Cuadernos de repaso de verano, sí o no

Cuadernos de repaso de verano, sí o no

Eva Cebollero Pardina

10-07-2018

Con la llegada del verano llegan las vacaciones escolares y con ellas un gran interrogante se hacen la mayoría de las familias de nuestro país: ¿qué hacemos con nuestros/as hijos/as durante estos casi 3 meses?

Uno de los “clásicos” que vuelve cada año son los cuadernos de repaso. En fechas como en las que hoy estamos los grandes hipermercados, las papelerías, los centros comerciales, etc. se encuentran repletos de este material didáctico tan característico del verano.

En los últimos años se ha generado en nuestra sociedad un extenso debate sobre los deberes y este incluye su existencia en las vacaciones estivales. Por este motivo, a lo largo de las próximas líneas voy a intentar responder, paso a paso, a la siguiente cuestión: ¿los cuadernos de repaso son necesarios y/o imprescindibles durante el verano?

Durante la etapa de educación infantil (0-6 años) hay más consenso sobre esta cuestión, pues se suelen considerar edades en las que lo más importante es dedicarse al juego porque esta debe (o debería) ser la actividad a la que más tiempo destinen.

No obstante, en algunos casos, especialmente a partir del 2º ciclo (3-6 años), algunas familias o escuelas plantean el uso de algún cuaderno de actividades a realizar durante el verano argumentando que son demasiados meses los que los/as más pequeños/as de la casa están “ociosos” y esta es una forma de invertir el tiempo de una forma más provechosa.

Por otro lado, están los partidarios de destinar este tiempo a actividades a las que las obligaciones escolares del alumnado y las laborales de los progenitores, impiden que se lleven a cabo durante el curso académico. Por ejemplo: nadar, saltar, correr, jugar en familia, etc. En definitiva, actividades en las que los niños y niñas se diviertan de forma lúdica, a través de la manipulación y la experimentación, e, incluso, se aburran (lo que resulta muy necesario para ayudar a desarrollar su imaginación y creatividad), pero, sobre todo, actividades para toda la familia gracias a las que se compartan vivencias y tiempo para estar juntos que es lo que, debido al estrés con el que vivimos, falta el resto del año.

Una vez superada la etapa de la educación infantil, viene la primaria. Es aquí donde, podríamos decir, existe el verdadero debate. Es durante este período cuando la “cosa se pone seria”. Empieza la escolarización obligatoria y, con ella, una serie de aprendizajes que, en principio, necesitan ser reforzados y/o ser constantes/perseverantes. En el campo de la lengua el 1º de ellos es aprender a leer y a escribir y en el de las matemáticas aprender los números y sus diferentes operaciones (suma, resta, multiplicación, división…). De hecho, la mayoría de cuadernos de verano están diseñados para reforzar/repasar estos contenidos, además, de recomendar una serie de lecturas para este período de tiempo con la finalidad de practicarla y fomentarla.

Muchas familias consideran que es de gran importancia realizar este tipo de tareas durante el verano por 2 razones:

1. Repasar (y no olvidar) los contenidos estudiados a lo largo del curso escolar.

2. Mantener el ritmo de trabajo. Es decir, que los/as niños/as no olviden esta rutina porque casi 3 meses de vacaciones son muchos meses.

No obstante, otras familias creen que el verano es época de disfrutar, de dejar los horarios de lado, de pasar tiempo en familia, etc. Prefieren hacer otro tipo de actividades con sus hijos y que las tareas no sean una obligación. Para ello, leen libros juntos, hacen manualidades, van a la playa y/o a la piscina, van a la montaña… y todo aquello que se les ocurra para pasar las vacaciones, descansando y desconectando de la vida escolar:

Como conclusión final, destacar que, quizás, no hay un consenso en cuanto a este tema, no obstante, como normal general, es cierto que la utilización de los cuadernos de repaso en época estival suele ser más frecuente en el alumnado de primaria y secundaria.

A modo personal, comentar que considero que si decidimos hacernos con uno de estos cuadernos es una buena opción (como pronto, a partir de primaria), siempre y cuando no olvidemos que en verano es época para disfrutar junto a la familia y las amistades, para dedicarse tiempo, llevar a cabo planes lúdicos que son complicados realizar durante el resto del año como, por ejemplo: ir a la playa y a la piscina, ir de excursión, viajar, ir al teatro y/o al cine. En definitiva, ¡disfrutar!

Para dar por finalizado este tema os animo a dejar vuestra opinión en comentarios sobre el mismo:

- En caso de considerar que SÍ son necesarios: argumentar por qué y sugerir alguna que sea de vuestro agrado.

- En caso de considerar que NO son necesarios: explicar por qué creéis que su uso no es adecuado.

A lo mejor consideráis que ninguna de las opciones anteriores encaja dentro de vuestro criterio. También nos gustaría que dejarais reflejada vuestra opinión para poder enriquecernos entre todos y todas.

Curso relacionado: Educación Infantil 

Profile picture for user Eva Cebollero Pardina
Eva Cebollero Pardina

Licenciada en Pedagogía por la Universidad de Barcelona. Título de Técnica en Educación Infantil cursado en el IOC. Profesora del curso de Técnico en Educación Infantil de CEAC.