Consejos para preparar tu coche para el frío 

Consejos para preparar tu coche para el frío 

redaccion

04-12-2019

Con la bajada de temperaturas y la climatología adversa resulta indispensable llevar a cabo un buen mantenimiento de nuestro coche, y como no, también de nuestros neumáticos que parece ser los solemos tener bastante abandonados.

 

Diferencia entre neumático de coche de invierno y verano

Según coches.net, existe un gran desconocimiento entre los conductores sobre los neumáticos de invierno y la extendida creencia de que solo son útiles para circular por lugares nevados y que, por lo tanto, quien no vaya a circular habitualmente en esas condiciones no necesita montarlos en su coche.

La realidad, en el caso de los neumáticos de invierno, supera en muchos casos a la fantasía. En contra de la opinión popular, su uso está más que justificado en nuestro país durante los meses de invierno en prácticamente cualquier provincia y en algunas del norte, según el uso que se le dé al vehículo, durante prácticamente todo el año.

Para empezar, hay que decir que un neumático de invierno es siempre más efectivo que un neumático de verano cuando la temperatura ambiente baje de los 7ºC. Está diseñado principalmente para conseguir un rendimiento superior al de un neumático convencional en condiciones invernales con bajas temperaturas o con cualquiera de las condiciones climatológicas adversas que el conductor puede encontrarse en la carretera durante el invierno. Esto quiere decir que un neumático de invierno ofrece mejor capacidad para iniciar el movimiento de un vehículo (tracción), mantener la trayectoria (adherencia) o detener el movimiento (frenada) que un neumático estándar. No solo cuando la carretera está húmeda, cuando llueve, o cuando en la calzada hay hielo o nieve, sino también, y esto es lo más destacable, con asfalto seco y temperaturas bajas.

Esto es así porque estos neumáticos tienen el dibujo de la banda de rodamiento más recortado y más profundo para garantizar la máxima capacidad de evacuación de agua y una motricidad superior ante condiciones adversas; entre 6 y 8 veces más laminillas que un neumático estándar, que son las responsables de conseguir la adherencia óptima con el firme mojado, helado o nevado; un compuesto más blando y más flexible gracias a un mayor contenido de sílice, que evita que el neumático se endurezca por debajo de los 7ºC como les sucede a los neumáticos estándar. Esta situación de desconocimiento de las prestaciones reales de los neumáticos de invierno por parte del consumidor, que sigue asociando estos neumáticos a una utilización únicamente para carreteras nevadas, ha provocado el abismo que hay entre Europa, donde tienen cada vez mayor aceptación y suponen más del 30 por ciento de las ventas totales, y nuestro país. En España, donde a pesar haber aumentado mucho su uso respecto a los anteriores años, en la actualidad se sitúa tan solo en el 3 por ciento de las ventas.

 

Qué dice la ley sobre este aspecto

En España, los neumáticos de invierno son una alternativa legal a las cadenas, según marca el Reglamento General de Vehículos, basado en el Real Decreto 2822/1998, de 23 de diciembre, que dice lo siguiente:

"Cuando sea obligatorio o recomendado el uso de cadenas u otros dispositivos antideslizantes autorizados se deberá colocar sobre, al menos, una rueda motriz a cada lado del vehículo dichas cadenas o dispositivos antideslizantes, utilizar neumáticos especiales, según lo dispuesto en el anexo VII ("Si se utilizan neumáticos especiales de nieve, estos irán marcados con la inscripción M + S, MS o M & S") y en la reglamentación recogida en el anexo I." El artículo 292 del Código de la Circulación establece que "los agentes de la Autoridad encargados de la vigilancia del tráfico podrán ordenar la inmovilización inmediata de los vehículos que circulen desprovistos de cadenas o neumáticos especiales en los casos y lugares en que sea obligatorio su uso".

La diferencia de precio entre un neumático estándar y uno de invierno es de alrededor del 10%, si tenemos en cuenta que mientras utilizamos los de invierno no estamos utilizando los de verano, que no tenemos que comprar cadenas, que no vamos a tener que instalarlas nunca, que podemos tener la seguridad de que estas, por un mal montaje, no nos van a dañar cualquier parte del vehículo.

La conclusión más importante, en cualquier caso, es que aún con el asfalto en seco y con temperaturas muy superiores a las ideales para estos neumáticos se puede circular con total seguridad. Una razón más para equiparlos durante todo el invierno aún cuando nuestro país sea España (especialmente en el norte y en cualquier zona de montaña), donde las temperaturas, aún siendo más altas que en el norte de Europa, son lo suficientemente bajas como para recomendar su utilización. ¿Utilizas neumáticos de invierno?

Profile picture for user redaccion
redaccion

FP de Grado Medio en Mecánica de Vehículos Automóviles

España ocupa el segundo puesto en producción de vehículos en Europa y el octavo en el resto del mundo. Además, el 87% de la producción de vehículos en España se exporta a más de 130 países en todo el mundo.

1.400 Horas

Videos en 3D

Prácticas Profesionales

Solicitar información

FP de Grado Medio en Carrocería

La producción de carrocerías creció un 43% el pasado año. El sector destaca que cerró con los mejores resultados de los últimos 5 años.

1.500 Horas

Videos en 3D

Prácticas Profesionales

Solicitar información