Convierte una actividad en un hábito

CEAC Blog

16-09-2014

Inmersos de nuevo en septiembre. Las tan ansiadas vacaciones han “volado” y de nuevo hay que incorporarse a la rutina, como ese coche que toma de nuevo la autopista general tras haber vivido una pequeña aventura por un camino alternativo que pronto formará parte del olvido.

Comprobamos que se ha ido acumulando trabajo en nuestra ausencia y que hay actividades y proyectos que requieren de nuestra atención inmediata. Nos cuesta algo calentar motores, pero la dinámica nos engulle de nuevo de forma inexorable.

Incorporados entonces a esa actividad que nos es conocida y recargadas las pilas,tratamos de reservar un tiempo para nosotros, para nuestros propósitos, para esos candidatos que forman parte de nuestra “carta de intenciones” en este nuevo ciclo:

Me voy a puntar a esas clases de idioma que siempre pospongo...,Me matriculo sin falta en ese gimnasio que conozco sólo por la publicidad que recibo... Voy a hacer esa dieta de adelgazamiento que ha hecho lo que parecía imposible con fulanito/a...Voy a realizar ese curso que me beneficiará en mi desarrollo profesional, y sacaré tiempo y voluntad para su estudio... Y voy a dejar de fumar... Y voy a replantearme la organización de mi tiempo... Y no voy a seguir posponiendo esas tareas que siempre relego porque me resultan demasiado pesadas, o difíciles...Y voy a....”

Ahora nos sentimos más vigorosos, no ponemos en duda que podemos comprometernos y que podemos ser disciplinados para  conseguirlo. Pero..., ¿hasta cuándo? Quizá ese esfuerzo extra demasiado consciente lleve al traste nuestras intenciones... Hemos de engrasar nuestro cuerpo, especialmente nuestro cerebro, y para ello resulta clave nuestra persistencia, nuestra voluntad.

Hemos oído hablar de que hacen falta 21 días, o 28, para convertir una actividad en rutina y adquirir el hábito, haciéndola automática y liberándola de esa voluntad para llevarla a cabo.  Ha sido después cuando nos ha llegado información de un estudio realizado por el University College de Londres publicado en la revista European Journal of Social Psychology, en el que se afirma que son alrededor de 66, los días que esa nueva actividad tarda en convertirse en hábito. Este estudio puso de relevancia que ese mantenimiento es válido tanto para hábitos saludables relacionados con la alimentación, como como la práctica del ejercicio.

Así que..., si nada de lo que no es planificado existe, planifiquemos ganar la baza por la rutina, hagamos que dos meses se conviertan en una oportunidad para adquirir una hueva habilidad o una práctica, que nos hará sentirnos mejor con nosotros mismos y abonará el terreno para el logro de otros propósitos.

¿ Qué mejor que estudiar un curso en  CEAC?...

Escrito por nuestra profesora de Empresa: Sara Muñoz de la Iglesia.

 

Profile picture for user CEAC Blog
CEAC Blog