Depresión en el lugar de trabajo

CEAC Blog

13-01-2015

La depresión constituye el problema de salud más frecuente en este siglo y, según los expertos, alcanzará niveles mucho mayores en un futuro si no se hace antes algo al respecto.

Cuando hablamos de depresión en el lugar de trabajo, la cosa se complica tanto para el trabajador como para la organización. Recordemos que algunos de los síntomas pueden ser: problemas de falta de atención, pérdida de memoria y dificultad para la planificación y toma de decisiones. No sólo eso,  también puede provocar apatía y aislamiento y, todo esto, repercutir gravemente en el desempeño y la productividad laboral.

Según la Asociación Europea de la Depresión, uno de cada 3 trabajadores presenta problemas de depresión, estrés o el síndrome de estar quemado (burnout). Comentan también que más del 55% de las ausencias en el trabajo se deben a este problema.

estres

Ya hablamos en su día sobre la ansiedad laboral, el mobbing y las posibles acciones que puede hacer una empresa para paliar todo esto.

Los psicólogos afirman que el ausentismo laboral disminuiría y la productividad aumentaría si las empresas se preocuparan de verdad en implementar políticas de promoción de un ambiente saludable y servicios de apoyo a los trabajadores para estos casos.

Recordemos que diversos factores como percibir un bajo salario, soportar cargas de trabajo excesivas, pocas oportunidades de crecimiento dentro de la empresa, trabajo poco estimulante, falta de claridad y demandas contradictorias o sensación de hacer trabajo en vano, entre otros; pueden aumentar el estrés laboral y la posterior depresión, a largo plazo.

¿Qué podemos hacer los empleados si la empresa no cuenta con un Programa de Asistencia al Empleado (PAE) y no nos ofrece ningún apoyo al respecto?

Estres-laboral

Vamos a dar unas pequeñas pautas:

- Identifica aquello que te estresa: durante una semana, haz un registro diario de aquellas situaciones más estresantes que se hayan dado y cómo has respondido a ellas. Tomar consciencia de esto puede ayudarte a saber qué factores desencadenantes son los que más te alteran y buscar posibles alternativas.

- Realiza conductas saludables: el lugar de paliar el estrés con alcohol y mal humor, entre otras conductas poco saludables (como atiborrarse a dulces y comida basura), haz ejercicio y planifica bien tu tiempo libre para que tengas la sensación de que está bien aprovechado.

- Establece límites: hoy en día, con las nuevas tecnologías, parece que podemos estar conectados las 24 horas al lugar de trabajo. Desconecta, 8 horas son suficientes para hacer el trabajo y sino,  es que en tu empresa necesitan personal.

- Tómate tu tiempo para reponer energías: siempre que puedas, date un respiro y desconecta para recargar pilas.

¿Se te ocurre alguna otra manera?
Estaremos encantados de leerla :)

Profile picture for user CEAC Blog
CEAC Blog