Controlando las nubes en el Mundial de Qatar 2022

CEAC Blog

14-07-2014

Recién finalizado el mundial de Brasil 2014 vamos a ir ya calentando motores para el de Qatar 2022. Suponemos que nuestros lectores aficionados no habrán podido lucir su camiseta roja todo lo que habrían querido,  así que les hacemos la siguiente pregunta:  para Qatar ¿manga corta o manga larga?.

No. No nos estamos desviando de los temas que nos ocupan en este blog. Si a priori, y debido a las altísimas temperaturas (hasta 50º) que se registran en ese país durante los meses estivos, nuestros lectores contestarían que manga corta, ahora les vamos a dar varias razones para, por lo menos, tener la duda de si no haría también falta una camiseta de manga larga, no sea que, al final, lo que sufran espectadores y jugadores sean bajas temperaturas.

Y es que en Qatar, como en tantos otros países árabes, todo a lo grande. Si Dubai puede crear en medio del desierto pistas de esquí con mejor calidad de nieve que en los Alpes, Qatar puede, y es lo que se ha propuesto, controlar el clima y la temperatura de todos los estadios durante el mundial de futbol.

¿Cómo? en primer lugar con nubes artificiales, construidas con fibra de carbono (material muy ligero) y con helio en su interior para que se mantengan en el aire. Un sistema de propulsión alimentado con energía solar hará que las nubes artificiales puedan ir cambiando su orientación en función de la posición del sol.  Solo con esto, ya hay sombra garantizada en todos los estadios.

El siguiente paso es utilizar también la energía solar (y de radiación solar Qatar dispone de toda la que necesite y más) para refrigerar mediante tecnología de última generación, con emisión en CO2 casi inexistente,  los 12 estadios en los que se disputará la competición. La idea es inyectar aire frío dentro de los estadios para conseguir una temperatura inferior a los 27º y para conseguir tal demanda de energía en un corto periodo de tiempo, la solución es ir almacenando el frío generado por los paneles solares bajo el recinto deportivo y liberarlo durante los partidos.

Dotar a los asientos con aire acondicionado es otro de los objetivos de los organizadores del evento.  Se pretende refrescar los asientos mediante chorros de aire a 18º  desde la parte inferior de los mismos y enfocándolos hacia los tobillos y parte superior de los espectadores.

Está claro que el dinero lo puede todo. Y si el encargado de patrocinar el mundial de uno de los deportes que más dinero mueve en el mundo, es también uno de los países más ricos del mundo, no va a haber límites humanos que paren la ambición de este proyecto.

Imagen vía

 

Profile picture for user CEAC Blog
CEAC Blog