Consejos para esquivar la gripe y los resfriados

Consejos para esquivar la gripe y los resfriados

Laura Garbayo

20-11-2017

Llega el invierno y con él las esperadas vacaciones y épocas Navideñas. Pero también se acerca el frío, el viento y las lluvias, y junto con el cambio de clima viene las gripes y resfriados que tan aburridas son. Veamos cómo prepararnos para prevenir las patologías mencionadas y poder disfrutar así, de esta mágica época.

“Organización Mundial de la Salud: gripe”

Según la OMS, “la gripe es una infección vírica que afecta principalmente a la nariz, la garganta, los bronquios y, ocasionalmente, los pulmones. Esta infección dura generalmente una semana y se caracteriza por la aparición súbita de fiebre alta, dolores musculares, cefalea y malestar general importante, tos seca, dolor de garganta y rinitis. El virus se transmite con facilidad de una persona a otra a través de gotículas y pequeñas partículas expulsadas con la tos o los estornudos. La gripe suele propagarse rápidamente en forma de epidemias estacionales. La mayoría de los afectados se recuperan en una o dos semanas sin necesidad de recibir tratamiento médico. Sin embargo, en niños pequeños, personas de edad y personas aquejadas de otras afecciones médicas graves, la infección puede conllevar graves complicaciones de la enfermedad subyacente, provocar neumonía o causar la muerte”.

Si bien es cierto que cada temporada otoñal es casi inevitable “pillar” un constipado, también podemos hacer hincapié en algunas sencillas pautas que pueden ayudarnos a evitar caer enfermos. A fin de evitar la enfermedad con mayor prevalencia del mundo, se han desarrollado varias pautas para evitar caer en las redes de este tipo de virus. Pero a pesar de ello, hemos de tener presente la gran dificultad de asilarse totalmente y asegurar al cien por cien evitar un contagio a través del contacto directo. Expertos afirman que el frío y las bajas temperaturas no causan por si solos ni resfriados ni gripes, aunque sí pueden contribuir a preservar dichos virus, y es por ello que existe una asociación entre el frío y estas enfermedades.

Es importante fortalecer el sistema inmunitario; asegurarse de obtener la cantidad de vitaminas y minerales necesarios, ayudar a fortalecer la flora bacteriana, mantener el cuerpo hidratado son algunos de los pilares que nos ayudarán a prevenir gripes y resfriados. Veamos cómo llevar a cabo estos consejos.

Es importante ingerir alimentos ricos en vitamina A, como zanahoria, col espinacas o calabaza entre otros. Lo carotenoides, precursores de la vitamina A y conocidos por su función antioxidante los podemos encontrar en alimentos como los pimientos, sandía, mango o melocotones. La vitamina C ayuda a combatir los virus del resfriado, ésta se encuentra en brócoli, coliflor, col, kiwi, papaya… La vitamina E mantiene fuerte nuestro sistema inmunitario, la podemos obtener de alimentos como nueces, brócoli o pistachos. El zinc estimula el sistema inmunitario y ayuda a combatir los resfriados y gripes. El zinc podemos obtenerlo con la ingesta de salmón y garbanzos. El cobre, presente en cereales, legumbres y frutos secos, es antioxidante y el selenio del arroz integral, lentejas y garbanzos, ayuda a incrementar la respuesta de anticuerpos ante diversas infecciones.

Aloe, jengibre y ajo son otros remedios naturales que ayudan a mantener nuestro sistema inmunitario fuerte. No es menos importante mantener una correcta hidratación del organismo, de ese modo se evita la sequedad en nariz y garganta y así se ayuda a secretar toxinas. La hidratación no sólo se basa en beber agua; también los zumos, caldos e infusiones aportan al cuerpo la cantidad de ayuda que puede necesitar. Realizar ejercicio ayuda al mejor movimiento de anticuerpos y glóbulos blancos, de ese modo se puede detectar las infecciones de manera más rápida y combatirlas de un modo más eficaz.  El lavado de manos es fundamental para evitar infecciones y contagios.

Evitar el estrés y evitar la privación del sueño, en la medida de lo posible, ayudará a que nuestro sistema inmunitario esté al cien por cien en caso de gripes o resfriados. Hay que tener en cuenta siempre, utilizar los medicamentos prescritos por el médico, ya que un uso indebido puede agravar una situación de enfermedad. Hay que recordar el uso de antibióticos una vez estén prescritos. Los probióticos son otro pilar fundamental a la hora a combatir enfermedades; en los intestinos encontramos la mayor cantidad de bacterias que ayudan a combatir diferentes patologías y se considera una de las principales barreas que ayuda a prevenir la formación de otras bacterias patógenas. Por último, y no menos importante, la dieta es un pilar fundamental. Evitar alimentos procesados, grasas saturadas y alimentos precocinados ayuda a mantener nuestro cuerpo sano. Por supuesto, evitar el tabaco y alcohol también es importante.

Como hemos podido ver, la gripe y los resfriados vienen acompañando al frío. Pero existen diversas maneras y sencillos trucos que podemos poner en práctica a fin de garantizar su prevención. ¿Estamos preparados para la llegada del frío?

Curso relacionado: FP de Grado Medio de Técnico en Auxiliar de Enfermería

Profile picture for user Laura Garbayo
Laura Garbayo

Laura Garbayo Hermoso. Licenciada en Bioquímica, Diplomada en Enfermería. Máster en Enfermería Escolar y Máster en Urgencias.
Durante mis más de cinco años de ejercicio como enfermera en el servicio de urgencias del Hospital de Barcelona, he procurado no abandonar mi otra vocación profesional, la docencia, la cual vengo desempeñando desde el año 2004. De este modo tengo  la oportunidad de aunar mis dos perfiles profesionales, por los que siento absoluta devoción.