¿Cuándo llevar a los hijos a urgencias?, pregunta que la mayoría de padres nos hemos formulado en más de una ocasión ante una posible enfermedad de alguno de nuestro hijo.

¿Cuándo llevar a los hijos a urgencias?

redaccion

12-11-2019

La primera reacción de unos padres cuando vemos que nuestro hijo está enfermo es llevarlo a urgencias de un hospital para que un pediatra lo valore, diagnostique y le pauta un tratamiento para la dolencia que sufre, pero os pregunto ¿Estamos haciendo lo correcto?, ¿Siempre hay que ir a urgencias de un Hospital?, ¿Hay otras alternativas?

Mi primera respuesta, es que ante cualquier problema de salud de alguno de nuestros hijos debemos de llevarlo a que lo valore un pediatra, pero si es posible, la primera opción no debe ser el servicio de urgencias de un hospital, sino que el Centro de Salud de Atención Primaria que tenga asignado nuestro hijo, es decir, a su pediatra de cabecera, aunque dependerá también de lo que se trate, ya que por ejemplo si precisa de alguna prueba diagnóstica urgente, se la realizarían en urgencias, como puede ser una radiografía, tras una caída en el parque.

Así que también os quiero decir que dependerá de la gravedad, y en la urgencia que necesite ser tratado, es decir si es una Emergencia o bien una Urgencia, son términos diferentes.

 

  • Según la Asociación Médica Americana (A.M.A.) la Emergencia “es aquella situación urgente que pone en peligro inmediato la vida del paciente o la función de un órgano”, o sea que, una Emergencia Médica es una situación crítica de riesgo vital inminente, en la que la vida puede estar en peligro por la importancia o gravedad de la condición si no se toman medidas inmediatas.

 

  • Según la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) la definición de Urgencia es “la aparición fortuita (imprevisto o inesperado) en cualquier lugar o actividad de un problema de causa diversa y gravedad variable que genera la conciencia de una necesidad inminente de atención por parte del sujeto que lo sufre o de su familia”. Una Urgencia es una situación en la cual no existe riesgo inminente de muerte, pero se requiere asistencia médica en un lapso reducido de tiempo según la condición para evitar complicaciones mayores.

Hasta aquí lo tenemos claro, si es una Emergencia, llamaremos al 112, que enviará una ambulancia medicalizada y nos trasladará al niño al servicio de urgencias del hospital, porque su vida corre peligro inminente, y si es una urgencia actuaremos de la misma manera, ya que existe un riesgo que se complique la situación de salud y acabe en Emergencia.

Entonces, si no se trata de una Emergencia, ni una Urgencia, deberíamos de acudir al servicio de Atención Primaria, para que nuestro pediatra de referencia lo valoro, pero todos sabemos que la mayoría de padres, nos ponemos nerviosos y preocupados y para lo que no es una urgencia, nosotros al tener la implicación emocional, lo tratamos como urgente y acabamos colapsando las urgencias de los hospitales.

Dentro del servicio de urgencias, existe un triaje, que viene a ser una clasificación de las urgencias, que permite una gestión del riesgo clínico para poder manejar adecuadamente y con seguridad los flujos de pacientes cuando la demanda y las necesidades clínicas superan a los recursos, es ese despacho que te avisan, nada más llegar a urgencias y piensas que rápido me han avisado, y una enfermera, le toma las constantes al niño y valora su gravedad, y ahí los padres, es cuando exageramos lo que le pasa a nuestro hijo, siendo el primer contacto con urgencias.

La tendencia actual, en la mayoría de los hospitales, es la de establecer 5 niveles de gravedad, según la posible demora en su atención:

 

  • Nivel 1 o rojo: precisa de la atención por el médico de forma inmediata.

 

  • Nivel 2 o naranja: la atención por el médico puede demorarse hasta 10 minutos.

 

  • Nivel 3 o amarillo: Pacientes que presentan una situación de urgencia con riesgo vital; la atención por el médico puede demorarse hasta 60 minutos.

 

  • Nivel 4 o verde: la atención por el médico puede demorarse hasta 2 horas.

 

  • Nivel 5 o azul: la atención por el médico puede demorarse hasta 4 horas.

 

Por mi experiencia en urgencias el 70% de personas atendidas en urgencias, no han acudido con una urgencia propiamente dicha y podían haber sido atendidos en su Centro de Atención Primaria de referencia, pero por ley, deben de ser atendidos, pero cuando hablamos de niños, los padres con el espíritu de protección hacia los hijos, lo primero que hacemos es llevar a nuestros hijos al servicio de Urgencias porque hay un pensamiento general que nos dice, que es donde mejor les van a atender y es donde más tecnología tienen, en caso de necesitar pruebas diagnósticas, cosa que hace que las urgencias se colapsen y podamos estar hasta 8 horas de espera para que nuestro hijo sea atendido.

Así que, como conclusión, os puedo decir que si se trata de una Emergencia o una Urgencia no dudéis en acudir al servicio de Urgencias del hospital más cercano con vuestro hijo, pero que, si no es este caso, utilicéis los servicios de Atención Primaria comunitarios.

Profile picture for user redaccion
redaccion

FP de Grado Medio en Emergencias Sanitarias

Consigue tu título oficial como Técnico en Emergencias Sanitarias presentándote a las pruebas libres con la mejor formación, para que logres tus objetivos profesionales de forma flexible y sin horarios.

1.200 Horas

Prácticas Profesionales

Talleres UVI móvil

Solicitar información

FP de Grado Medio en Auxiliar de Enfermería

Fórmate ahora como Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería para ejercer la profesión que siempre has querido tener y que se te abran las puertas al mercado laboral.

1.300 Horas

App 360 anatomía

Prácticas Profesionales

Solicitar información