Día Internacional contra la Mutilación Genital Femenina

CEAC Blog

06-02-2013

Hoy día 6 de febrero se celebra el Día Internacional contra la Mutilación Genital Femenina (MGF). Aproximadamente 140 millones de mujeres y niñas sufren actualmente las consecuencias de esta brutal práctica.

Esta lista se engrosa con 3 millones de casos nuevos al año, repartidos en 28 países, cifras escandalosas para una tradición que mucha gente desconoce.

¿Qué es exactamente la MGF?

 

Se trata de la ablación o eliminación de tejido de cualquier parte de los genitales femeninos por razones culturales, religiosas o cualquiera otra no médica. Básicamente hay tres tipos de mutilación:

-Clitoridectomía: es la extirpación parcial o total del clítoris (órgano pequeño, sensible y eréctil de los genitales femeninos).

-Escisión: extirpación parcial o total del clítoris, los labios menores y normalmente también de los labios mayores.

-Infibulación: es la más agresiva de todas, consiste en la extirpación del clítoris y labios mayores y menores. Después se realiza un cosido de ambos lados de la vulva hasta que esta queda prácticamente cerrada, dejando únicamente una abertura para la sangre menstrual y la orina.

Estas actuaciones se llevan a cabo habitualmente por motivo cultural o religioso, y casi siempre en África y Oriente medio. En las regiones donde se practica se relaciona con un buen comportamiento sexual, asegurando la virginidad prematrimonial y la fidelidad,  en otros lugares se ve como un acto de purificación y limpieza. En cualquier caso se trata de una técnica brutal que atenta contra la libertad de las personas y contra su salud generando riesgos muy altos y provocando infecciones, desangrados e incluso la muerte en muchos casos.

Pero no solo queda ahí, más allá de las secuelas físicas que quedarán de por vida, las secuelas psicológicas pueden ser peores. Muchas niñas son obligadas a sufrir esta mutilación que las traumatiza de por vida y afecta, por supuesto, a su futura vida sexual.

La OMS y diferentes ONGs llevan muchos años denunciando estas peligrosas y salvajes prácticas, pero todavía hay mucha falta de información y muchas culturas que se resisten al cambio. Por suerte se ha conseguido avanzar un cortísimo paso y ahora una pequeña parte de las ablaciones son realizadas por personal sanitario (dejando menos secuelas y riesgos), pero esto no es suficiente, se tiene que concienciar de este problema y conseguir cambiar esta tradición que afecta a tantos millones de mujeres.

Profile picture for user CEAC Blog
CEAC Blog