Dirección estratégica

Mireia Olives

22-01-2015

Como en una mesa, la dirección estratégica está formada por cuatro “patas” que a modo metafórico sostienen la estructura organizativa de la empresa. Éstas son:

-          Estrategia. Camino que escoge la empresa para llegar donde se plantea.

-          Estructura. Organización para lograr los objetivos. Ha de ser coherente con la estrategia y viceversa.

-          Cultura. Maneras correctas de hacer, pensar... de la empresa.

-          Recursos Humanos. Gestión de los Recursos Humanos para alcanzar los objetivos.

untitled

Estas patas independientes deben coexistir, si una es débil, tal y como pasaría en una mesa, podría cojear, y por lo tanto, el funcionamiento de la empresa también.

La dirección estratégica implica dos aspectos:

-          Señala objetivos.

-          Búsqueda de planes.

La estrategia es el motor de la acción. Se aplica sobre todas las partes de la empresa. Se debe formular en base a:

-          Aspiraciones de la dirección. La dirección condicionará la estrategia.

-          Las capacidades de la empresa. Análisis interno.

-          Las oportunidades y amenazas del entorno. Análisis del entorno.

El objetivo genérico de cualquier estrategia de Recursos Humanos es la de movilizar a las personas en torno a los objetivos de la empresa y la estrategia que permitirá lograrlos.

Otros objetivos se basan en establecer una misión que refleja el espíritu de la empresa, una misión es duradera y estable y se cambia si el mercado varía. La misión está determinada por:

-          Filosofía de la empresa. Influida por el estilo de la empresa que a su vez estará afectado por la misión.

-          Sistema de valores. Relación en la experiencia, creencias, caracteres. El fundador pondrá en práctica una ideología que es la propia.

-          Ética de los stakeholders. Aquellos que se verán afectados por las actuaciones de la empresa (accionistas, trabajadores…).

La misión se traduce en los objetivos generales (metas globales a largo plazo) que requieren un análisis estratégico, que tienen en cuenta los efectos internos y el entorno (externo).

La concreción de los objetivos generales son los llamados operacionales (más a corto plazo) que se despliegan hacía objetivos personales (más específicos todavía).

Fuente imágenes: plus.google, ideasparapymes.

 

 

Profile picture for user Mireia Olives
Mireia Olives

Licenciada en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad de Barcelona.
Su ejercicio profesional se basa en el mundo de la Empresa, siendo una apasionada de las Ventas y Marketing Online. Profesora de cursos del Área Empresa Especialidad en Marketing.