que al contener vitamina B y minerales ayudan a nuestro sistema nervioso central. Aunque su consumo debe ser moderado. Un puñado al día.

 

  • Las cocciones adecuadas son: papillote, plancha, vapor, wok, hervido, brasa, parrilla, microondas, horno, estofados o en su jugo / Las cocciones a moderar son: sofritos grasientos, frituras varias, rebozados…
  • Realizar ejercicio físico diariamente, adecuado a nuestras posibilidades (pasear, bajar dos paradas antes del metro, etc)

 

  • Aprovecha el fin de semana para pasar tiempo al aire libre, es una buena manera de recargar energías de la naturaleza y practicar ejercicio físico.

 

  • Modera el consumo de alcohol, no aporta ningún beneficio para la salud.

 

  • Intenta realizar una buena planificación de las comidas, si te planificas correctamente también podrás comprar según esa planificación y al principio seguro que te ayudará a realizar mejores elecciones.

 

  • Como snack saludable puedes consumir frutos secos sin sal, legumbres como edamame y garbanzos especiados, encurtidos en vinagre, olivas, frutas y verduras de todo tipo, palomitas caseras, chocolate con un alto porcentaje en cacao.

¿Te has planteado alguna vez que quizás esa subida de peso no se deba simplemente a factores dietéticos? 

Muchas veces afectan otros factores como la falta de ejercicio, descanso, mente y otros que habría que valorar detenidamente en cada caso.

  • Quizás realizas poca actividad física o tu trabajo o vida diaria resulta sedentaria, puedes optar por no coger el ascensor, intentar realizar alrededor de unos 10000 pasos al día.

 

  • El descanso también es un factor que influye en el peso, intenta dormir al menos 7-8 horas al día y no usar dispositivos electrónicos justo antes de irnos a dormir.

 

  • Muchas veces también picamos o comemos por tener una gestión inadecuada de las emociones, si crees que puede ser tu motivo puedes pedir ayuda a un profesional de la psicología.

Es un buen momento para reflexionar en los motivos por los cuales subimos de peso en verano y encaminarnos a buscar una vida saludable en vez de prohibir y eliminar alimentos que a la larga generarán más ansiedad y nos hará que los deseemos con más fuerza.

¿Eres de los que se pone cada septiembre a dieta? Y tú ¿Qué eliges este año? Perder peso o cambiar de hábitos.

Profile picture for user Mireya García
Mireya García

Dietista-nutricionista certificada en Coaching Nutricional y posee un posgrado en Nutrición y obesidad y nutrición, dietética y dietoterapía por la universidad de Navarra.Trabaja en consulta privada acompañando en el cambio de hábitos de manera flexible y buscando una mayor conciencia entre la relación de tu estilo de vida y el bienestar físico y emocional. Compagina su trabajo con el de profesora.

FP de Grado Superior en Dietética

El FP de Técnico Superior en Dietética lidera el grupo de las profesiones con mayor auge del mercado sanitario ya que su campo de especialización afecta al conjunto completo de la población. 

1.350 Horas

App 360 anatomía

Prácticas Profesionales

Solicitar información