Consejos para reparar averías en instalaciones de climatización y ventilación

Consejos para reparar averías en instalaciones de climatización y ventilación

Emiliano Soneira

09-03-2017

En el este artículo hablaremos de como realizar alguna operaciones operaciones de mantenimiento y reparación de instalaciones de climatización y ventilación de acuerdo con la calidad requerida y cumpliendo con la normativa y reglamentación vigente, en condiciones de seguridad personal y medioambiental. Es importante estar al día en lo que se refiere a la interpretación de manuales, normativa y documentación técnica de los equipos para realizar un mantenimiento correctivo de instalaciones de climatización y ventilación.

En algunas ocasiones, después de un largo periodo de inactividad ponemos en marcha nuestro equipo de climatización y nos damos cuenta de que el funcionamiento no es el óptimo. Esto puede deberse a una fuga de gas. Para saber si se trata precisamente de una tenemos que saber qué efectos causa dicha fuga en el funcionamiento de nuestro equipo de climatización para luego poder repararla en caso de que exista o se pueda reparar. En definitiva se trata de asegurarnos de que nuestro equipo de climatización tiene una fuga de gas. Para ello, debemos conectar los manómetros a las correspondientes válvulas de servicio para verificar que existe una pérdida.

Una vez tenemos claro que existe una fuga de gas refrigerante toca buscarla. Para hacerlo, tenemos que saber qué puntos de nuestra instalación de climatización son más propensos a sufrir esta avería.

Detectar una fuga en el equipo de climatización o su instalación

Las válvulas de servicio y las conexiones de la unidad interior

Esta es la primera zona a explorar, ya que suele ser de los puntos más frecuentes donde se pueden producir las fugas. Suele ser defecto de montaje en algunos de los puntos. Se puede detectar fácilmente aplicando agua jabonosa en la zona, ya que en el caso de que exista una fuga se observarán pequeñas burbujas de aire en el jabón. En la unidad exterior podemos visualizar fácilmente la fuga si detectamos una mancha de aceite proveniente del compresor.

Soldaduras externas

Estas son las soldaduras que ha realizado el instalador por diferentes causas. Por ejemplo, lo ha podido hacer para alargar unos metros las tuberías para que lleguen hasta la unidad. Para ver si hay alguna fuga, podemos repetir el paso anterior aplicando agua jabonosa en los manguitos u otros empalmes que pueda tener la instalación de climatización.

Soldaduras internas

Son las soldaduras que hay dentro de las unidades. Puede haber muchas, por lo que una fuga de gas dentro de una unidad se podría convertir en toda una odisea, esto dependerá de la magnitud de la fuga. Normalmente estas fugas se producen por algún fallo en la fabricación del equipo de climatización y también por las vibraciones del aparato. Con el tiempo, si por cualquier motivo hay una soldadura debilitada, con las mismas vibraciones del funcionamiento puede llevar a desencadenar una fuga interna. Para buscar este tipo de fugas es recomendable tener un detector de fugas, ya que normalmente son fugas diminutas y al haber tantas soldaduras es bastante complicado poder hallarlas.

Algunas averías comunes

  • Una de las averías más habituales como ya hemos nombrado anteriormente es la fuga de refrigerante de nuestro equipo, la solución no es añadir refrigerante. En primer lugar se ha de detectar el punto donde tenemos la fuga. Una vez reparada la fuga, se añadirá la cantidad exacta de refrigerante necesaria para el correcto funcionamiento del equipo. Una carga errónea ya sea por más cantidad o menos cantidad de la necesaria, puede provocar un mal funcionamiento en nuestro equipo de climatización.

  • Podemos encontrarnos con que nuestro equipo suelta bastante frío pero no termina de refrigerar la estancia en la que se encuentra. En este caso debemos revisar que el cálculo de frigorías necesarias coincida con el equipo adquirido. En el caso de montar un equipo de menor potencia a la que necesitamos, podemos encontrarnos con que no termina de enfriar la habitación, provocando un uso intensivo a plena potencia del equipo incrementando el consumo eléctrico, de manera que no nos es posible realizar un uso eficiente del aire acondicionado.

  • El mantenimiento es muy importante, ya que permitir que los filtros y serpentines del equipo se ensucien provocará que el equipo no funcione correctamente y, como consecuencia, los ventiladores que lleva el equipo se estropean con mayor facilidad.

  • Los sensores de temperatura también pueden dar algún que otro fallo. Estos termostatos se encuentran detrás del panel de control y se apagan con frecuencia cuando las instalaciones están sobredimensionadas, de manera que el sensor no funcionará correctamente.

  • El drenaje de los equipos también puede fallar. Si detectamos que hay humedad en el exterior, debemos revisar el circuito de drenaje, porque podría fallar.

  • Otro fallo es que la instalación del drenaje no esté correctamente nivelada, es decir, la unidad interior ha de encontrarse siempre a mayor altura que la exterior. En el caso de que no sea posible, instalaremos en nuestro split una bomba de condensados para que pueda drenar correctamente.

Cabe destacar que evitar éste tipo de averías es muy fácil si realizamos las instalaciones correctamente y bajo personal cualificado. La mayoría de los fabricantes exigen que la instalación sea llevada a cabo por instaladores autorizados para cubrir la garantía de los equipos.

Curso relacionado: FP de Grado Medio en Instalaciones Frigoríficas y Climatización

Profile picture for user Emiliano Soneira
Emiliano Soneira

Técnico superior en instalaciones eléctricas, estudios de ingeniería especializado en obras públicas. Su experiencia le acredita como experto en instalaciones eléctricas, automáticas y sistemas de seguridad, eficiencia energética y energías renovables.