Consejos para preparar tuppers saludables

Consejos para preparar tuppers saludables

11-04-2019

Comer de tupper

Es la versión evolucionada de la tradicional fiambrera. Lejos de pasar a la historia, la búsqueda por una alimentación equilibrada y controlada, y por un ahorro considerable imposible de conseguir comiendo de menú fuera de casa, el tupper es la estrella del siglo XXI.

Opciones vegetales, legumbres, productos de temporada, ecológicos, de KM0, muchas son las opciones y pocas las excusas. En este post te contamos cómo conseguir una alimentación inmejorable comiendo sano fuera de casa. 
 
Quizá porque llevar la comida de casa sabe mejor y ata menos a horarios y espacios, quizá simplemente porque nos la hace nuestra madre y sabe y sienta aún mejor, quizá porque en una coyuntura económica como la actual es necesario reducir gastos, el tupper cada día gana más adeptos. Lo mejor es que esta fórmula de alimentarse es muy socorrida y que recae en pocos gastos extraordinarios no está reñida con el mantenimiento de una dieta saludable, es más puede ser el mejor aliado en cuanto a cuidarse y llevar una buena práctica alimentaria.
 
Eso sí, una vez comencemos a hablar de tuppers y alimentación saludable, la cultura alimentaria ha de brillar, pues hemos de evitar caer en la monotonía de las ensaladas y los filetes de pollo a la plancha, que, recalentados, son aún más difíciles de comer que ya de por sí. 
 
Empezando por la parte más básica y esencial, una comida equilibrada se compone de cuatro equipos básicos: verduras y hortalizas, féculas, alimentos proteicos y lácteos o frutas de postre. Así de fácil, juntos o separados, todos estos elementos son capaces de aportar la energía y los nutrientes básicos que -como en un puzzle- encajan a la perfección en una planificación nutricional diaria. La combinación de los alimentos siempre es la clave. 
 
La principal comida que llevamos de tupper es la comida o almuerzo. Ésta debe suponer entre un 30-35% de la ingesta de energía total diaria en un adulto sano. Para ello, y teniendo en cuenta ungasto energético total de unas 2.000Kcal al día, consideraremos que una comida debe aportarnos unas 700Kcal.

Éstas deben estar repartidas entre los grupos de alimentos principales (carbohidratos, grasas y proteínas) teniendo en cuenta el aporte imprescindible de vitaminas, minerales y fibra.
 
Todo esto parece complejo, pero a la vez es muy sencillo, veamos el cálculo energético:
 
700Kcal
385Kcal carbohidratos (55-60%)
105Kcal proteínas (10-15%)
175Kcal grasas (25-30%)
 
Teniendo en cuenta esto, hemos de saber que los carbohidratos, presentes en arroces, cereales y tubérculos, principalmente, han de estar presentes en  cada comida. Para transportar cómodamente al trabajo o centro de estudios, lo mejor será optar por carbohidratos como arroz integral, couscous o patata, que preferiblemente se consumirán sin calentar, pues, al calentarse perderán cualidades y sus características se verán alteradas.

Otra opción es el pan, siempre de cereales integrales o de grano entero. La mayoría de quienes comen de tupper consumen un único plato, por lo que puede usarse este ingrediente como la base de nuestro plato único. 
 
Continuando por las proteínas, un alimento fundamental a tener en cuenta serán las legumbres. Tengamos en cuenta varias veces a la semana en ensaladas, cremas o guisos, y consumámoslos combinándolos con carnes y pescados, para obtener una mejor calidad de sus aminoácidos. 
 
Por último, y sabiendo que las grasas son el grupo de alimento más calórico, optemos por grasas saludables como las del aceite de oliva virgen, las del aguacate o las de los frutos secos. Pues éstos, además, aportarán un toque crujiente a tu plato. 
 

Unos consejos…

La comida que lleve nuestro tupper se consumirá el día siguiente a ser preparada, normalmente en el trabajo, pero aún así, no tiene por qué ser diferente de la que se come casa recién hecha. Sin embargo, para lograr que el plato alcance unas determinadas condiciones, sobre todo de aspecto y sabor, conviene atender a estos consejos.
 

  • No salar la carne antes de introducirla en el microondas porque se secará.
     
  • Las vinagretas y salsas de nuestra ensalada deben transportarse en un bote de cristal independiente, y usarlas para hacer la mezcla pocos minutos antes de comer. Si se añaden al preparar la ensalada ésta quedará impregnada y pocha. 
     
  • Un chorrito de limón o aceite de oliva antes de calentar el pescado o la carne en el microondas consigue que estos resulten más jugosos.
     
  • Termos o botes de vidrio de 250 gramos son los idóneos para portar la ración justa de sopa, gazpacho o crema de verduras. Mejor optar por estos, que, además evitan más fácilmente que se derrame el interior. 
     
  • Una vez acabada la cocción, no se deben meter los platos calientes en la nevera. Han de dejarse enfriar a temperatura ambiente en torno a una hora. Después, se tapan herméticamente y se guardan, ahora sí, refrigerados.

 
Una vez resumido todo, ¿no te faltarán ideas para cocinar con cabeza, no?

Profile picture for user

FP de Grado Superior en Dietética

El FP de Técnico Superior en Dietética lidera el grupo de las profesiones con mayor auge del mercado sanitario ya que su campo de especialización afecta al conjunto completo de la población. 

1.350 Horas

App 360 anatomía

Prácticas Profesionales

Solicitar información

FP de Grado Medio en Cocina y Gastronomía

El ciclo de FP de Grado Medio de Cocina y Gastronomía te proporciona los conocimientos necesarios para que puedas desempeñar con absoluta solvencia las labores de un cocinero profesional.

1.500 Horas

Simulador Virtual

Prácticas Profesionales

Solicitar información