Consejos para una manicura perfecta en otoño

Consejos para una manicura perfecta en otoño

Carmen Arroyo

23-11-2018

La piel de las manos son las que padecen más las agresiones provocadas por el cambio climático tan drástico que se aproxima. El resto de la piel esta cubierta de prendas que la protege, en cambio las manos se tienen que enfrentar a unas agresiones más directas, que dañan el factor natural de hidratación y alteración del PH de la piel.

 

Manicura perfecta.

Cómo proteger tus uñas en otoño

Es habitual que durante las estaciones de otoño e invierno notemos como la piel de nuestras manos se vuelven más ásperas, se descaman y se resecan. En los casos más extremos que se dan si no atajamos la influencia del frío en nuestra piel, se pueden producir rojeces, dermatitis y erupciones cutáneas que degeneren en pequeñas heridas.
Además de las manos, las grandes olvidadas suelen ser las uñas, que también están sobre expuestas y que tienen una función protectora muy importante. Como el resto de la piel, las uñas sufren las agresiones del exterior y necesitan un cuidado adecuado para que no se agrieten, no se rompan y no sufran estrías.

 

Consejos útiles para proteger nuestras uñas en otoño:

Unas uñas poco arregladas o una manicura mal hecha pueden dar a los demás una mala impresión de nosotras mismas. Por ello la importancia de realizarnos una manicura perfecta. Pensareis que llevar unas uñas perfectas es sinónimo de realizar un gasto más de la cuenta. Por ello vamos a mencionar unos prácticos consejos para conseguir una manicura profesional desde casa.

Una vez que se adquiere la técnica, veréis que la manicura sale sin esfuerzos, con unos resultados estupendos y os animara a probar las tendencias de cada temporada.

-Meter las uñas en remojo antes de comenzar
Una vez que hayas retirado el color anterior con quitaesmalte, mete las uñas unos minutos en agua templada con un jabón suave y nutritivo. Así las cutículas se reblandecerán y será más fácil dejar las uñas en perfectas condiciones para recibir su nuevo color

-No limar en exceso las uñas
Desde hace algunos años, las limas tradicionales han pasado a un segundo plano, y ahora las más populares son rectangulares, con cuatro caras diferentes que consiguen distintos resultados, y que combinadas suponen una herramienta de lo más eficaz. Cada una de las caras de estas limas van numeradas, para hacer más fácil su uso, debemos tener especial cuidado con la última de ellas, la que va etiquetada como buffer. Esta cara sirve para dar brillo a las uñas, pero no debemos abusar de ella porque debilita la uña y la hace quebradiza.

-Limar la uña siempre en una sola dirección
La clave está en limarlas siempre en una única dirección y no realizar demasiada presión en los movimientos. Se tarda un poco más, pero el resultado merece la pena. 

-Prestar atención a la forma
Pese a que las uñas acabadas en punta están muy de moda que nunca, quizás no sea la forma más adecuada para vosotras. Las formas más cuadradas no solo son más cómodas de llevar para las tareas del día a día, sino que favorecen que el esmalte no salte a cualquier roce y son más respetuosas con las uñas.

-Aplicar crema hidratante
En esta época del año debemos aplicar varias veces al día, masajeando siempre para que penetre bien, y especialmente por la noche, para maximizar el efecto del tratamiento mientras dormimos.  Debemos ser generosas en la cutícula y en la base se la uña. 

-Exfoliar ¡Muy importante!
Una vez a la semana, antes de aplicar la crema, os recomiendo exfoliar la piel de las manos que nos ayudará a regenerar la piel eliminando las células muertas. Después hidrataremos intensivamente. Un buen truco es cubrir las manos con unos guantes de algodón o lana y mantenerlos durante toda la noche. Los resultados a la mañana siguiente serán increíbles.

-Cuidar las cutículas
Dado que el crecimiento de las uñas depende de la fuerza de nuestras cutículas, si éstas se dañan o se infectan, este problema puede pasar a las uñas. Evitaremos cortarlas y sobre todo morderlas, ya que así solo conseguirás empeorar la situación.
Lo recomendable es empujarlas hacia atrás con un palito de naranjo. No te olvides tampoco de hidratarlas con un producto específico para cutículas. Hay que tener mucho cuidado con esta zona porque en cualquier momento podemos hacer heridas y que estas se infecten. Hazlo siempre con mucha suavidad y con productos específicos para ello.

-Nunca olvides la base y el fijador
Además de aplicar las dos capas, del color elegido, es importante que no se nos olvide la base ni del fijador. El primer producto, además de proteger las uñas de los pigmentos de color y evitar que acaben amarillas, también puede ser un tratamiento específico para fortalecer las uñas o alisar la superficie. El fijador, por su parte, consigue que el esmalte dure más tiempo y el resultado sea mucho más brillante y bonito. Aplica siempre capas muy finas de todos los productos. De lo contrario será muy fácil que la manicura se arruine en tiempo récord.

-Utilizar el quitaesmalte con precaución
Aunque la tentación de cambiar de color con frecuencia sea grande, lo recomendable es utilizar un quitaesmalte, como mucho, una vez a la semana. Si necesitaras un retoque en tu manicura siempre lo puedes arreglar añadiendo una fina capa de color y otra de fijador.

-Un poco de vinagre
A veces los pequeños trucos de nuestras abuelas son los más efectivos. Una vez se haya terminado el proceso de la manicura y tengamos las uñas y las cutículas perfectamente hidratadas pasaremos por encima un algodón empapado en vinagre: esto eliminará el exceso de grasa y ayudará a que dure más tiempo el esmalte.

-No se deben compartir las herramientas de la manicura con nadie
Cuando se trata de manicura, es mejor evitar compartir con nadie nuestras herramientas. El motivo es que estos utensilios pueden ser un vehículo para numerosos gérmenes, y si no los desinfectamos bien después de usarlos, no es recomendable compartirlos con nadie.

-Cuidado con los esmaltes con purpurina
No se debe abusar de los esmaltes con purpurina: las partículas de purpurina se pegan a la uña como si fueran imanes y quitarlas es muy complicado, en la mayoría de las ocasiones acabamos raspando y descamando nuestras uñas. 

-Uñas amarillas
Si las uñas están amarillentas frotar medio limón contra ellas durante unos minutos, esto las blanqueará eficazmente.

-Cortar 
Corta las uñas en líneas más bien rectas y nunca demasiado cortas, ya que esto puede provocar uñas encarnadas. Los cortaúñas son idóneos para las uñas más gruesas y fuertes, como las de los pies. Es importante desinfectar regularmente los instrumentos cortantes para evitar riesgos de infección. Puedes sumergirlos durante una hora en agua hirviendo o una solución de cloro. 

-Esmalte
Llegamos al final de la manicura y solo queda aplicar el color, de nuevo aplicamos una gota de quitaesmalte antes de aplicar el color para asegurar la retirada total de cualquier resto de crema o aceite y alargar su duración. Retirar el esmalte después de un máximo de una semana. Hay colores que contribuyen más que otros a que las uñas queden amarillentas, como los negros y granates. Cuanto más oscuro sea el color, más rastro dejará después

 

Tendencias de manicura para este otoño

Nos despedimos de los colores más vivos y vibrantes y damos la bienvenida a tonos más terrosos y oscuros, como el granate y el burdeos. Además, las tonalidades más oscuras de verde y azul también tienen cabida esta temporada, al igual que el rojo, el rosa y los colores nude, o la sofisticada manicura francesa.

Tus manos están resentidas con la llegada del frio ¿Qué podemos hacer? ¿Qué cuidados debemos tener presentes en su cuidado diario? ¿Debemos ir a un salón de belleza o simplemente desde casa lo podemos realizar? ¿Las unas sufren los cambios de temperatura? ¿Cómo podemos cuidarlas?

 

Curso relacionado: Curso de Estética y Belleza 

Profile picture for user Carmen Arroyo
Carmen Arroyo

Me encanta estar al día de la moda sobre todo relacionada con el mundo de la peluquería, saber qué colores, cortes y peinados se llevan cada temporada. Me gusta hacer cursos para ir reciclando, siempre aprendes técnicas nuevas asistir a ferias y congresos.