Diez consejos para encontrar trabajo a través de las redes sociales

Diez consejos para encontrar trabajo a través de las redes sociales

Carlos Guillén Burguillos

03-12-2015

El mercado laboral de España ha evolucionado mucho en los últimos tiempos. Y no solo me refiero a la tasa de paro o a la composición sectorial de nuestra economía, sino que la forma de buscar trabajo, el tiempo que permanecen los trabajadores en una misma empresa o la relación entre éstos y las compañías ha cambiado como de la noche al día. Además hoy es tendencia encontrar trabajo a través de las redes sociales.

 

Evolución del mercado laboral español

Muchas personas de la generación de mis padres, entre ellas mis progenitores, aún piensan que el trabajo es para toda la vida, que lo mejor es entrar en una empresa y darlo todo por ella hasta que llegue el gran día de la jubilación. Que un buen trabajo es aquel en el que tienes asegurado tu puesto de trabajo para siempre. En cambio, la realidad está mucho más lejos de este idílico paisaje en que los padres descansan cuando sus hijos encuentran trabajo en una buena empresa, se casan y tienen dos hijos. Bien, la sociedad ha evolucionado tanto que la mitad de los matrimonios se acaban separando, el índice de fecundidad está alrededor de 1,3 y los contratos cada día son más temporales.

Una chica que tuve de alumna hace aproximadamente seis años en bachillerato ya finalizó la carrera hace un año y medio. Pronto consiguió un trabajo como responsable de comunicación de una empresa, pero, a pesar de que le encanta y está aprendiendo mucho, sabe que a corto plazo buscará otro puesto de trabajo en otra empresa para seguir aprendiendo, para continuar adquiriendo experiencia, incluso quizá se va al extranjero una temporada… ¿Qué pensarían mis padres si su hijo actuara de esta manera? 

Lo habitual hoy en día es que los jóvenes permanezcan en las empresas, o en el mismo cargo, unos dos o tres años, para luego seguir con su carrera profesional en otro puesto o en otra compañía. Esto es debido a lo rápido que se mueven los mercados, a que las necesidades de las empresas son cambiantes. Hoy se necesita un perfil para un proyecto concreto que la empresa quiere desarrollar, pero dentro de tres años los objetivos son otros y se necesita otro perfil de trabajador. Las empresas cambian a un ritmo que da vértigo. No hay más que ver el escaparate de pequeños comercios de nuestras ciudades, donde en una misma calle van abriendo y cerrando persianas con nuevos letreros en periodos inferiores a un año.

Una de las consecuencias que conlleva este cambio tan rápido del mercado laboral es que los trabajadores tenemos que estar preparados para seguir buscando, para que nos seleccionen para otro empleo. Dicho de otra manera, tenemos que estar más entrenados que nunca ante el reto de conseguir un nuevo puesto. Y para ello aquí tienes diez consejos para encontrar trabajo a través de las redes sociales.

 

Redes sociales para encontrar trabajo

1. LinkedIn. Como no podía ser de otra manera, tiene que ser la primera porque se ha convertido en la principal red social para encontrar nuevas oportunidades. Se recomienda crear un perfil completo, lejos de los tradicionales currículums. Tienes que dar mucha importancia a las aptitudes, a explicar tus inquietudes o los proyectos en los que colaboraste, a conseguir recomendaciones de tus contactos, y, en definitiva, a hacerte visible en la red para que no pases inadvertido ante los reclutadores de personal.

2. Twitter. Quizá es la red social que está más de moda, y muy utilizada para seguir las ofertas de empleo. Algunos perfiles son utilizados para canalizar las ofertas de empleo en un sector determinado. Una buena manera, un tanto creativa, es interactuar con empresas interesantes de nuestro ámbito mediante tweets, retweets o menciones. También se puede utilizar Twibbon para usar un icono que nos diferencie. Podemos publicar nuestro currículum con el hashtag #curriculum o conseguir destacar ante personas de influencia, sin que se nos catalogue como spam. Por supuesto, es obligatorio seguir a las empresas en las que nos gustaría trabajar y los perfiles que publican ofertas de trabajo.

3. Crea una carta de presentación, mediante páginas web como about.me, branded.me o flavors.me. Es esencial que sea profesional y adecuada para el tipo de trabajo al que aspiras. Te facilitará encontrar trabajo a través de las redes sociales.

4. Videocurrículum. Plantéate dejar atrás el currículum tradicional y experimenta con un videocurrículum. Por la red hay muchos ejemplos muy originales, donde en algunos no aparece ni el candidato. Uno que me llamó mucho la atención fue el de Núria Fusté, que utiliza su habilidad en la cocina para buscar trabajo de maestra. No podemos olvidar el creativo Enzo Vizcaíno, que se le ocurrió cantar su currículum vitae en el Metro y posteriormente colgó el vídeo en YouTube, donde pasó del millón de visualizaciones entre los diversos vídeos que editó.

5. Prezi. Este programa está desbancando poco a poco a Power Point en el mercado de presentaciones, por su funcionamiento online. Hoy en día prácticamente todo pasa por el cloud computing, que es básicamente la disponibilidad de todos los archivos en Internet. Mediante Prezi se puede elaborar un currículum muy atractivo. Como alternativas existe Slideshare o Google Drive, donde también se pueden compartir presentaciones.

6. Blog. Es importante escribir y hacerlo bien, y darse a conocer mediante un blog. Uno de los ejemplos que más me han llamado siempre la atención es Leopoldo Abadía, que no necesitaba encontrar trabajo, pero saltó a la fama por así decirlo y empezó su andadura más conocida como escritor gracias a su blog donde explicaba la Crisis Ninja. Los portales más utilizados son Blogger y Wordpress.

7. Infojobs. Cómo olvidar el portal de los portales de empleo. Existen muchos otros, pero éste es el más conocido y el más utilizado por la mayoría de empresas. Te aconsejo que crees un buen perfil. Además, últimamente se están empeñando en crear una especie de red social parecida a LinkedIn, aunque aún está muy lejos de conseguir un atisbo de éxito en este sentido. Otro de los portales de empleo más conocidos es Monster. Indaga por Internet para registrarte en los que más te interese.

8. Redes sociales conocidas para otros ámbitos. También se puede buscar trabajo mediante Facebook, Instagram, Foursquare o Flickr. Dale un sentido más profesional al uso de estos portales para hacerte visible y dale vida a tu actividad publicando artículos, conectando otras redes sociales como LinkedIn o Twitter o comentando noticias interesantes.

9. Existen muchas otras redes sociales más específicas como Womenalia (solo para mujeres), Jobatus (metabuscador de ofertas de trabajo), Universia (para los más jóvenes) o Freelancer (dedicado exclusivamente a los autónomos).

10. Por último, y no menos importante, búscate en Google y encárgate de borrar todo aquello que te pueda perjudicar a la hora de buscar trabajo (fotos comprometedoras, comentarios inadecuados en foros, perfiles en redes sociales olvidadas de nuestra época de adolescente, etc.).

 

Buscar trabajo es un trabajo

Cuando alguien no tiene empleo y lo busca realmente, tiene que dedicar una jornada laboral a esta tarea. Hay que marcarse un horario de lunes a viernes por ejemplo y seguir estos diez consejos y muchas más acciones que se podrían llevar a cabo. Hoy en día no basta con enviar por carta o por email currículums y esperar a que suene el teléfono móvil. Hay que estar activo en las redes sociales, publicar, leer, escribir, darse a conocer, ser creativo…

 

¿A qué esperas para poner en práctica todas estas acciones para encontrar trabajo a través de las redes sociales? ¿Cuáles crees que son las más efectivas para conseguir el puesto que estás buscando?

Profile picture for user Carlos Guillén Burguillos
Carlos Guillén Burguillos

Licenciado en ADE y en Economía. Máster en Educación y TIC. Profesor del área de empresa en varios centros. Impulsor de nuevos negocios. Apasionado del deporte, la música y la lectura.